sábado, 21 de junio de 2014

ministerio del reino .-Reunión de Servicio

-- Reunión de Servicio

Cántico 82

Anuncios
* Publicaciones que se ofrecerán en junio: ¿Qué enseña realmente la Biblia? o uno de los siguientes tratados: ¿Cómo ve el futuro?, ¿Dejaremos de sufrir algún día?, ¿Qué es para usted la Biblia?, ¿Qué hace falta para ser una familia feliz?, ¿Quién controla realmente el mundo?

Julio: utilice uno de los siguientes folletos de 32 páginas: Buenas noticias de parte de Dios, Escuche a Dios o Escuche a Dios y vivirá para siempre.

Agosto: Campaña especial para distribuir el tratado ¿Dónde hallar respuestas a las grandes cuestiones de la vida? Si durante la campaña sobran tratados después de haber visitado todas las casas, se podrán distribuir en lugares públicos. Y si se agotan antes de que acabe el mes, deben ofrecer el libro ¿Qué enseña realmente la Biblia? o el tratado ¿Le gustaría saber la verdad?

Septiembre: La Atalaya y ¡Despertad!

* Comenzando con las clases que se celebren a finales del año de servicio 2014, la Escuela del Servicio de Precursor tendrá una duración de seis días, de lunes a sábado.

* Cada año, los ancianos deberían repasar con la congregación información importante de la carta con fecha 6 de enero de 2012, relacionada con la preparación y respuesta frente a desastres.

Rasgos sobresalientes del ministerio

¡Cuánto disfrutamos la serie de asambleas de distrito (ahora llamadas regionales) "La palabra de Dios es la verdad"! En Guatemala se celebraron veinticuatro asambleas en siete idiomas. Los 67.437 asistentes presenciaron el bautismo de 1.026 nuevos siervos de Jehová. De hecho, en toda la región se celebraron un total de 492 asambleas —en 55 lenguas— con una asistencia máxima de 1.778.096 personas. En total, 21.292 se bautizaron. Es maravilloso ser testigos del cumplimiento de las palabras del profeta Isaías: "Vengan, y subamos a la montaña de Jehová [...]; y él nos instruirá acerca de sus caminos, y ciertamente andaremos en sus sendas" (Is. 2:3).

10 min. Publicaciones que se ofrecerán en julio. Análisis con el auditorio. Destaque brevemente algunas características de los folletos que se ofrecerán. Incluya una o dos demostraciones.

20 min. "Cómo ayudar a los que no leen bien." Preguntas y respuestas.
Cómo ayudar a los que no leen bien

1. ¿Por qué es difícil enseñar las verdades bíblicas a personas que no leen bien?

1 Algunas personas a quienes predicamos se interesan por los asuntos espirituales, pero como les cuesta leer, les intimidan la Biblia y otros libros. Por eso, ofrecerles el libro Enseña quizá no sea lo más conveniente, por lo menos al principio. ¿Cómo podemos brindar ayuda espiritual a esas personas? Se ha hecho una consulta en más de veinte países a publicadores con experiencia, quienes dieron las sugerencias que hallamos a continuación.

2. ¿Con qué instrumentos útiles contamos para ayudar a las personas que no leen bien?

2 Si el estudiante no lee bien, o no sabe leer, pueden comenzar con el folleto Escuche a Dios o Escuche a Dios y vivirá para siempre. Un precursor de Estados Unidos le muestra a la persona ambos folletos y le pregunta cuál de los dos prefiere. La sucursal de Kenia informa que estas publicaciones han sido instrumentos muy útiles, porque en la cultura africana, la gente suele aprender por medio de historias en vez de por el método de preguntas y respuestas. Para una persona instruida quizá no sea difícil leer y responder preguntas, pero para alguien con poca educación académica, puede que sí. Si el estudiante sabe leer un poco, muchos publicadores optan por usar los folletos Buenas noticias de parte de Dios o Podemos ser amigos de Dios, o utilizan Mi libro de historias bíblicas.

3. ¿Qué podemos tener en cuenta para enseñar con eficacia a quienes no saben leer?

