domingo, 31 de agosto de 2014

revista de estudio,.-Jehová conoce a los que le pertenecen”Si alguien ama a Dios, este es conocido por él.” (1 COR. 8:3)

-- "Jehová conoce a los que le pertenecen"

"Si alguien ama a Dios, este es conocido por él." (1 COR. 8:3)

¿CUÁL ES SU RESPUESTA?
• ¿Qué nos garantiza que el propósito de Jehová se cumplirá sin falta?
• ¿En qué dos verdades fundamentales se basan los valores y principios de Jehová?
• ¿Cómo nos fortalecen la fe las lecciones contenidas en 2 Timoteo 2:19?

1. Relate un episodio bíblico que refleje cómo se han engañado a sí mismos algunos siervos de Dios (vea la ilustración del principio).

AARÓN, el sumo sacerdote, estaba de pie aquella mañana a la entrada del tabernáculo de Jehová sosteniendo un braserillo para quemar incienso. Cerca de él, Coré y otros 250 hombres también ofrecían incienso a Jehová, cada uno con su propio braserillo (Núm. 16:16-18). A primera vista, todos parecían siervos leales de Jehová. Sin embargo, Coré y sus seguidores eran individuos orgullosos, rebeldes y egoístas que intentaban quitarle el sacerdocio a Aarón (Núm. 16:1-11). Se habían engañado pensando que Dios aceptaría su adoración. Pero sus ambiciones eran un insulto para Jehová, quien ve los corazones y sabía que eran unos hipócritas (Jer. 17:10).

2. a) ¿Qué había predicho Moisés? b) ¿Cómo se cumplieron las palabras de Moisés?

2 Justo el día anterior, Moisés había predicho: "Por la mañana Jehová dará a conocer quién le pertenece a él" (Núm. 16:5). En armonía con sus palabras, quedó bien claro quiénes le servían de verdad y quiénes eran hipócritas. ¿De qué manera? "Un fuego salió de Jehová y procedió a consumir [a Coré y] a los doscientos cincuenta hombres que ofrecían el incienso." (Núm. 16:35; 26:10.) En cambio, Jehová dejó con vida a Aarón, demostrando que era el sacerdote que él aprobaba y que lo consideraba un sincero siervo suyo (lea 1 Corintios 8:3).

3. a) ¿Qué situación surgió en tiempos del apóstol Pablo? b) ¿Qué revelaba sobre Jehová lo que había pasado con Coré y los demás rebeldes?

3 Unos mil quinientos años después, en tiempos del apóstol Pablo, surgió una situación similar. Algunos hombres que se llamaban cristianos adoptaron enseñanzas falsas; sin embargo, seguían reuniéndose con la congregación. Aunque a simple vista podían parecer iguales a los demás cristianos, su apostasía representaba un peligro para los fieles. Eran lobos con piel de oveja que estaban debilitando "la fe de algunos" (2 Tim. 2:16-18). Pero Pablo, quien conocía lo que había pasado con Coré y los demás rebeldes, sabía que Jehová no se deja engañar por las apariencias. Analicemos las interesantes palabras que le dirigió a Timoteo y veamos qué lecciones nos enseñan.

"YO SOY JEHOVÁ; NO HE CAMBIADO"

4. a) ¿De qué estaba seguro Pablo? b) ¿Con qué palabras expresó Pablo su convicción?

4 Pablo estaba seguro de que Jehová podía diferenciar entre quienes lo adoraban sinceramente y quienes solo fingían hacerlo. Por eso eligió las palabras que eligió al escribir su carta inspirada a Timoteo. Tras referirse al daño espiritual que los apóstatas ya les estaban causando a algunos miembros de la congregación, señaló: "Con todo, el fundamento sólido de Dios queda en pie, y tiene este sello: 'Jehová conoce a los que le pertenecen', y: 'Que renuncie a la injusticia todo el que nombra el nombre de Jehová'" (2 Tim. 2:18, 19).

5, 6. a) ¿Qué tiene de particular que Pablo usara la expresión "el fundamento sólido de Dios"? b) ¿Qué efecto tuvo en Timoteo la expresión que usó Pablo?

5 ¿Qué tienen de particular las palabras que Pablo eligió al redactar este pasaje? Que esta es la única vez que en las Escrituras se menciona "el fundamento sólido de Dios". La Biblia utiliza la palabra fundamento para representar varias cosas, como, por ejemplo, la ciudad de Jerusalén como capital del antiguo Israel o el papel que Jesús desempeña en el propósito de Dios (Sal. 87:1, 2; 1 Cor. 3:11; 1 Ped. 2:6). Entonces, ¿a qué se refirió Pablo con la expresión "el fundamento sólido de Dios"?

