viernes, 3 de enero de 2014

TEXTO DIARIO Sábado 4 de enero Hombres hablaron de parte de Dios al ser llevados por espíritu santo (2 Ped. 1:21).

Sábado 4 de enero

Hombres hablaron de parte de Dios al ser llevados por espíritu santo (2 Ped. 1:21).

Unos 40 hombres escribieron la Biblia a lo largo de mil seiscientos diez años, desde el 1513 antes de nuestra era hasta el 98 de nuestra era. El verbo griego que aquí se vierte "llevados" tiene el sentido de "llevar de un lado a otro" y puede traducirse "movidos, impulsados". Hechos 27:15 lo emplea para describir un barco al que el viento arrastró, o condujo, en cierta dirección. Los profetas y los escritores bíblicos fueron "llevados por espíritu santo" en el sentido de que, mediante su fuerza activa, Dios se comunicó con ellos, los impulsó y los guió. Por eso, no transmitieron sus propias ideas, sino los pensamientos divinos. A veces ni siquiera sabían el significado de lo que estaban prediciendo o escribiendo (Dan. 12:8, 9). No hay duda de que "toda Escritura es inspirada de Dios" y está libre de opiniones humanas (2 Tim. 3:16). w12 15/6 4:3

(2 Pedro 1:21) Porque la profecía no fue traída en ningún tiempo por la voluntad del hombre, sino que hombres hablaron de parte de Dios al ser llevados por espíritu santo.
(Hechos 27:15) Puesto que el barco fue prendido por la violencia y no pudo mantenerse proa al viento, cedimos y nos dejamos llevar.
(Daniel 12:8, 9) Ahora bien, en cuanto a mí, oí, pero no pude entender, así que dije: "Oh mi señor, ¿qué será la parte final de estas cosas?". 9 Y él pasó a decir: "Anda, Daniel, porque las palabras quedan secretas y selladas hasta el tiempo de[l] fin.
(2 Timoteo 3:16) Toda Escritura es inspirada de Dios y provechosa para enseñar, para censurar, para rectificar las cosas, para disciplinar en justicia,
w12 15/6 4:3 Fueron "llevados por espíritu santo"
3 Unos cuarenta hombres escribieron la Biblia a lo largo de mil seiscientos diez años, desde el 1513 antes de nuestra era hasta el 98 de nuestra era. Algunos de ellos fueron profetas "llevados por espíritu santo" (léase 2 Pedro 1:20, 21). El verbo griego que aquí se vierte "llevados" tiene el sentido de "llevar de un lado a otro" y puede traducirse "movidos, impulsados". Hechos 27:15 lo emplea para describir un barco al que el viento arrastró, o condujo, en cierta dirección. Los profetas y los escritores bíblicos fueron "llevados por espíritu santo" en el sentido de que, mediante su fuerza activa, Dios se comunicó con ellos, los impulsó y los guió. Por eso, no transmitieron sus propias ideas, sino los pensamientos divinos. A veces ni siquiera sabían el significado de lo que estaban prediciendo o escribiendo (Dan. 12:8, 9). No hay duda de que "toda Escritura es inspirada de Dios" y está libre de opiniones humanas (2 Tim. 3:16).

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.