domingo, 26 de enero de 2014

Secretos de la Montaña del Templo.

Secretos de la Montaña del Templo
En los últimos años, no sólo tienen los organismos gubernamentales pertinentes fallado en prevenir actos de vandalismo y destrucción por el waqf en el Monte del Templo, sino que también han impedido que el público sea informado de los nuevos descubrimientos arqueológicos allí.

Nadav Shragai

El Monte del Templo en Jerusalén | Crédito de la foto: Reuters

El verano de 2007 fue un año tumultuoso en el Monte del Templo. Una y otra vez, se hizo evidente que el fiscal general y el escalón político estaban atando las manos de la Autoridad de Antigüedades de Israel, negando sus expertos la oportunidad de supervisar las actividades del waqf debido a la sensibilidad política del tema. Muchos artefactos y tesoros antiguos fueron perjudicados, actos de vandalismo, destruyeron y robaron.

La mayoría de los medios de comunicación y la atención del público se dedicó a las fallas en la supervisión de las autoridades del Monte del Templo. Eso incluye a la policía, la municipalidad de Jerusalén, el IAA, el fiscal general, y de la jerarquía política. En 2008, el Contralor del Estado escribió informes mordaces sobre esta serie de contratiempos y el tremendo daño causado a las antigüedades en el monte. Estos informes todavía se clasifican a pesar de que sus contenidos fueron puestos en libertad en el extranjero.

Para aquellas personas que están bien versados ​​en los detalles, es difícil librarse de la impresión de que el velo de secreto tiene menos que ver con el mantenimiento de la seguridad del Estado, el orden público y las relaciones exteriores de Israel, y más que ver con la que cubre las pistas de las autoridades.

No sólo los organismos gubernamentales pertinentes fallado en prevenir actos de vandalismo y destrucción en el Monte del Templo - Los actos que se han escrito en la prensa desde hace años - pero también han impedido que el público sea informado de los nuevos descubrimientos arqueológicos que vino a la luz como resultado de las excavaciones no autorizadas, sin restricciones y sin control por parte del waqf y musulmanes en el Monte del Templo.

Este no es el tipo de publicidad que la Autoridad de Antigüedades esperaba. Por lo general, quiere atención de la prensa cada vez que descubre un elemento de valor histórico. Ahora, sin embargo, se trata de caminar alrededor del Monte del Templo en sus puntas de los pies con las manos atadas. Todas las autoridades pertinentes encargadas - si ha sido los israelíes desde 1967, a los jordanos a partir de 1948 hasta 1967, y aun los británicos desde 1917 - se han abstenido de llevar a cabo excavaciones en el Monte del Templo.

Los musulmanes han anulado sistemáticamente cualquier intento de excavar allí. No obstante, gracias a la construcción y mantenimiento de las estructuras que se llevó a cabo en el lugar por los musulmanes de rutina, cientos de artefactos y tesoros fueron descubiertos por accidente, algunas de ellas verdaderamente histórico que eran documentos por las autoridades, así como investigadores y científicos.

La mayor parte de este material está enterrado en los archivos de la IAA, así como los archivos de la época del Mandato. No ha sido puesto en libertad el día de hoy sobre todo a fin de no avergonzar a los musulmanes en la confirmación de una presencia histórica judía y cristiana en el Monte del Templo, que las conclusiones de hecho lo hacen. A día de hoy, los musulmanes niegan que alguna vez hubo un vínculo judío con el sitio, tanto es así que el templo judío se denomina al-Maz'um ("la entidad imaginada" o "la entidad falsa").

Hace años, destacado arqueólogo Tzachi Dvira publicó un ensayo impresionante que incluía nueva información de diversas excavaciones en el Monte del Templo en el siglo anterior. El ensayo corrió en la revista científica de la Universidad de Bar-Ilan titulado Hidushim B'Heker Yerushalayim ("Nuevas revelaciones en el Estudio de Jerusalén"), pero los medios de comunicación lo ignoró.

