martes, 4 de febrero de 2014

texto diario Miércoles 5 de febrero Ya no son dos, sino una sola carne (Mat. 19:6).

Miércoles 5 de febrero

Ya no son dos, sino una sola carne (Mat. 19:6).

Una cristiana se alegró de haber confiado en Dios y haberse esforzado al máximo por salvar su matrimonio. Ella comenta: "Sentí la tentación de separarme de mi esposo porque no mantenía a la familia y ponía en peligro mi espiritualidad. Entonces comprendí que yo tenía parte de la culpa de mis problemas matrimoniales. Volvimos a comunicarnos, reanudamos nuestro estudio de familia y empezamos a asistir regularmente a las reuniones. Como resultado, nuestro matrimonio volvió a florecer y, con el tiempo, mi esposo recuperó sus responsabilidades en la congregación. Fue una dura lección, pero con un final feliz". Estemos solteros o casados, demostremos en todo momento valor y confianza en Jehová. Si atravesamos dificultades conyugales, procuremos sinceramente resolverlas, recordando que quienes están unidos en matrimonio "ya no son dos, sino una sola carne". Y tengamos presente que si nos mantenemos fieles a Jehová en un hogar dividido, tal vez veamos con alegría cómo nuestro cónyuge abraza la adoración verdadera. w12 15/5 2:19, 20
--
Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó:-.Josue 1:7

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.