domingo, 15 de junio de 2014

Reunión de Servicio

Reunión de Servicio

Cántico 37

Anuncios
Anuncios

* Publicaciones que se ofrecerán en junio: ¿Qué enseña realmente la Biblia? o uno de los siguientes tratados: ¿Cómo ve el futuro?, ¿Dejaremos de sufrir algún día?, ¿Qué es para usted la Biblia?, ¿Qué hace falta para ser una familia feliz?, ¿Quién controla realmente el mundo?

Julio: utilice uno de los siguientes folletos de 32 páginas: Buenas noticias de parte de Dios, Escuche a Dios o Escuche a Dios y vivirá para siempre.

Agosto: Campaña especial para distribuir el tratado ¿Dónde hallar respuestas a las grandes cuestiones de la vida? Si durante la campaña sobran tratados después de haber visitado todas las casas, se podrán distribuir en lugares públicos. Y si se agotan antes de que acabe el mes, deben ofrecer el libro ¿Qué enseña realmente la Biblia? o el tratado ¿Le gustaría saber la verdad?

Septiembre: La Atalaya y ¡Despertad!

* Comenzando con las clases que se celebren a finales del año de servicio 2014, la Escuela del Servicio de Precursor tendrá una duración de seis días, de lunes a sábado.

* Cada año, los ancianos deberían repasar con la congregación información importante de la carta con fecha 6 de enero de 2012, relacionada con la preparación y respuesta frente a desastres.

Rasgos sobresalientes del ministerio

¡Cuánto disfrutamos la serie de asambleas de distrito (ahora llamadas regionales) "La palabra de Dios es la verdad"! En Guatemala se celebraron veinticuatro asambleas en siete idiomas. Los 67.437 asistentes presenciaron el bautismo de 1.026 nuevos siervos de Jehová. De hecho, en toda la región se celebraron un total de 492 asambleas —en 55 lenguas— con una asistencia máxima de 1.778.096 personas. En total, 21.292 se bautizaron. Es maravilloso ser testigos del cumplimiento de las palabras del profeta Isaías: "Vengan, y subamos a la montaña de Jehová [...]; y él nos instruirá acerca de sus caminos, y ciertamente andaremos en sus sendas" (Is. 2:3).

30 min. "No olvidemos a quienes viven en residencias de ancianos." Preguntas y respuestas. Al analizar el párrafo 4, incluya una breve demostración en la que dos publicadores capacitados conversan con el encargado de las actividades de una residencia sobre la posibilidad de llevar a cabo un estudio bíblico en grupo.
No olvidemos a quienes viven en residencias de ancianos

1. ¿Por qué necesitamos llevarles las buenas nuevas a quienes viven en residencias de ancianos?

1 Muchas personas sufren los efectos de la vejez (Ecl. 12:1-7). Algunas viven en residencias de ancianos, por lo que no siempre podemos hablar con ellas al predicar de casa en casa. Esto ocurre incluso en países donde lo normal es que los padres se muden con sus hijos u otros familiares al llegar a la vejez. Las personas mayores que viven en residencias, y otros que necesitan cuidados especiales, quizás tengan limitaciones de movilidad o memoria, pero aún pueden aprender acerca de Jehová y llegar a apreciarlo y amarlo. ¿Qué podemos hacer para llevarles las buenas nuevas de "la feliz esperanza"? (Tito 2:13.)

2. ¿Cómo conseguir una lista de residencias de ancianos para visitarlas?

2 Cómo empezar. Por lo general, se puede conseguir una lista de residencias u hogares de ancianos buscando en Internet o en el directorio telefónico bajo categorías como "residencias de ancianos", "clínicas geriátricas" o "asilos". El superintendente de servicio puede ser quien asigne a publicadores capacitados para que visiten estos lugares. Con buena organización y confiando en Jehová, no será muy difícil establecer un estudio bíblico en grupo (Prov. 21:5; 1 Juan 5:14, 15).

3, 4. a) ¿Con quién deberíamos hablar para ofrecer el estudio bíblico en grupo? b) ¿Cómo podríamos explicar en qué consisten las sesiones de estudio?

