sábado, 5 de abril de 2014

puntos sobresalientes exodo cap 7 a 10

Para el repaso oral: de la Escuela del Ministerio Teocrático de Marzo y Abril de 2014
7ª Pregunta.-
¿Cómo se convirtió Moisés en “Dios para faraón”, tal como indica Éxodo 7: 1. ? [7 de Abril., w04 15/3
pág. 25 párr. 7.]
w04 15/3 pág. 25 Puntos sobresalientes del libro de Éxodo - Respuestas a preguntas bíblicas:
Éxodo 7:1. ¿Cómo se convirtió Moisés en “Dios para Faraón”? Moisés recibió poder divino y autoridad sobre
Faraón. De modo que no había razón para temer a aquel rey.
Capítulo 7:
w04 15/3 págs. 25-26 Puntos sobresalientes del libro de Éxodo
Respuestas a preguntas bíblicas:
Éxodo 7:1. ¿Cómo se convirtió Moisés en “Dios para Faraón”? Moisés recibió poder divino y autoridad
sobre Faraón. De modo que no había razón para temer a aquel rey.
w94 15/9 pág. 17 párrs. 8-9 Tomen por modelo a los profetas de Dios
8, 9. ¿En qué aspectos fue un excelente ejemplo Moisés, el profeta de Jehová?
8 El profeta Moisés fue un ejemplo de paciencia y obediencia. Eligió ponerse de parte de los israelitas
esclavizados, pero tuvo que esperar con paciencia hasta el tiempo de la liberación. Vivió en Madián durante
cuarenta años, hasta que Dios lo utilizó para liberar de la esclavitud al pueblo de Israel. Cuando Moisés y su
hermano, Aarón, comparecieron ante el gobernante de Egipto, dijeron e hicieron obedientemente lo que mandó
Dios. Lo “hicieron precisamente así”. (Éxodo 7:1-6; Hebreos 11:24-29.)
9 Moisés aguantó con paciencia los cuarenta rigurosos años que Israel pasó en el desierto. También obedeció
la dirección divina con respecto a la construcción del tabernáculo de Israel y la fabricación de otros artículos para
la adoración de Jehová. El profeta siguió las instrucciones de Dios con tanto cuidado, que leemos: “Moisés
procedió a hacer conforme a todo lo que le había mandado Jehová. Hizo precisamente así”. (Éxodo 40:16.) Al
efectuar nuestro ministerio con la organización de Jehová, recordemos la obediencia de Moisés y apliquemos el
consejo del apóstol Pablo de ‘ser obedientes a los que llevan la delantera entre nosotros’. (Hebreos 13:17.)
w95 15/12 pág. 12 párrs. 6-7 Hicieron “precisamente así”
6, 7. a) ¿Qué galardonadora decisión tomó Moisés? b) ¿Qué ejemplo de valor nos dio Moisés?
6 Hablemos de otro hombre de fe: Moisés. Pudo haber disfrutado de una vida de autocomplacencia, rodeado
de lujos en Egipto. Sin embargo, optó por “ser maltratado con el pueblo de Dios más bien que disfrutar
temporalmente del pecado”. Como siervo comisionado por Jehová, “miraba atentamente hacia el pago del
galardón [y] continuó constante como si viera a Aquel que es invisible”. (Hebreos 11:23-28.)
7 En Números 12:3 leemos: “El hombre Moisés era con mucho el más manso de todos los hombres que había
sobre la superficie del suelo”. El Faraón de Egipto, en cambio, actuó como el hombre más orgulloso del mundo.
¿Cómo respondieron Moisés y Aarón cuando Jehová les mandó que declararan su sentencia contra Faraón? El
relato dice: “Moisés y Aarón se pusieron a hacer como Jehová les había mandado. Hicieron precisamente así”.
(Éxodo 7:4-7.) ¡Qué ejemplo de valor para nosotros, quienes declaramos los juicios divinos en la actualidad!
w07 1/6 pág. 22 párr. 7 Prosperidad espiritual durante la vejez
7. ¿Cómo expresó Moisés en su vejez el deseo de estrechar su relación con Dios?