Dvira vierte a través de los archivos del Mandato Británico y encontró un tesoro de material. Él descubrió montones de fotografías y documentos que se acumularon por Robert Hamilton, el director de la Autoridad de Antigüedades de mandatos, durante el período en el que el waqf cabo una amplia renovación en la mezquita Al-Aqsa. La mezquita había sufrido daños debido a los terremotos que azotaron la zona en 1927 y 1937.

En el libro integral de Hamilton sobre la mezquita Al-Aqsa, que se publicó en el siglo de mid-20th, no hay mención de estos artículos. Hamilton simplemente "pasa por alto" de ellos. Dvira señala que todas estas revelaciones son similares en cuanto a que "preceden al período árabe." Entonces, como ahora, la documentación y los estudios dependían de la buena voluntad del waqf. Por eso, el científico británico se negó a dar los resultados que demostraron la existencia de edificios históricos en el lugar antes de que alguna vez hubo una mezquita.

Un descubrimiento realizado por Hamilton era un antiguo pozo de agua con una pequeña escalera que conduce a ella debajo entrada oriental de la mezquita. Este pozo de agua fue muy probablemente utilizado como un baño ritual judío (mikve). Hamilton también descubrió un mosaico bizantino de la era por debajo de la mezquita. Esto era más probable un remanente de una iglesia que existía antes de la construcción de la mezquita.

Este hallazgo aparentemente socava los científicos modernos que tienen una tendencia a asumir que el Monte del Templo fue abandonado territorio durante el período bizantino. Hamilton también trazó los pozos de agua y el espacio no identificado, particularmente en la región de "doble puerta", los pasajes subterráneos que se construyeron durante la época del Segundo Templo, y que proporcionan una ruta directa a la entrada de la plaza Monte del Templo hacia el sur.

En las fotografías de Hamilton, uno puede notar un túnel que fue excavado en la roca. Parte del túnel está cubierto con placas de piedra de 15 metros de largo y 1,2 metros de ancho a una altura de 2 metros. También hay una escalera que conduce hacia el este. Una posibilidad es que el túnel fue utilizado como un pasadizo que conecta el vestíbulo de la región de doble puerta con otro pasaje subterráneo.

Sin embargo, Hamilton no fue el único que se abstuvo de formular sus conclusiones a disposición para el consumo público. La Autoridad de Antigüedades de Israel es muy cuidadoso en la liberación de los resultados "aleatorios" que fueron excavados como resultado del trabajo de los musulmanes. No sólo es reacio a avergonzar al waqf, pero también está ansioso por evitar hacer cualquier cosa que pueda causar funcionarios waqf no liberan hallazgos similares. Hay muchos ejemplos de esto. Los casos se extienden tan lejos como los primeros años después de la Guerra de los Seis Días, y que continúan hasta nuestros días.

En 1970, cuando el waqf cavó una piscina de emergencia utilizado para extinguir incendios en la estela del intento de incendio de la mezquita Al-Aqsa por Michael Rohan, un hombre cristiano de Australia, se descubrió un gran hoyo. Junto a ella estaba un canal, así como una antigua muralla cuyas piedras eran una reminiscencia de la época de Herodes. Estos hallazgos fueron documentados por el IAA, pero ellos se dieron a conocer al público tan sólo ocho años más tarde por el Monte del Templo investigador Asher Kaufman.

Uno de los misterios más perdurables que rodean el Monte del Templo es el llamado "cuarto de Eliyahu" que se encuentra al este de la puerta doble. En primer lugar, fue documentado por Meir Ben Dov, y luego por Dan Bahat. La documentación y las fotos que fueron tomadas más tarde revelaron un espacio enorme que se escondió detrás de la pared norte de la habitación de Eliyahu, un área que nunca fue excavado.

En agosto de 1989, el comandante de la policía a cargo del Monte del Templo en el momento, Superintendente Tziyon Esdras, advirtió de los trabajos de construcción hecho en el área de doble puerta que se está ampliando con el fin de conectar a los Establos de Salomón. En enero de 2001, el comité encargado de la prevención de la mutilación y destrucción de artefactos en el Monte del Templo fue notificada de la existencia de este vasto espacio por un residente de Jerusalén Este.