3 Dé ánimo. Los que no sepan leer quizá se sientan avergonzados y tengan baja autoestima. Ayudarlos a sentirse a gusto en el estudio suele ser el primer paso para enseñarles la verdad. La mayoría de las personas que no saben leer son inteligentes y aprenden con facilidad. Por lo tanto, trátelos con la dignidad y el respeto que merecen (1 Ped. 3:15). Se sentirán motivados a seguir estudiando si ven que sus esfuerzos valen la pena y que van progresando en sentido espiritual. Así que elógielos con frecuencia.

4. ¿Cómo podemos animar a los que no leen bien para que se preparen para el estudio?

4 Aunque al estudiante le cueste leer, anímelo a prepararse para el estudio. Algunos publicadores de Sudáfrica les sugieren a sus estudiantes que pidan ayuda a un familiar o amigo que sí sepa leer bien. Para motivar a los estudiantes a prepararse, un publicador de Gran Bretaña les presta en algunos párrafos su propio libro para que vean que es más fácil hallar la respuesta cuando está subrayada. Un hermano de la India les pide que se fijen en las ilustraciones de la lección de la semana siguiente y que vayan pensando en ellas antes del día del estudio.

5. ¿De qué maneras podemos ser pacientes al dirigir el estudio?

5 Sea paciente. Céntrese en los puntos principales de la publicación que esté usando y ayude a su estudiante a entenderlos bien. Al principio, quizá sea mejor que las conversaciones no duren más de diez o quince minutos. No intente abarcar demasiada información, sino unos pocos párrafos en cada sesión. No se impaciente si el estudiante lee con lentitud. Lo más probable es que se sienta motivado a mejorar su lectura a medida que crezca su amor por Jehová. Para que ese amor crezca, es bueno invitar al estudiante a asistir a las reuniones desde el principio.

6. ¿Cómo puede enseñar a una persona a leer?

6 El estudiante progresará más rápido en sentido espiritual si aprende a leer bien (Sal. 1:1-3). Muchos publicadores lo ayudan utilizando el folleto Aplícate a la lectura y a la escritura unos minutos al final de cada estudio. Si el estudiante se desanima, quizá pueda ayudarlo a ganar confianza mencionándole otras cosas que él ha aprendido a hacer. Asegúrele que Jehová bendecirá sus esfuerzos y anímelo a orar por ayuda (Prov. 16:3; 1 Juan 5:14, 15). Algunos publicadores de Gran Bretaña animan al estudiante a fijarse metas realistas y progresivas, como por ejemplo, aprender el alfabeto, ubicar y leer versículos de la Biblia y finalmente leer publicaciones bíblicas en lenguaje sencillo. Muchas veces, enseñar a una persona a leer incluye motivarla para que quiera hacerlo.

7. ¿Por qué no debemos retraernos de enseñar la verdad a las personas que no leen bien?

7 Jehová no desprecia a quienes tienen poca educación académica ( Job 34:19). Él se fija en lo que tienen en el corazón (1 Crón. 28:9). Así que no nos retraigamos de enseñar la verdad a las personas que no leen bien. Hay muchas herramientas excelentes con las que podemos empezar. Con el tiempo, podremos pasar a analizar el libro Enseña para que el estudiante logre una comprensión más profunda de las Escrituras.

Si la persona no sabe leer, ¿por qué no intenta esto?
Los que no sepan leer quizá se sientan avergonzados y tengan baja autoestima. Ayudarlos a sentirse a gusto en el estudio suele ser el primer paso para enseñarles la
verdad
• Al principio, utilice las publicaciones Escuche a Dios, Escuche a Dios y vivirá para siempre u otra que sea apropiada.
• Trátela con dignidad y elógiela con frecuencia.
• No alargue el estudio ni trate de abarcar demasiada información.
• Ayúdela a mejorar su lectura. A medida que demuestre aprecio y más deseos de aprender la verdad, podrá pasar a estudiar el libro Enseña.]

Cántico 55 y oración
--
Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó:-.Josue 1:7

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.