7 La experiencia en la vida se adquiere con el tiempo (Job 12:12). En cambio, el progreso espiritual no viene
automáticamente con la edad. Por tanto, en vez de depender tan solo de los conocimientos adquiridos en el
pasado, los siervos leales de Dios procuran ‘aumentar en saber’ con el paso de los años (Proverbios 9:9). Moisés
tenía 80 años cuando Jehová le encomendó la misión de liberar a su pueblo (Éxodo 7:7). En su época, llegar a
esa edad no era muy común, pues él escribió: “En sí mismos los días de nuestros años son setenta años; y [...]
debido a poderío especial son ochenta años” (Salmo 90:10). Sin embargo, Moisés nunca pensó que era
demasiado viejo para aprender. Después de pasar décadas sirviendo a Dios, disfrutando de múltiples privilegios
y encargándose de pesadas responsabilidades, le rogó a Jehová: “Sírvete hacerme conocer, por favor, tus
caminos, para que te conozca” (Éxodo 33:13). Moisés siempre mantuvo el deseo de estrechar su relación con
Jehová.
w92 1/4 pág. 9 párr. 3 Aclamemos el nuevo mundo de libertad de Dios
3. En Egipto, ¿cómo mostró Jehová que puede liberar a su pueblo?
3 Un ejemplo de que Dios puede ejecutar juicio contra la adoración falsa y liberar a los que hacen Su voluntad
tuvo lugar cuando su pueblo de la antigüedad estuvo esclavizado en Egipto. Éxodo 2:23-25 dice: “Su clamor por
ayuda siguió subiendo al Dios verdadero a causa de la esclavitud. Con el tiempo Dios oyó su gemido”. En una
impresionante demostración de su superioridad sobre los dioses falsos de Egipto, el Dios Todopoderoso azotó
con 10 plagas a aquella nación. Cada plaga tenía el propósito de humillar a un dios de Egipto, para mostrar que
esos dioses eran falsos y no podían ayudar a los egipcios que los adoraban. Así liberó Dios a su pueblo y
aniquiló a Faraón y sus ejércitos en el mar Rojo. (Éxodo, capítulos 7 a 14.)
w92 15/6 pág. 12 párrs. 1-2 Ocupémonos en la pesca de hombres
1, 2. a) ¿Qué papel ha desempeñado la pesca en la historia de la humanidad? b) ¿Qué nueva clase de
pesca se dio a conocer casi 2.000 años atrás?
POR miles de años la humanidad se ha alimentado de la pesca hecha en los mares, lagos y ríos de la Tierra.
Los peces del Nilo eran parte importante de la alimentación en el antiguo Egipto. Cuando las aguas del Nilo
fueron convertidas en sangre en los días de Moisés, los egipcios no solo sufrieron por la escasez de agua que
hubo, sino también porque los peces murieron, lo cual afectó el alimento que tenían disponible. Después, en
Sinaí, cuando Jehová dio a Israel la Ley, les dijo que podían comer ciertos peces, pero que otros eran inmundos
y no habrían de consumirse. Esto indicaba que los israelitas comerían pescado cuando llegaran a la Tierra
Prometida, así que algunos de ellos serían pescadores. (Éxodo 7:20, 21; Levítico 11:9-12.)
2 No obstante, casi 2.000 años atrás se dio a conocer otra clase de pesca a la humanidad. Era una pesca de
índole espiritual que no solo beneficiaría a los pescadores, ¡sino también a los peces! Esta clase de pesca
todavía se efectúa hoy, con muchísimo beneficio para millones de personas por todo el mundo.
w83 15/10 pág. 24 Éxodo... de la tiranía al orden teocrático
(Éxodo 7:22—¿De dónde consiguieron los sacerdotes egipcios agua que aún no se había convertido en sangre?
Puede que hayan usado algo del agua que se había sacado del río Nilo antes de este golpe, o plaga. Sin
embargo, parece que se podía colectar agua que no había sido afectada por esta plaga por medio de cavar
pozos en el terreno húmedo en los alrededores del Nilo (Éxodo 7:24). Quizás los sacerdotes usaron dicha agua
para efectuar su truco.
w04 15/3 págs. 25-26 Puntos sobresalientes del libro de Éxodo
Respuestas a preguntas bíblicas:
Éxodo 7:22. ¿De dónde consiguieron los sacerdotes egipcios agua que no se había convertido en
sangre? Puede que hayan usado agua que se había sacado del río Nilo antes de esta plaga. Parece que
también se podía conseguir agua potable al cavar pozos en el terreno húmedo cerca del río Nilo (Éxodo 7:24).
