domingo, 22 de diciembre de 2013

ministerio del reino diciembre 2013

 Reunión de Servicio

Cántico 124

Anuncios
Publicaciones que se ofrecerán en:
Diciembre: ¿Qué enseña realmente la Biblia? o uno de los siguientes tratados: ¿Le gustaría saber la verdad?¿Podrá sobrevivir este mundo?¿Quién es Jehová? y ¿Quién es Jesucristo?
Enero y febrero: Buenas noticias de parte de Dios yEscuche a Dios o Escuche a Dios y vivirá para siempre.
Marzo: La Atalaya y ¡Despertad! La Conmemoración de 2015 tendrá lugar el viernes 3 de abril.
Rasgos sobresalientes del servicio
Nos alegra informar que en junio de 2013 se alcanzaron nuevos máximos en la cantidad de precursores regulares en la región: 3.285 en El Salvador; 4.510 en Guatemala; 3.300 en Honduras; 122.025 en México, y 2.033 en Panamá. Además, en comparación con el mismo mes del año pasado, hubo un aumento de 10% en la cantidad de publicadores en Belice; 9% en Guatemala; 7% en Nicaragua, y 11% en Panamá. No cabe duda de que el pueblo de Jehová continúa ofreciéndose “de buena gana” (Sal. 110:3)

10 min. ¿Qué ofreceremos en enero y febrero? Análisis con el auditorio. Destaque algunos detalles de las publicaciones e incluya dos demostraciones.


