sábado, 2 de agosto de 2014

Reunión de Servicio

Reunión de Servicio

Cántico 85

Anuncios
Anuncios

• Publicaciones que se ofrecerán en julio: utilice uno de los siguientes folletos de 32 páginas: Buenas noticias de parte de Dios, Escuche a Dios o Escuche a Dios y vivirá para siempre. Agosto: Campaña especial para distribuir el tratado ¿Dónde hallar respuestas a las grandes cuestiones de la vida? Si durante la campaña sobran tratados después de haber visitado todas las casas, se podrán distribuir en lugares públicos. Y si se agotan antes de que acabe el mes, deben ofrecer el libro ¿Qué enseña realmente la Biblia? o el tratado ¿Le gustaría saber la verdad? Septiembre y octubre: La Atalaya y ¡Despertad!

• Puesto que agosto tiene cinco fines de semana completos, es un buen mes para hacer el precursorado auxiliar.

Rasgos sobresalientes del ministerio

Les agradará saber que, en la campaña especial con el tratado Noticias del Reino número 38, se distribuyeron en todo el territorio de la sucursal un total de 18.135.253 tratados en 47 idiomas. Estamos seguros de que esta publicación —junto con el video ¿Por qué estudiar la Biblia?, disponible ahora en jw.org en 63 idiomas de la región— satisfará la sed de la verdad de millones de personas (Juan 4:24).


10 min. Ideas para ofrecer las revistas en agosto. Análisis con el auditorio. Basándose en las sugerencias de esta página, presente dos demostraciones de cómo ofrecer las revistas los fines de semana durante la campaña especial. A continuación, haga las siguientes preguntas a los presentes: ¿por qué deberíamos ofrecer las revistas los fines de semana de agosto cuando sea conveniente? ¿En qué ocasiones sería apropiado?
Algunas presentaciones

¿Dónde hallar respuestas a las grandes cuestiones de la vida?

Dele el tratado a la persona para que pueda ver el título, y a continuación diga: "Hola. Estoy participando en una campaña mundial para distribuir un impreso que tiene un mensaje importante. Este es para usted".

Si va a dejar el tratado en los hogares donde no encuentre a nadie, colóquelo fuera de la vista y evite doblarlo mucho.

Si la persona manifiesta interés en el tratado o desea seguir conversando, podría pedirle su opinión sobre lo que se pregunta en la portada. Abra el tratado y muéstrele lo que dice Salmo 119:144, 160. Explíquele que el tratado contiene información sobre un sitio de Internet que puede ayudarlo a encontrar en la Biblia las respuestas a sus preguntas. Quizás pueda ponerle el video ¿Por qué estudiar la Biblia? Antes de marcharse, muéstrele las tres preguntas que vienen en la última página del tratado y pregúntele cuál le interesa más. Ofrézcase a regresar para enseñarle a encontrar la respuesta que da la Biblia usando jw.org. Cuando regrese, analice la pregunta buscando bajo ENSEÑANZAS BÍBLICAS > PREGUNTAS SOBRE LA BIBLIA.

Si está distribuyendo al mismo tiempo las invitaciones de la asamblea regional, dele a la persona la invitación junto con el tratado, y a continuación diga: "Además, le dejo la invitación para asistir a una reunión gratuita abierta al público que se celebrará dentro de poco".

La Atalaya 1 de agosto

Los fines de semana, cuando sea apropiado, diga lo siguiente para presentar La Atalaya: "También me gustaría entregarle las revistas de este mes. Este número de La Atalaya responde a la pregunta: '¿Se interesa Dios por usted?'".

¡Despertad! Agosto

Los fines de semana, cuando sea apropiado, diga lo siguiente para presentar la revista ¡Despertad!: "También me gustaría entregarle las revistas de este mes. Este número de ¡Despertad! responde a la pregunta: 'Cómo hacer las paces'".
10 min. Necesidades de la congregación.

10 min. ¿Cómo nos fue? Análisis con el auditorio. Pregunte a los publicadores cómo les ha beneficiado poner en práctica las sugerencias del artículo "Mejore sus habilidades en el ministerio: empiece conversaciones para dar testimonio informal". Pida que relaten experiencias animadoras.
Mejore sus habilidades en el ministerio: empiece conversaciones para dar testimonio informal

Por qué es importante. Cuando participamos en el ministerio de casa en casa, hay personas con las que no podemos hablar porque no están en sus hogares. Sin embargo, quizás las encontremos al utilizar el transporte público, en los consultorios médicos, en la hora de descanso en el trabajo o del recreo en la escuela, y así por el estilo. La voluntad de Jehová es que todo el mundo tenga la oportunidad de escuchar el mensaje del Reino (1 Tim. 2:3, 4). Muchas veces debemos tomar la iniciativa y comenzar una conversación para poder dar testimonio.

Cómo hacerlo:

Sea selectivo. ¿Da la persona la impresión de ser amigable y tener ganas de hablar? ¿Permite la situación conversar con tranquilidad? Algunos publicadores primero hacen contacto visual con la persona y le sonríen. Si la persona sonríe también, entonces tratan de empezar una conversación.
Haga una oración breve en silencio si siente que le falta valor para hablar (Neh. 2:4; Hech. 4:29).
Empiece diciendo algo sencillo, quizás un saludo. Jesús no comenzó la conversación con la samaritana hablándole directamente del Reino (Juan 4:7). A veces se puede empezar felicitando a la persona, diciendo algo como: "Qué bien se comportan sus hijos". También se pueden usar preguntas: "¿Vio las noticias anoche?".
Una vez que ha empezado la conversación, busque la oportunidad de hablarle de las buenas nuevas, pero no se apresure. Deje que la conversación fluya de manera natural. A lo mejor puede decir algo que despierte la curiosidad de la persona y la mueva a hacer una pregunta. Por ejemplo, si están conversando sobre la familia, podría decir: "Leí un consejo sobre la crianza de los hijos que siempre funciona". Si están hablando de alguna noticia, podría decir: "Hace poco me alegré de leer por fin buenas noticias". No se desanime si la conversación termina antes de que pueda dar testimonio.
Lleve consigo tratados u otras publicaciones que pueda entregar a quien se interese en el mensaje.


Intente esto durante el mes:

Cada semana trate de comenzar por lo menos una conversación con la meta de dar testimonio informal.
Cántico 75 y oración

--
Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó:-.Josue 1:7

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.