Capítulo 8:
w10 15/7 pág. 11 párr. 18 “¡Qué clase de personas deben ser ustedes[!]”
18. ¿Cómo contribuirá la predicación del Reino a que en el futuro se engrandezca el nombre de Dios?
18 También nosotros tenemos el privilegio de anunciar el nombre y el propósito de Jehová. Gracias a nuestra
labor, cuando él ajuste cuentas con sus enemigos, no podrán decir que ignoraban lo que iba a pasar. Tal como el
faraón de Egipto, sabrán que es Jehová quien está actuando (Éxo. 8:1, 20; 14:25). Al mismo tiempo, Dios
honrará a sus siervos fieles dejando claro frente a todo el mundo que ellos son sus representantes (léanse
Ezequiel 2:5 y 33:33).
w92 1/2 pág. 9 párr. 6 El espíritu santo, dádiva de Jehová
6. ¿Cómo apoyó el espíritu santo a Moisés y a los hijos de Israel en sus tratos con Egipto?
6 Por ejemplo, alrededor de 1513 a.E.C. Jehová envió a Moisés para que se presentara ante Faraón de Egipto
y exigiera libertad para los hijos de Israel. Durante los 40 años anteriores Moisés había sido pastor en Madián,
así que ¿por qué debería Faraón escuchar a un pastor? Porque Moisés venía en el nombre del único Dios
verdadero, Jehová. Para probarlo, Jehová lo facultó para efectuar milagros. Estos fueron tan impresionantes que
hasta los sacerdotes egipcios se vieron obligados a admitir: “¡Es el dedo de Dios!”. (Éxodo 8:19.) Jehová trajo
10 plagas sobre Egipto, y la última obligó a Faraón a dejar salir de Egipto al pueblo de Dios. Cuando Faraón
tercamente los persiguió con su ejército, los israelitas escaparon al abrirse milagrosamente un camino a través
del mar Rojo. El ejército egipcio los siguió y se ahogó en el mar. (Isaías 63:11-14; Ageo 2:4, 5.)
w01 1/6 pág. 12 párr. 1 “Si Dios está por nosotros, ¿quién estará contra nosotros?”
1. ¿Quiénes acompañaron a los israelitas cuando estos salieron de Egipto, y qué los indujo a hacerlo?
CUANDO los israelitas iban camino de la libertad tras haber pasado un período de doscientos quince años en
Egipto, gran parte de él como esclavos, “también subió con ellos una vasta compañía mixta” (Éxodo 12:38).
Aquellos no israelitas habían sufrido diez aterradoras plagas que habían sumido en el caos a Egipto y habían
puesto en ridículo a sus dioses falsos. Al mismo tiempo habían observado, sobre todo a partir de la cuarta plaga,
la capacidad de Jehová para proteger a su pueblo (Éxodo 8:23, 24). Si bien su conocimiento de los propósitos
de Jehová era escaso, estaban seguros de algo: los dioses de Egipto no habían protegido a los egipcios,
mientras que Jehová había demostrado su fuerza a favor de los israelitas.
w04 15/3 págs. 25-26 Puntos sobresalientes del libro de Éxodo
Respuestas a preguntas bíblicas:
Éxodo 8:26, 27. ¿Por qué dijo Moisés que los sacrificios de Israel serían “cosa detestable a los
egipcios”? Se veneraban muchos animales en Egipto. Así que la mención de sacrificios justificaba y hacía más
persuasiva la insistencia de Moisés de que se permitiera a Israel salir al desierto para ofrecer sacrificios a
Jehová.
Capítulo 9:
w95 1/5 págs. 16-17 párr. 9 Benefíciese de la lectura diaria de la Biblia
9. a) ¿Qué puede ayudar a la persona muy ocupada a apartar tiempo para leer la Biblia diariamente?
b) ¿Por qué es importante que los ancianos, en especial, lean la Palabra de Dios?