20 min. “¿Qué publicaciones pueden ayudar a quienes no creen en Dios o en la Biblia?” Preguntas y respuestas. Incluya una demostración basada en una de las sugerencias de la página 6. Extras: [Casos realesComo ayudara quienes no creen en DiosComo ayudar a quienes no creen en la BibliaSi alguien dice: “No creo en Dios”Si alguien dice: “No creo en la Biblia”]
¿Qué publicaciones pueden ayudar a quienes no creen en Dios o en la Biblia?
1. ¿Por qué es posible que algunas personas no se sientan inclinadas a estudiar el libro Enseña?
1 Para que alguien llegue a convertirse en un siervo de Dios, tiene que aprender lo que enseña la Biblia. Sin embargo, algunos que no son cristianos rechazan la idea de que la Biblia es la Palabra de Dios. Otros no creen ni en la Biblia ni en Dios. Estas personas tal vez no se sientan inclinadas a estudiar el libro Enseña. Pues bien, ¿qué publicaciones han resultado útiles en tales casos? Las sugerencias que ofrecemos a continuación se basan en lo que han comentado publicadores de 20 países.
2. Si alguien nos dice que no cree en Dios, ¿qué debemos averiguar, y por qué?
2 Quienes no creen en Dios. Si alguien nos dice que no cree en Dios, conviene que averigüemos por qué. ¿Defiende la evolución? ¿Ha perdido la fe debido a las injusticias que ve a su alrededor o a la hipocresía de las iglesias? ¿Viene de un país que promueve el ateísmo? ¿Se trata de alguien que sencillamente nunca ha tenido la necesidad de creer en Dios? Muchos publicadores han observado que al preguntarle a la persona “¿Ha pensado siempre así?”, esta suele ofrecer una explicación. Claro, es importante escuchar sin interrumpir, pues para sabercómo podemos ayudar a la persona, primero tenemos que entender por qué no cree en Dios. Solo así sabremos qué decir y qué publicación ofrecerle (Prov. 18:13).
3. ¿Cómo mostramos respeto por la persona y sus creencias?
3 Cuando hable con la persona, muestre respeto por su punto de vista. De Estados Unidos nos llegó la siguiente idea: “Es importante respetar el derecho que cada uno tiene de elegir sus propias creencias. En vez de tratar de demostrarle a nuestro interlocutor que está equivocado, es mejor hacerle preguntas que lo ayuden a razonar y a llegar a sus propias conclusiones”. Eso es lo que hace cierto superintendente viajante. Después de escuchar la opinión de la persona, le plantea esta pregunta: “¿Ha pensado alguna vez en esta otra posibilidad?”. Y entonces prosigue con su presentación.
4. ¿Qué debemos tomar en cuenta a la hora de predicarle a un budista?
4 La idea de un Dios es un concepto que a muchos budistas les resulta ajeno. Al hablar con este tipo de público, a algunos publicadores de Gran Bretaña les ha dado buenos resultados emplear el folleto Cómo hallar paz y felicidad duraderas. Tras repasar alguna información de las primeras páginas, pasan a la sección titulada “¿Existe un Creador todopoderoso?”. En otro momento, analizan la sección titulada “Una guía para toda la humanidad”. Y entonces, si es oportuno, presentan el libro Enseña diciéndole a la persona: “Aun si usted no cree en Dios, estudiar la Biblia le servirá de mucho, pues contiene muy buenos consejos”. Un precursor que predica en el campo chino en Estados Unidos comentó: “A las personas de nuestro territorio les gusta leer, de modo que cuando volvemos a visitar a quienes se quedaron con alguna publicación, por lo general ya han terminado de leerla. Pero a muchas les cuesta entender cuál es el propósito de un estudio bíblico. Así que en la visita inicial me gusta ofrecerles el folleto Buenas noticias, que está hecho para conversar con la gente”. Un superintendente de circuito del campo chino en Estados Unidos opina que también es posible presentar el libro Enseña en la primera visita. Eso sí, tal vez sea mejor comenzar por el capítulo 2, que explica la clase de libro que es la Biblia, en lugar de comenzar por el 1, que trata sobre Dios.
5. ¿Por qué hay que tener paciencia?
5 La fe en Dios no es algo que se adquiera de la noche a la mañana, así que hay que tener paciencia. Quizá no baste con una sola conversación para que alguien se convenza de que hay un Creador. Pero tras varias visitas, tal vez llegue a aceptar al menos la posibilidad de que Dios exista o logre entender por qué otros creen en él.
6. ¿Por qué razones rechazan algunos el mensaje de la Biblia?
6 Quienes no están interesados en la Biblia o no creen en ella. A menudo encontramos personas que sí creen en Dios pero no creen que la Biblia sea de origen divino, y por eso no les interesa su mensaje. Eso sucede en los países donde la mayoría de la población no es cristiana y asocia la Biblia con las iglesias de la cristiandad. Lo mismo ocurre en países cristianos donde la gente ya no ve el valor práctico de las Escrituras. ¿Qué podemos hacer para despertar el interés de tales personas en la Biblia y lograr que acepten estudiar el libro Enseña?
7. ¿Cuál es una buena manera de estimular el interés de las personas en la Biblia?
7 Una carta de la sucursal de Grecia decía: “La mejor manera de ayudar a los que no les interesa la Biblia es abrirla y mostrarles lo que dice. Muchos publicadores han notado que el mensa je de las Escrituras influye más en el corazón de la gente que cualquier cosa que ellos puedan decir (Heb. 4:12). El mero hecho de ver el nombre de Dios en la Biblia despierta el interés de muchos”. Y la sucursal de la India escribió: “A los hindúes les llama mucho la atención lo que la Biblia dice sobre la vida y la muerte. También les agrada saber que Dios promete acabar con el sistema de castas y la discriminación”. Hablar de los problemas que preocupan a la gente a menudo les brinda a los publicadores la oportunidad de abrir la Biblia y mostrar lo que el Reino de Dios hará para erradicarlos.
8. ¿Qué podríamos decirles a quienes tienen un mal concepto de la Biblia por culpa de la cristiandad?
8 Si alguien tiene un mal concepto de la Biblia por culpa de las iglesias de la cristiandad, hay que aclararle que lo que estas enseñan y practican no está en conformidad con las Escrituras. La sucursal de la India explicó: “A veces necesitamos desligar la Biblia de las iglesias de la cristiandad”. De hecho, informó que a los hindúes les suele impactar la sección 4 del folleto ¿Qué propósito tiene la vida? ¿Cómo descubrirlo?, la cual muestra cómo las iglesias han tratado de adulterar o destruir la Palabra de Dios. Un precursor de Brasil le dice a la gente: “Muchas personas han decidido examinar la Biblia con una mente abierta, sin necesidad de pertenecer a una religión. ¿Por qué no lo intenta? Tal vez se lleve una grata sorpresa”.
9. ¿Por qué no debemos darnos por vencidos si alguien nos dice que no le interesa estudiar la Biblia?
Jehová ve el corazón de las personas (1 Sam. 16:7;Prov. 21:2). Y atrae a las de buen corazón a la religión verdadera (Juan 6:44). Muchas de ellas no habían tenido la oportunidad de conocer a Dios ni de estudiar la Biblia. Nuestro ministerio les ha abierto las puertas para que “se salven” tras adquirir “un conocimiento exacto de la verdad” (1 Tim. 2:4). Por lo tanto, si alguien nos dice que no le interesa estudiar la Biblia, no nos demos por vencidos. Entre todas las publicaciones disponibles, busquemos una que despierte su interés. Con el tiempo, tal vez podamos comenzar a utilizar nuestro principal manual de estudio bíblico: el libro ¿Qué enseña realmente la Biblia?

Cántico 46 y oración

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.