sábado, 14 de diciembre de 2013

texto diario Sábado 14 de diciembre Tengo que declarar las buenas nuevas del reino (Luc. 4:43

Sábado 14 de diciembre

Tengo que declarar las buenas nuevas del reino (Luc. 4:43).

¿Se enfrascó Jesús tanto en su labor que se volvió un fanático o un asceta que rehuía toda comodidad y placer? ¿Se absorbió tanto en su ministerio que estaba ajeno a las necesidades prácticas de las familias? No. Jesús fue un ejemplo perfecto de equilibrio. Disfrutó de la vida y compartió momentos felices con los amigos. Les otorgó gran valor a las familias y mostró que comprendía perfectamente sus necesidades y problemas; además, expresó abiertamente su cariño por los niños (Mar. 10:13-16). ¿Cómo podemos imitar la actitud vigilante de Jesús? No dejando que este mundo nos distraiga de nuestra labor, ni siquiera cuando amigos y familiares bienintencionados nos aconsejen tomarnos con más calma el ministerio o llevar una vida "normal". Al igual que Jesús, vemos nuestro ministerio como un alimento que nos nutre espiritualmente y nos llena de felicidad (Juan 4:34). Tampoco vamos al extremo de volvernos ascetas ni de creernos superiores a los demás. Queremos servir al "Dios feliz" con alegría y equilibrio (1 Tim. 1:11). w12 15/2 1:11-13

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.