9 Es cierto que las personas muy ocupadas encuentran difícil apartar tiempo para hacer algo extra
regularmente. No obstante, podemos beneficiarnos del ejemplo de Jehová. La Biblia dice que él hace las cosas a
‘tiempos señalados’. (Génesis 21:2; Éxodo 9:5; Lucas 21:24; Gálatas 4:4.) Comprender la importancia de leer la
Palabra de Dios periódicamente nos ayudará a fijar un momento para hacerlo todos los días. (Efesios 5:15-17.)
Los ancianos, en particular, necesitan apartar tiempo para leer la Biblia con regularidad a fin de que su consejo
se base inequívocamente en los principios bíblicos y de que el espíritu que manifiesten refleje “la sabiduría de
arriba”. (Santiago 3:17; Tito 1:9.)
w05 15/5 págs. 21-22 párr. 8 Conozcamos los caminos de Jehová
8. ¿Qué beneficio reportó el modo como Jehová trató con Faraón, y qué efecto deberían tener en
nosotros esos acontecimientos?
8 Moisés le transmitió a Faraón un mensaje más: “Esto es lo que ha dicho Jehová el Dios de los hebreos:
‘Envía a mi pueblo para que me sirva’”. Además, Dios le mandó decir: “Ya podría haber alargado mi mano para
herirte a ti y a tu pueblo con peste y para que fueras raído de la tierra. Pero, en realidad, por esta causa te he
mantenido en existencia, a fin de mostrarte mi poder y para que mi nombre sea declarado en toda la tierra”
(Éxodo 9:13-16). Con el castigo que se proponía aplicar al insensible Faraón, Jehová demostraría su poder de
tal modo que sirviera de advertencia a todo el que lo desafiara. Esto incluiría a Satanás el Diablo, aquel a quien
Jesucristo llamó posteriormente “el gobernante del mundo” (Juan 14:30; Romanos 9:17-24). Tal como se predijo,
el nombre de Jehová fue declarado en toda la tierra. Y gracias a la gran paciencia divina, los israelitas y una gran
multitud mixta que decidió unirse a ellos para adorar a Dios conservaron la vida (Éxodo 9:20, 21; 12:37, 38).
Desde entonces, la declaración del nombre de Jehová ha beneficiado a millones de personas que han abrazado
la adoración verdadera.
w91 15/5 pág. 12 párr. 7 Consideremos dechados de gran paciencia
7. ¿Por qué no ejecutó Jehová a Faraón inmediatamente?
7 Cuando Jehová estaba a punto de librar a su pueblo —los israelitas— del cautiverio en Egipto, de nuevo
demostró que tenía gran paciencia. Jehová pudo haber destruido a Faraón y sus fuerzas militares
inmediatamente. Sin embargo, en vez de hacer eso Dios los toleró por algún tiempo. ¿Qué buenas razones tuvo
para esto? Pues bien, con el transcurso del tiempo Faraón se negó con obstinación cada vez mayor a dejar que
los israelitas salieran de Egipto como el pueblo libre de Jehová. Así mostró que era un ‘vaso de ira’ que merecía
destrucción por desafiar a Jehová. (Romanos 9:14-24.) Con todo, hubo una razón más importante por la cual
Dios tuvo gran paciencia en este caso. Mediante Moisés, dijo a Faraón: “Ya podría haber alargado mi mano para
herirte a ti y a tu pueblo con peste y para que fueras raído de la tierra. Pero, en realidad, por esta causa te he
mantenido en existencia, a fin de mostrarte mi poder y para que mi nombre sea declarado en toda la tierra”.
(Éxodo 9:15, 16.)
w92 15/3 págs. 10-11 párr. 14 Usemos con el propósito debido la libertad que Dios nos ha dado
14. ¿Con qué está conectada estrechamente la esperanza de la humanidad de recibir libertad verdadera?
14 El adquirir libertad del pecado, la muerte y el Diablo y su mundo está conectado estrechamente con la
resolución de Dios de resolver la cuestión de si su propia soberanía universal se ejerce debidamente o no.