Los artículos de prensa que se basaban en testimonios e información que indica que el waqf estaba planeando para conectar las dos mezquitas subterráneas que fueron excavados por debajo de Al-Aqsa y los Establos de Salomón fueron negadas rotundamente por la policía.

El verano de 2007 también proporcionó una serie de revelaciones. Durante ese período, el waqf cavó dos canales que se extienden cientos de metros de longitud en la zona más sensible del Monte del Templo - la región elevada sobre la que la Cúpula de la Roca se encuentra y donde muchos investigadores creen que una vez estuvo el templo judío.

El hallazgo más explosivo, que fue sólo parcialmente revelada por las IAA gracias a una aprobación especial dado por el entonces primer ministro Ehud Olmert, fue una serie de artefactos de la época del Primer Templo, entre ellos China, utensilios y huesos de animales. El anuncio no incluyó un gran número de detalles acerca de la esencia del descubrimiento. Sólo dijo que los artefactos estaban siendo examinados por un equipo dirigido por el profesor Ronen Reich de la Universidad de Haifa, el profesor Israel Finkelstein, de la Universidad de Tel Aviv, y el profesor Sy Gitin del Instituto Albright.

La principal importancia de este hallazgo fue el hecho de que se sentó un precedente. Esta fue la primera vez en que un signo de la vida desde la época del Primer Templo había sido descubierto en el Monte del Templo. También proporcionó una visión arqueológica en cuanto a los posibles contornos del complejo del Monte del Templo durante el período del Primer Templo.

Estos resultados plantean más preguntas con respecto a la inspección y control de las excavaciones realizadas por el waqf laxa. ¿Quién sabe qué otras conclusiones del pueblo judío y la cultura mundial perdió en como resultado de las excavaciones desorganizados por el waqf, la supervisión inadecuada por parte de las autoridades israelíes, y por el vandalismo y los daños causados ​​a los muchos artefactos que estaban instalados en la zona del Monte del Templo ?

Sin embargo, hay algunos aspectos positivos que resistieron los percances de supervisión y las actividades waqf. Estos aspectos positivos fueron examinados por dos investigadores, un israelí y un húngaro. El científico israelí es la Dra. Orit Peleg-Barkat, de la Universidad Hebrea. Su tesis doctoral trató cúpulas y la Puerta de Hulda. Durante el período del Segundo Templo, en particular durante la época de las tres fiestas de peregrinación, decenas de miles de visitantes podría entrar en el templo a través de esta área.

Los grabados en las cúpulas se podían encontrar en la zona del Monte del Templo justo después de su pared sur, en una sección conocida como "Al-Aqsa al-Kadima" (la antigua Al-Aqsa). La delegación arqueológica dirigida por Benjamin Mazar documentado estas áreas en la década de 1970, y Peleg-Barkat visitó allí de nuevo en 2004 y tomó fotos.

En su trabajo, aborda la cuestión de si este pasaje es un remanente de la época del califato omeya. Los diseños de los grabados sobre las cúpulas y sus ofertas de estilo insinúa que las obras similares de fecha arte remonta a la época del Segundo Templo.

Este estudio "con decisión demuestra que esta estructura fue construida durante la época de Herodes."

"El crédito para la planificación y diseño de la entrada de la puerta es de los artistas y arquitectos que trabajaban para el rey Herodes", dijo Peleg-Barkat. "El vestíbulo decorado de la puerta doble y sus cuatro cúpulas, por tanto, es el remanente más intacta que se ha conservado de la época de Herodes en el Monte del Templo."

Peleg-Barkat fotografió y estudió otro raro, el tema arquitectónico que de alguna manera encontró su camino hacia el lado norte de la orilla sur del Muro Occidental dentro de los Establos de Salomón. Hoy en día, es una mezquita. Es una pieza del borde exterior de una estructura que está decorado con motivos geométricos y diseños que se utilizaron en la construcción de los establos.

