sábado, 11 de enero de 2014

texto diario Domingo 12 de enero Escribe para ti en un libro todas las palabras que yo ciertamente te hablaré (Jer. 30:2).

Domingo 12 de enero
Escribe para ti en un libro todas las palabras que yo ciertamente te hablaré (Jer. 30:2).

Aunque Jehová recurrió al dictado cuando era esencial usar las palabras precisas, en la mayoría de los casos fueron las ideas, no las palabras específicas, lo que milagrosamente se transmitió a la mente y el corazón de los escritores bíblicos. Entonces se les permitió comunicarlas en sus propias palabras. Así, Eclesiastés 12:10 dice: "El congregador procuró hallar las palabras deleitables y la escritura de palabras correctas de verdad". De manera similar, Lucas explicó el método que siguió para escribir su Evangelio: después de haber "investigado todas las cosas desde el comienzo con exactitud", las expuso "en orden lógico" (Luc. 1:3). Claro, el espíritu de Dios impidió que la imperfección humana corrompiera el mensaje divino. El hecho de que Dios se valiera de seres humanos para producir la Biblia demuestra su gran sabiduría. Las palabras no solo transmiten información, sino también emociones y sentimientos. Al permitir que hombres imperfectos eligieran la forma de redactar las ideas que recibieron a través del espíritu santo, Dios comunicó su mensaje con cariño y variedad, con todo el atractivo de las emociones y los sentimientos propios del ser humano. w12 15/6 4:5-7

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.