Porque Satanás hizo surgir esta cuestión, Jehová le ha permitido seguir existiendo, tal como permitió que Faraón
existiera por algún tiempo. Jehová ha hecho esto para demostrar de lleno su poder y para que su nombre sea
declarado en toda la Tierra. (Éxodo 9:15, 16.) Pronto Dios se vindicará a sí mismo como el Soberano Universal y
santificará su nombre sagrado mediante eliminar el oprobio que la rebelión de Satanás, Adán y Eva ha arrojado
sobre él. Así, se sacará del cautiverio al pecado y la muerte a los que teman a Jehová, y se les introducirá en un
nuevo mundo donde reinará la libertad que Dios da. (Romanos 8:19-23.)
w94 1/7 pág. 19 párr. 5 La posición cristiana ante la autoridad
5. a) ¿Cómo debemos entender las palabras de Jesús y Pablo respecto a la autoridad humana? b) ¿En
qué sentido “están colocadas por Dios en sus posiciones relativas” las autoridades superiores?
5 Jehová entregó la gobernación de este mundo a Satanás al permitirle vivir después de su rebelión y tras
haber tentado a Adán y Eva, haciendo que se rebelaran contra Su soberanía. (Génesis 3:1-6; compárese con
Éxodo 9:15, 16.) De modo que las palabras de Jesús y de Pablo tienen que significar que, una vez que la
primera pareja humana rechazó en Edén la teocracia, es decir, el gobierno ejercido por Dios, Jehová permitió que
los seres humanos alejados de él crearan estructuras de poder que les permitieran vivir en una sociedad
ordenada. En ocasiones, a fin de cumplir su propósito, Jehová ha hecho que ciertos soberanos o gobiernos sean
derrocados (Daniel 2:19-21), mientras que ha permitido que otros permanezcan en el poder. Con respecto a los
gobernantes cuya existencia Jehová tolera, puede decirse que “están [colocados] por Dios en sus posiciones
relativas”.
w86 15/8 pág. 9 párr. 7 ¡Felices son los que ejercen poder correctamente!
7. ¿Por qué mereció Faraón recibir una manifestación adversa del poder de Jehová?
7 Más tarde, cuando llegó el tiempo de liberar a los israelitas de la esclavitud injusta en Egipto, Jehová dio a
Faraón la oportunidad de cooperar. Esto resultaría en que ni Faraón ni su pueblo sufrieran daño. Pero aquel
gobernante, con orgullo y terquedad, rehusó conceder lo que Jehová pidió. Dios entonces demostró su poder a
Faraón una vez tras otra por medio de las diez plagas que trajo sobre Egipto. (Éxodo 9:16.) Después que Faraón
dejó que los israelitas salieran, tercamente continuó desafiando a Jehová y fue tras los israelitas. Por lo tanto,
Jehová, con toda justicia, usó su extraordinario poder para barrer a Faraón y sus fuerzas militares en el mar Rojo.
(Salmo 136:15.) Nótese que en cada caso Jehová también usó su gran poder para preservar a sus siervos fieles:
Noé y su familia, Lot y sus dos hijas y la nación de Israel. (Génesis 19:16.)
w87 1/12 pág. 19 párr. 16 Siga temiendo a Jehová
16. ¿Qué diferentes significados pudiera tener el que algo fuera desde el nacimiento del Sol hasta su
puesta, y cómo se cumple esto?
16 ¡Cuán aptamente describe Malaquías aquí la gran obra que se efectúa hoy día mediante la predicación de
las buenas nuevas en toda la Tierra! (Mateo 24:14; Revelación 14:6, 7.) En sentido geográfico, desde el
nacimiento del Sol hasta su puesta significa de este a oeste. Sin importar dónde miremos en la Tierra hoy,
hallamos a gente que teme a Jehová haciendo su voluntad. Desde el nacimiento del Sol hasta su puesta también
quiere decir todo el día. Sí, siervos que temen a Dios lo alaban constantemente. Como prometió Jehová, los que
en verdad le temen están declarando su nombre por toda la Tierra. (Éxodo 9:16; 1 Crónicas 16:23, 24; Salmo
113:3.)
w88 1/12 pág. 10 párrs. 2-3 Las lecciones de Jehová a unos monarcas
2, 3. a) ¿Cuál fue una de las lecciones que Jehová consideró necesario enseñar a los hombres? b) En los
tiempos de Moisés, ¿quién fue un gobernante a quien Jehová tuvo que enseñar esta lección, y cómo lo
hizo? c) ¿Con cuánta frecuencia declara Dios en su Palabra su propósito de enseñar a los hombres esta
lección?