Basándose en las observaciones de Josefo, Peleg-Barkat cree que es parte de un pórtico real construida por Herodes lo largo del borde sur de la plaza del Monte del Templo. La parte que es visible al ojo humano y que hoy es una mezquita pertenecía a la parte superior de la llanta que está adornado con dos rayas.

Otro descubrimiento se conserva en el Museo del Islam, que es administrado por el waqf alto del Monte del Templo. El acceso al museo es muy limitado a los investigadores israelíes. El museo está llevando a cabo en una placa de piedra que es un remanente de una plaga con América escribiendo en él. La plaga lleva el nombre del hombre que destruyó Masada, Lucio Flavio Silva, el general romano y gobernador de Judea.

Este descubrimiento fue revelado por primera vez por el científico húngaro Tibor Grull en la publicación oficial del Instituto Albright de Investigación Arqueológica. Grull primero vio los años de la plaga antes de que, durante su visita al Monte del Templo. Cuando él tomó un interés en el artefacto y expresó su interés por el waqf, los funcionarios le dijeron que se encontró en una gran excavación llevada a cabo por los musulmanes en el Monte del Templo en el año 1999. Fue entonces cuando un nuevo punto de acceso que conduce a los Establos de Salomón fue desenterrado.

Gabi Barkai, el arqueólogo que ha estudiado el Monte del Templo extensamente y que gestiona conjuntamente el proyecto de filtración de polvo en la cima del Monte del Templo, junto con Dvira, teje el descubrimiento de Grull en un artículo que escribió en un diario sobre la Tierra de Israel, titulado "Ariel".

"Este es el único testimonio que tenemos sobre el arco iris arco iris de la victoria o la memoria que los romanos construyeron en el Monte del Templo después de la destrucción de la ciudad y el templo", dijo Barkai. "Esta es una prueba única para la rehabilitación de la ciudad, que se inició con el ejército romano inmediatamente después de su destrucción, y 50 años antes de su establecimiento como Aelia Capitolina".

¿Qué pasa con los restos del pasado?

Lo que es más molesto para Barkai y el Dr. Eilat Mazar, dos expertos que también son miembros de la comisión para evitar la destrucción de artefactos antiguos en el Monte del Templo, son los descubrimientos que no han sido reveladas y que fueron destrozados o robados del sitio. También hay descubrimientos que se hicieron en el sitio que se mantienen intactos.

Ambos expertos señalan que todavía hay antiguos techos de madera que fueron desmanteladas desde el techo de la mezquita de Al-Aqsa. Ellos permanecen expuestos a los elementos y las condiciones meteorológicas. Algunos de los techos de madera y los techos que encontraron su camino fuera de los terrenos del Monte del Templo se remontan a la época del Primer Templo. También hay extensos descubrimientos de fragmentos de mármol que parecen haber sido parte de una iglesia, china destruida que todavía tiene que ser rastreado a una fuente, fragmentos de columnas que nadie sabe dónde fueron tomadas desde, y otras piezas destrozadas.

Barkai lamenta el hecho de que gran parte del trabajo que se realiza en el Monte del Templo no se está documentada o supervisados ​​de manera ordenada. "Por otra parte, las manos del IAA están atadas", dijo.

"Nosotros, como miembros de la comisión, están tratando con la poca influencia que tenemos que documentar lo que está sucediendo allí", dijo. "Tenemos gente que nos representan que están trabajando allí. También están monitoreando las fotografías aéreas del Monte del Templo y la recolección de testimonios de diversos visitantes que nos están informando de cualquier cambio."

"El hecho de que después de todo lo que conocemos hoy en día todavía tenemos tractores y equipos en el Monte del Templo y que sólo podemos hacer el trabajo de vez en cuando es escandalosa y su insondable", dijo. "No hay un lugar más importante desde el punto de vista arqueológico que el Monte del Templo, sino por lo que creo que son motivos ulteriores, las autoridades están tratando a estos artefactos y los restos del pasado de una manera desconcertante que plantea preguntas difíciles."

--
Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó:-.Josue 1:7

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.