3 La manera de presentar el estudio dependerá del tipo de residencia. Si hay muchos residentes y cuenta con un personal numeroso, lo mejor será preguntarle al recepcionista si podemos hablar con el encargado de actividades. Pero si es un lugar pequeño (un hogar de ancianos con pocos residentes y dos o tres cuidadores), lo mejor será concertar una cita para hablar directamente con el dueño.

4 En cualquier caso, diga que es un voluntario que se ofrece para animar a las personas que les gusta leer y hablar de relatos bíblicos. Pregunte si hay residentes a los que le gustaría participar en charlas bíblicas en grupo de unos treinta minutos a la semana. Puede utilizar una amplia gama de publicaciones. A muchos les ha dado buenos resultados usar Mi libro de historias bíblicas y El hombre más grande de todos los tiempos. Quizás convenga mostrarle primero al director las publicaciones. Puede concretar con él la hora, el día y la sala donde se reunirán, información que por lo general se colocará en el calendario de actividades de la residencia. No se retraiga de identificarse como testigo de Jehová. Explique al director que no viene para realizar ningún servicio religioso, sino para fomentar el estudio de la Biblia.

5. ¿Qué sugerencias prácticas harán que las sesiones sean amenas y provechosas?

5 Cómo dirigir las sesiones de estudio. Todo dependerá de las circunstancias y del ambiente de la residencia, así que hay que ser flexibles y considerados. Quien dirija el estudio debería llevar varios ejemplares de la publicación que se va a analizar y traérselos consigo una vez concluida la sesión. Tal vez tenga que llevar ejemplares en letra grande para quienes los necesiten. Se podría pedir a los que quieran y puedan que lean los párrafos o relatos bíblicos y luego hacer las preguntas como de costumbre. Sea simpático, positivo y amigable durante el estudio. Con el permiso del director, también podría mostrar algún video de la organización que fortalezca la fe en la Biblia o destaque lecciones de algún relato bíblico. Puede empezar y terminar las sesiones con una oración breve. Algunos publicadores también han usado cánticos.

6. ¿Qué podría hacer ante una objeción?

6 ¿Qué hacer si un residente no está de acuerdo con algo que usted ha leído o dicho durante la sesión de estudio? Use buen juicio al responderle (Col. 4:6). Tal vez podría mostrarle algún texto bíblico que conteste directamente su pregunta. Si no es un buen momento para hacer eso, será mejor agradecerle su observación y ofrecerse a analizar el asunto con él en privado después del estudio.

7. ¿Qué podría hacer si un residente tiene una pregunta en particular o muestra mayor interés?

7 A veces, puede ser que alguien haga una pregunta o exprese su deseo de saber más sobre cierto tema. Cuando eso ocurre, una hermana suele decir: "Esa es una buena observación. Pero como se trata de una pregunta suya, ¿le parece bien si esperamos a terminar lo que estamos leyendo y luego usted y yo la analizamos juntos?". Normalmente se puede apartar otro momento para dirigir un curso bíblico individual en otro lugar con quienes lo deseen.

8. ¿Cómo se deben contar los estudios bíblicos en grupo e individuales que se establezcan?

8 Lo mejor es que sean siempre los mismos publicadores quienes lleven a cabo el curso bíblico en grupo en la residencia. Todos ellos pueden apuntarse el tiempo. Una vez que se establezca el estudio, el publicador que dirija las sesiones puede contarse una revisita cada vez que vaya y un estudio bíblico al final del mes. Los estudios individuales que se empiecen con quienes sean capaces de entender y aprender se contarán de la manera acostumbrada.

9, 10. Explique las cualidades que deben demostrar quienes dirijan las sesiones de estudio.

9 Sea constante. Fije un día y una hora para las sesiones de estudio en grupo. Tanto los estudiantes como el personal del lugar esperan que el curso se realice de manera regular y que empiece y acabe puntualmente (Mat. 5:37). Por tanto, sea diligente, organizado y cumplidor. La experiencia ha demostrado que es mejor que dos publicadores se encarguen de las sesiones de estudio con el grupo (Ecl. 4:9, 10). En las residencias grandes, quizás hagan falta más publicadores.