2 Entre las lecciones que Dios ha tenido que enseñar a los hombres y las naciones está la debida posición de
ellos con relación a él. Esto lo recalcan las palabras del salmista David en Salmo 9:19, 20: “¡Levántate, sí, oh
Jehová! No resulte superior en fuerzas el hombre mortal. Sean juzgadas las naciones delante de tu rostro. De
veras infunde temor en ellas, oh Jehová, para que sepan las naciones que solo son hombres mortales”.
3 El faraón de los tiempos de Moisés estuvo entre los gobernantes de la Tierra a quienes Jehová Dios tuvo
que enseñar esta lección. Dios lo hizo mediante las plagas con que azotó a los egipcios. Además, Jehová dijo a
aquel orgulloso faraón: “En realidad, por esta causa te he mantenido en existencia, a fin de mostrarte mi poder y
para que mi nombre sea declarado en toda la tierra”. (Éxodo 9:16.) También, más de 70 veces, desde Éxodo 6:7
a Joel 3:17, Jehová dice en su Palabra que ejecutará obras poderosas similares para que monarcas, pueblos y
naciones lleguen a saber que él es Jehová, el Altísimo sobre toda la Tierra.
w91 1/9 pág. 26 párr. 6 Comunicación en el ministerio cristiano
6. Ilustre lo valioso que es el razonamiento para la comunicación.
6 Se requiere preparación para comunicar verbalmente las buenas nuevas a la gente; así no le hablaremos
dogmáticamente, sino que razonaremos con ella. A menudo leemos que Pablo razonó con aquellos a quienes
quería dar a conocer las buenas nuevas. (Hechos 17:2, 17; 18:19.) ¿Cómo podemos imitar su ejemplo? Pues
bien, puede que las condiciones mundiales, que van empeorando, hayan hecho que algunos duden que exista un
Dios Todopoderoso y amoroso que se interese en la humanidad. No obstante, pudiéramos razonar con ellos y
mostrarles que Dios tiene un tiempo para todo. (Eclesiastés 3:1-8.) Por eso Gálatas 4:4 dice que, cuando llegó el
tiempo debido de Dios, él envió su Hijo a la Tierra. Eso sucedió miles de años después de la primera vez que
Dios prometió que lo haría. De igual manera, Dios pondrá fin al sufrimiento y a la iniquidad al tiempo debido.
Además, la Palabra de Dios muestra que Él tiene razones muy importantes para haber permitido que la iniquidad
continúe por tanto tiempo. (Compárese con Éxodo 9:16.) El emplear tal razonamiento, y el apoyarlo con
ilustraciones y prueba bíblica sólida, ayudará a las personas sinceras a comprender que el que la iniquidad sea
común no es buen argumento para probar que Jehová no exista o que no se interese en la gente. (Romanos
9:14-18.)
w01 1/11 pág. 12 párr. 15 Jehová, el Dios de la gran paciencia ***
15. ¿Cuál es la razón principal por la que Dios tiene gran paciencia, y qué cuestión se resolvería con el
tiempo?
15 ¿Con qué objeto tiene Jehová gran paciencia? Ante todo, con el de magnificar su santo nombre y vindicar
su soberanía (1 Samuel 12:20-22). Se precisaba tiempo para resolver de manera satisfactoria ante toda la
creación la cuestión moral que planteó Satanás sobre cómo ejerce Jehová Su soberanía (Job 1:9-11; 42:2, 5, 6).
Por tanto, cuando se oprimía a su pueblo en Egipto, Dios dijo a Faraón: “Por esta causa te he mantenido en
existencia, a fin de mostrarte mi poder y para que mi nombre sea declarado en toda la tierra” (Éxodo 9:16).
w05 15/10 pág. 22 párrs. 5-6 Evitemos desarrollar un corazón altivo
5, 6. ¿Cómo demostró su altivez el Faraón, y con qué consecuencias?