6 El apóstol la utilizó en el mismo contexto en que mencionó las palabras de Moisés sobre Coré y sus partidarios registradas en Números 16:5. Se refirió a los sucesos de los días de Moisés para animar a Timoteo y recordarle que Jehová puede reconocer a los rebeldes y evitar que se salgan con la suya. Igual que Coré no había podido impedir que se cumpliera el propósito divino, tampoco podrían hacerlo los apóstatas que había en la congregación. Pablo no explicó en detalle el significado de la expresión "el fundamento sólido de Dios". Sin embargo, sus palabras sin duda fortalecieron la fe y confianza de Timoteo en que Jehová siempre actúa de la mejor manera.

7. ¿Por qué podemos estar seguros de que Jehová siempre será justo y veraz?

7 Los elevados principios de Jehová no cambian jamás. Salmo 33:11 señala: "Hasta tiempo indefinido el mismísimo consejo de Jehová subsistirá; los pensamientos de su corazón duran hasta una generación tras otra". Otros textos bíblicos hablan de que el reinado, el amor leal, la justicia y la veracidad de Jehová duran para siempre (Éx. 15:18; Sal. 106:1; 112:9; 117:2). Malaquías 3:6 dice: "Yo soy Jehová; no he cambiado". Y Santiago 1:17 nos asegura que "con él no hay la variación del giro de la sombra".

UN "SELLO" QUE FORTALECE NUESTRA FE EN JEHOVÁ

8, 9. ¿Qué lección nos enseña el "sello" de la ilustración de Pablo?

8 El cuadro que pinta Pablo en 2 Timoteo 2:19 es el de un fundamento que tiene un mensaje grabado, como si lo hubieran estampado con un sello. En tiempos antiguos no era raro que el fundamento de un edificio tuviera una inscripción, quizás para indicar quién había sido el constructor o quién era el dueño. Pablo fue el primer escritor bíblico que empleó esta práctica como ilustración. * El sello grabado en "el fundamento sólido de Dios" tiene dos declaraciones. La primera es "Jehová conoce a los que le pertenecen", y la segunda, "Que renuncie a la injusticia todo el que nombra el nombre de Jehová". Esto nos recuerda lo que leemos en Números 16:5 (léalo).

9 ¿Qué lección nos enseña el "sello", o mensaje grabado, de la ilustración de Pablo? Que para los que pertenecen a Dios, los valores y principios divinos se basan en dos verdades fundamentales: 1) Jehová ama a quienes le son leales y 2) Jehová odia la injusticia. ¿Qué tiene que ver esta lección con el tema de la apostasía en la congregación?

10. ¿Cómo afectó la conducta de los apóstatas a algunos cristianos fieles de los días de Pablo?

10 Sin duda, Timoteo y otros cristianos fieles estaban muy preocupados por la conducta de los apóstatas. Puede que algunos no comprendieran por qué se permitía que esos individuos siguieran en la congregación. De hecho, quizás hasta se preguntaran si Jehová realmente notaba la diferencia entre su lealtad incondicional y la hipocresía de aquellos apóstatas (Hech. 20:29, 30).

ILUSTRACIÓN 2 (click para ver)

Timoteo no se dejó influenciar por la conducta de los apóstatas (Vea los párrafos 10 a 12)

11, 12. ¿Por qué la carta de Pablo tiene que haber fortalecido la fe de Timoteo?

11 La carta de Pablo de seguro fortaleció la fe de Timoteo, pues le recordó que Jehová había destruido por su hipocresía a Coré y a sus seguidores. Así había dejado claro que los rechazaba. En cambio, había demostrado que al fiel Aarón lo aprobaba. En realidad, el apóstol estaba diciendo que aunque en la congregación hubiera cristianos falsos, Jehová reconocería a los que de verdad le pertenecían, como hizo en tiempos de Moisés.

12 Jehová nunca cambia; es totalmente confiable. Él odia la injusticia, y a su debido tiempo les ajusta las cuentas a los pecadores que no se arrepienten. Y como Timoteo "nombra[ba] el nombre de Jehová", Pablo también le recordó que debía "renunci[ar] a la injusticia", que tenía la responsabilidad de combatir la mala influencia de los cristianos falsos. *

JEHOVÁ SIEMPRE RECOMPENSA A QUIENES LO ADORAN DE CORAZÓN

13. ¿En qué podemos tener plena confianza?