10 También es muy importante que sea amigable y muestre interés por las personas (Filip. 2:4). El primer día dedique tiempo a conocer a cada uno de los que asistan. Apunte los nombres y trate de memorizarlos antes del siguiente estudio. Recuerde que algunos mayores se ofenden si los llaman por su nombre y no por el apellido. Si muestra paciencia y compasión, todos se sentirán a gusto y apreciados.

11. ¿Cómo pueden mostrar respeto por el personal y los familiares de los residentes quienes se encargan del estudio?

11 No olvide ser amable y respetuoso con el personal de la residencia y los familiares de los ancianos. Una vez que el estudio esté establecido, es mejor no cambiar el horario ni la manera de efectuarlo sin consultar antes con el director. De vez en cuando pregúntele cómo cree que va el estudio. Si vienen familiares de visita mientras están reunidos, tome la iniciativa en presentarse. Explíqueles el objetivo de las clases. Confírmeles el interés sincero que siente por su familiar e invítelos a quedarse y escuchar.

12, 13. Cuente algunas experiencias que demuestren los beneficios de dar testimonio en residencias de ancianos.

12 Resultados. Las congregaciones que han participado en este rasgo del ministerio y los superintendentes viajantes han informado muy buenos resultados. En un hogar de ancianos, unos veinte residentes asistieron a la primera clase, lo que llevó a que seis quisieran tener su propio curso bíblico. Una señora progresó hasta el bautismo. En otra residencia, el estudio bíblico motivó a una señora de 85 años a ir a las reuniones de la congregación y a expresar el deseo de bautizarse. Cuando una residencia decidió reducir el número de actividades y eliminar el curso bíblico en grupo que dirigían los testigos de Jehová, los residentes se quejaron al director. Al final, se volvió a programar el curso y llegaron a asistir entre veinticinco y treinta personas.

13 Los residentes no son los únicos que se quedan impresionados por el amor que manifestamos. A veces algunos miembros del personal están presentes y hasta participan. Nuestro esfuerzo y el interés que mostramos por quienes viven en residencias también dan un buen testimonio en la comunidad (1 Ped. 2:12). Luego de que se le explicara el objetivo del estudio bíblico a un director, él se expresó así: "¿Por qué han tardado tanto? ¿Cuándo podrían empezar?". La directora de otra residencia escribió: "Recomendaría este estudio en grupo a todas las residencias de la zona. Los testigos de Jehová llevan a cabo este servicio gratuito como parte de su obra ministerial en la comunidad". Una residencia de Hawái otorgó a los Testigos un premio por su servicio voluntario en el que describía a los hermanos como un "inmenso tesoro" para quienes residen y trabajan allí.

14. ¿Por qué queremos llevar el mensaje de las buenas nuevas a quienes viven en residencias de ancianos?

14 Jehová invita a las personas mayores a alabarlo (Sal. 148:12, 13). Esa invitación se extiende a quienes viven en residencias. ¿Hay en su territorio este tipo de lugares con personas mayores que se puedan beneficiar del mensaje de las buenas nuevas? Con la ayuda de los ancianos de la congregación y de los directores de las residencias, quizás podamos darles un buen testimonio. Al no olvidarnos de los mayores, estaremos imitando a Jehová (Sal. 71:9, 18).

Sesiones de estudio en grupo en residencias de ancianos
• Antes de cada sesión, informe de su llegada al recepcionista y al director de las actividades.
• Lleve suficientes ejemplares de la publicación de estudio en una bolsa decente, y recójalos una vez concluya la sesión.
• Sea amigable, simpático y promueva un ambiente relajado. Llame a los residentes por su nombre.
• Lea y analice la información párrafo por párrafo.
• Haga preguntas cortas. Felicite a todos por los comentarios que den.
• Si alguno hace una pregunta de tipo doctrinal o que pudiera crear controversia, trátela con él en privado en otro momento.
• Responda las preguntas del personal o de los familiares de una manera sencilla y directa.
• Aproveche las oportunidades que se le presenten para comenzar cursos bíblicos individuales con residentes, familiares o miembros del personal.

Cántico 90 y oración

--
--
Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó:-.Josue 1:7

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.