5 También es posible conocer lo que Jehová opina de la altivez por el trato que dio a ciertos gobernantes
poderosos, como el Faraón de Egipto, quien ciertamente tenía un corazón altivo. Considerándose un ser divino al
que había que adorar, despreciaba a sus esclavos, los israelitas. A la solicitud de que los dejara ir al desierto
‘para que le celebraran una fiesta’ a Jehová, respondió con arrogancia: “¿Quién es Jehová, para que yo
obedezca su voz y envíe a Israel?” (Éxodo 5:1, 2).
6 Tras castigar al rey egipcio con seis plagas, Jehová mandó a Moisés a preguntarle: “¿Todavía estás
portándote altivamente contra mi pueblo al no enviarlo?” (Éxodo 9:17). A continuación, Moisés anunció la
séptima plaga: una granizada que arruinó la tierra. Tan pronto como se liberó a los israelitas después de la
décima plaga, el Faraón cambió de parecer y salió a perseguirlos. Finalmente, el Faraón y sus ejércitos quedaron
atrapados en el mar Rojo. Imaginemos los pensamientos que debieron cruzar por su cabeza cuando las aguas
los cubrían. ¿Qué consecuencias tuvo la altivez de aquel gobernante? Sus tropas de élite exclamaron: “Huyamos
de todo contacto con Israel, porque Jehová ciertamente pelea por ellos contra los egipcios” (Éxodo 14:25).
w02 1/6 págs. 13-14 párr. 3 Deleitémonos en la justicia de Jehová ***
3. ¿Quién es el más indicado para establecer una norma aceptable y beneficiosa para todos, y por qué?
3 Para encontrar una norma aceptable y beneficiosa para todos, tendríamos que recurrir a alguien que
no estuviera limitado por ninguna barrera cultural, racial y política, ni por las flaquezas y la falta de previsión
humanas. Indudablemente, el único que satisface tales requisitos es el Creador todopoderoso, Jehová Dios,
quien afirma: “Como los cielos son más altos que la tierra, así mis caminos son más altos que los caminos de
ustedes, y mis pensamientos que los pensamientos de ustedes” (Isaías 55:9). Además, la Biblia describe a
Jehová como un “Dios de fidelidad, con quien no hay injusticia; justo y recto es él” (Deuteronomio 32:4). Por toda
la Biblia hallamos la expresión “Jehová es justo” (Éxodo 9:27; 2 Crónicas 12:6; Salmo 11:7; 129:4;
Lamentaciones 1:18; Revelación [Apocalipsis] 19:2, nota). Así pues, debemos acudir a Jehová en busca de la
norma suprema porque él es fiel, justo y recto.
w12 15/10 pág. 30 párr. 11 Que su sí signifique sí
11. a) ¿Por qué es tan importante que cumplamos nuestra palabra? b) ¿Qué ejemplos de personas que
no fueron fieles a su palabra nos sirven de advertencia?
11 ¿Por qué se encargó Jehová de que estos ejemplos se registraran en su Palabra? ¿Y cuánta importancia
tiene que nuestro sí signifique sí? La Biblia dice claramente que quienes resultan “falsos en los acuerdos [...] son
merecedores de muerte” (Rom. 1:31, 32). El faraón de Egipto, el rey Sedequías de Judá y Ananías y Safira son
ejemplos de personas cuyo sí significó no. Las trágicas consecuencias de sus actos nos sirven a todos de
advertencia (Éx. 9:27, 28, 34, 35; Ezeq. 17:13-15, 19, 20; Hech. 5:1-10).
Capítulo 10:
w95 1/9 pág. 11 párr. 11 Los testigos contra los dioses falsos
11. ¿Qué responsabilidad tenían todos los padres israelitas con respecto a dar testimonio?