13 Las palabras inspiradas de Pablo también pueden fortalecernos a nosotros. Por un lado, nos anima que Jehová tenga muy presente nuestra lealtad. Él no solo está al tanto de quienes le pertenecemos, sino que se interesa profundamente por nosotros. La Biblia dice que "sus ojos están discurriendo por toda la tierra para mostrar su fuerza a favor de aquellos cuyo corazón es completo para con él" (2 Crón. 16:9). Por lo tanto, podemos tener plena confianza en que lo que hacemos por Jehová con "un corazón limpio" nunca es en vano, pues él siempre lo recompensa (1 Tim. 1:5; 1 Cor. 15:58).

14. ¿Qué clase de adoración rechaza Jehová?

14 Por otro lado, las palabras de Pablo nos recuerdan que Jehová rechaza la adoración hipócrita. Como "sus ojos están discurriendo por toda la tierra", él ve perfectamente quiénes no lo adoran con un corazón completo. Proverbios 3:32 declara que Jehová detesta al hombre "sinuoso", al que finge que obedece mientras a escondidas practica el pecado. Aunque ese hombre tal vez engañe temporalmente a otros seres humanos, la justicia y el poder ilimitado de Jehová garantizan que "el que encubre sus transgresiones no tendrá éxito" (Prov. 28:13; lea 1 Timoteo 5:24 y Hebreos 4:13).

15. ¿Qué debemos evitar, y por qué?

15 La gran mayoría de los siervos de Jehová lo adora con sinceridad. Sería muy raro que, intencionalmente, algún miembro de la congregación lo adorara de manera hipócrita. Sin embargo, si esto ocurrió en los días de Moisés y en tiempos de la congregación cristiana primitiva, también puede ocurrir hoy (2 Tim. 3:1, 5). Ahora bien, ¿significa eso que debemos sospechar de nuestros hermanos y poner en duda su lealtad a Jehová? ¡Por supuesto que no! No estaría bien que sospecháramos de ellos sin motivo (lea Romanos 14:10-12 y 1 Corintios 13:7). En realidad, la tendencia a desconfiar de nuestros hermanos puede dañar nuestra propia relación con Jehová.

16. a) ¿Qué debemos hacer para arrancar de nuestro corazón cualquier indicio de hipocresía? b) ¿Qué nos enseña el recuadro " Sigan poniéndose a prueba"?

16 Cada cristiano debe examinar "su propia obra" (Gál. 6:4). Todos somos imperfectos. Así que cualquiera de nosotros podría volverse algo hipócrita en su forma de adorar a Jehová sin siquiera darse cuenta (Heb. 3:12, 13). Por eso, de vez en cuando debemos examinar nuestros motivos. Podemos preguntarnos: "¿Adoro a Jehová porque lo amo y reconozco su soberanía? ¿O les doy más importancia a las bendiciones que espero disfrutar en el Paraíso?" (Rev. 4:11). Si reflexionamos en estas preguntas, podremos arrancar de nuestro corazón cualquier indicio de hipocresía.

LA LEALTAD NOS HACE FELICES

17, 18. ¿Por qué debemos ser sinceros al adorar a Jehová?

17 Adorar a Dios con sinceridad produce muchos beneficios. En Salmo 32:2 leemos: "Feliz es el hombre en cuya cuenta Jehová no imputa error, y en cuyo espíritu no hay engaño". En efecto, quienes limpian su corazón de toda hipocresía son más felices ahora y tienen la oportunidad de disfrutar de total felicidad en el futuro.

18 A su debido tiempo, nuestro Padre celestial va a desenmascarar a todos los que llevan una doble vida y a todos los que practican la maldad. Entonces se verá claramente "la distinción entre uno justo y uno inicuo, entre uno que sirve a Dios y uno que no le ha servido" (Mal. 3:18). Mientras tanto, nos anima saber que "los ojos de Jehová están sobre los justos, y sus oídos están hacia su ruego" (1 Ped. 3:12).

"Sigan poniéndose a prueba"
ILUSTRACIÓN 3 (click para ver)
¿CÓMO podemos examinar los motivos y las inclinaciones de nuestro corazón? La Biblia nos aconseja: "Sigan poniéndose a prueba para ver si están en la fe, sigan dando prueba de lo que ustedes mismos son" (2 Cor. 13:5). Quizás haya aspectos de nuestra conducta que de vez en cuando debamos revisar para asegurarnos de que nuestra adoración sigue estando libre de hipocresía. Podríamos hacernos las siguientes preguntas:
• Cuando elogio a alguien, ