sábado, 7 de diciembre de 2013

quienes hacen la voluntad de jehova cap 17 y 19

Lección 17: ¿Cómo nos ayudan los superintendentes viajantes?

Las Escrituras Griegas Cristianas mencionan frecuentemente a Bernabé y al apóstol Pablo. Estos hombres eran superintendentes viajantes que visitaban a las congregaciones de aquel tiempo. ¿Qué los motivaba? El interés genuino en el bienestar de sus hermanos espirituales. Pablo manifestó su deseo de volver a visitar a los hermanos para ver cómo les iba. No le importaba recorrer cientos de kilómetros con tal de fortalecerlos (Hechos 15:36). El mismo sentimiento impulsa a los superintendentes viajantes del día actual.

Vienen a animarnos. Un superintendente de circuito visita unas veinte congregaciones y pasa una semana con cada una de ellas dos veces al año. Un superintendente de distrito realiza una visita anual a aproximadamente diez circuitos; durante dicha visita pasa tiempo con algunas congregaciones y preside la asamblea de circuito, es decir, es el responsable de la calidad del programa. Podemos sacar mucho provecho de la experiencia de estos hermanos y de sus esposas, si son casados. Ellos procuran conocer a jóvenes y mayores por igual, y están deseosos de ir con nosotros a predicar y a visitar a las personas a las que damos clases bíblicas. Estos superintendentes realizan visitas pastorales con los ancianos; además, pronuncian discursos entusiastas en las reuniones y asambleas con el fin de animarnos (Hechos 15:35).

Se interesan por todos. Los superintendentes viajantes están profundamente interesados en el estado espiritual de las congregaciones. Se reúnen con los ancianos y los siervos ministeriales para analizar los progresos que se han hecho y para darles consejos prácticos sobre el desempeño de sus deberes. Ayudan a los precursores a mejorar su ministerio y acrecentar los resultados, y les da mucho gusto conocer a las personas que están empezando a reunirse con nosotros y saber que están adelantando espiritualmente. Cada uno de estos hermanos se gasta de buen grado y es un "colaborador para [nuestro] bien" (2 Corintios 8:23). Imitemos su fe y su devoción a Dios (Hebreos 13:7).

• ¿Con qué objetivo visitan las congregaciones los superintendentes viajantes?

• ¿Cómo puede usted sacar provecho de sus visitas?

[Ilustración y recuadro de la página 20]

PARA SABER MÁS

Marque en el calendario la fecha de la próxima visita del superintendente de circuito a la congregación para que no se pierda sus discursos en el Salón del Reino. Si quiere que él o su esposa vayan a su casa el día que toma la clase bíblica, comuníqueselo a su maestro.

Lección 18: ¿Cómo ayudamos a nuestros hermanos que sufren?

Cuando ocurre una catástrofe, los testigos de Jehová emprendemos enseguida acciones de socorro en favor de nuestros hermanos necesitados. Tales gestiones demuestran que nos amamos de verdad (Juan 13:34, 35; 1 Juan 3:17, 18). ¿En qué consiste la ayuda?

Prestamos apoyo material. Los cristianos de Antioquía enviaron dinero para ayudar a sus hermanos espirituales de Judea cuando una gran hambre asoló la región (Hechos 11:27-30). De igual manera, cuando nos enteramos de que nuestros hermanos en alguna parte del mundo están pasando graves apuros, enviamos donaciones a través de nuestra congregación para socorrerlos materialmente (2 Corintios 8:13-15).

Ofrecemos asistencia física. Los ancianos que se encuentran en la zona siniestrada buscan a cada miembro de la congregación y se aseguran de que esté a salvo. Quizás un comité de socorro coordine la entrega de alimentos, agua y ropa, la atención médica y el alojamiento. Muchos Testigos diestros se ofrecen a viajar por su cuenta para participar en las labores de socorro o en la reparación de casas o Salones del Reino. Gracias a la unidad que nos distingue y a la experiencia que hemos adquirido al trabajar juntos, podemos movilizarnos con rapidez en tiempos de necesidad. Y si bien les tendemos la mano a "los que están relacionados con nosotros en la fe", también ayudamos a otros cuando nos es posible, sea cual sea su religión (Gálatas 6:10).

Brindamos apoyo espiritual y emocional. Lo que más necesitan las víctimas de una catástrofe es que las conforten. En esos momentos, Jehová, "el Dios de todo consuelo", les da las fuerzas (2 Corintios 1:3, 4). Por eso, a los que están angustiados les mostramos las promesas de la Biblia, las cuales garantizan que pronto el Reino de Dios acabará con todos los sucesos trágicos que causan dolor y sufrimiento (Revelación 21:4).

Lección 19: ¿Quiénes componen el grupo del "esclavo fiel y discreto"?

Poco antes de su muerte, Jesús sostuvo una conversación privada con cuatro de sus apóstoles: Pedro, Santiago, Juan y Andrés. Al anunciar la señal de su presencia en los últimos días, planteó una pregunta de vital interés: "¿Quién es verdaderamente el esclavo fiel y discreto a quien su amo nombró sobre sus domésticos, para darles su alimento al tiempo apropiado?" (Mateo 24:3, 45; Marcos 13:3, 4). Con estas palabras, Jesús, en calidad de amo, aseguró que nombraría a un grupo para que distribuyera continuamente el alimento espiritual a sus seguidores durante el tiempo del fin. ¿Quiénes lo componen?

Son verdaderos seguidores de Jesús ungidos por espíritu santo. El "esclavo" da oportunamente el alimento espiritual a sus compañeros adoradores de Jehová. Dependemos de este grupo fiel para obtener nuestra "medida de víveres a su debido tiempo" (Lucas 12:42).

Administran la casa de Dios (1 Timoteo 3:15). Jesús depositó en dicho grupo la enorme responsabilidad de administrar la parte terrestre de la organización de Jehová, lo que implica cuidar sus bienes materiales, dirigir la predicación y enseñarnos a través de las congregaciones. Por eso, a fin de darnos lo que necesitamos cuando lo necesitamos, "el esclavo fiel y discreto" distribuye el alimento espiritual mediante las publicaciones que utilizamos en el ministerio y los programas que se presentan en nuestras reuniones y asambleas.

El "esclavo" es fiel porque se adhiere a las verdades de la Biblia y cumple su comisión de predicar las buenas nuevas, y es discreto porque administra con prudencia los intereses de Cristo en la Tierra (Hechos 10:42). Jehová está bendiciendo su labor con aumentos en el número de Testigos y una abundancia de provisiones espirituales (Isaías 60:22; 65:13).

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.