11 Mientras los israelitas aún estaban en Egipto, Jehová envió a Moisés ante Faraón y dijo: “Entra a donde
Faraón, porque yo... yo he dejado que se hagan insensibles su corazón y el corazón de sus siervos, a fin de
poner estas señales mías justamente delante de él, y a fin de que declares a oídos de tu hijo y del hijo de tu hijo
cuán severamente he tratado con Egipto, y mis señales que he establecido entre ellos; y ciertamente sabrán
ustedes que yo soy Jehová”. (Éxodo 10:1, 2.) Los israelitas obedientes contaban a sus hijos las obras poderosas
de Jehová. Los hijos, a su vez, las relataban a sus propios hijos, y se seguía este procedimiento de generación
en generación. De esta manera se recordaban las poderosas hazañas de Jehová. Del mismo modo, los padres
hoy tienen la responsabilidad de dar testimonio a sus hijos. (Deuteronomio 6:4-7; Proverbios 22:6.)
w94 15/2 pág. 20 párr. 20 “Dinos: ¿cuándo serán estas cosas?”
20. ¿Qué fenómenos celestes podemos esperar que ocurran?
20 ¿En qué sentido ‘se oscurecerá el sol, la luna no dará su luz, las estrellas caerán y los poderes de los cielos
serán sacudidos’? Al principio de la gran tribulación, muchas lumbreras —los clérigos prominentes del mundo
religioso— serán desenmascaradas y eliminadas por “los diez cuernos” mencionados en Revelación 17:16. Sin
duda los poderes políticos también serán sacudidos. ¿Pudieran producirse asimismo sucesos aterradores en los
cielos físicos? Es muy probable que así sea, y serán aún más impresionantes que los ocurridos al finalizar el
sistema judío, acerca de los cuales escribió Josefo. Sabemos que en el pasado Dios usó su poder para causar
cataclismos de esa clase, y puede volver a hacer lo mismo. (Éxodo 10:21-23; Josué 10:12-14; Jueces 5:20;
Lucas 23:44, 45.)
w93 15/11 pág. 14 párrs. 11-12 Ande con ánimo en los caminos de Jehová
11, 12. a) ¿Cómo mostró Moisés ánimo con relación al pueblo de Jehová? b) En vista del ánimo de
Moisés, ¿qué pregunta pudiera plantearse?
11 Moisés se puso con ánimo de parte del pueblo oprimido de Dios. En el siglo XVI a.E.C., los padres de
Moisés obraron con ánimo. No temieron la orden del rey de matar a los varones hebreos recién nacidos, pues
ocultaron a Moisés y luego lo colocaron en un arca entre las cañas junto a la orilla del río Nilo. La hija de Faraón
lo encontró y lo crió como hijo suyo, si bien primero recibió enseñanza espiritual en el hogar de sus padres. Como
miembro de la casa de Faraón, Moisés “fue instruido en toda la sabiduría de los egipcios” y llegó a ser “poderoso
en sus palabras y hechos”, es decir, en aptitudes mentales y físicas. (Hechos 7:20-22; Éxodo 2:1-10; 6:20.)
12 A pesar de las ventajas materiales de la casa real, Moisés tuvo ánimo para ponerse de parte de los
adoradores de Jehová, que en ese tiempo eran esclavos de los egipcios. Al salir en defensa de un israelita, mató
a un egipcio y luego huyó a Madián. (Éxodo 2:11-15.) Unos cuarenta años más tarde, Dios lo utilizó para libertar
a los israelitas. Luego Moisés “dejó a Egipto, pero sin temer la cólera del rey”, quien lo amenazó de muerte por
haber representado a Jehová en favor de Israel. Moisés anduvo como si viera a “Aquel que es invisible”, Jehová
Dios. (Hebreos 11:23-29; Éxodo 10:28.) ¿Tiene usted la fe y el ánimo necesarios para adherirse a Jehová y a su
pueblo a pesar de las dificultades y la persecución?
w07 15/12 pág. 17 párr. 7 “Estén firmes y vean la salvación de Jehová”
7. ¿Qué tensa situación se desarrolló en Egipto en el año 1513 antes de nuestra era?
7 Retrocedamos al año 1513 antes de nuestra era. Jehová ya ha golpeado con nueve plagas a los egipcios.
Tras la novena plaga, el faraón despide de su presencia a Moisés con estas bruscas palabras: “¡Vete de mí!
¡Cuídate! No trates de volver a ver mi rostro, porque en el día que veas mi rostro morirás”. A lo que Moisés
responde: “De esa manera has hablado. Ya no trataré de ver tu rostro” (Éxodo 10:28, 29).

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.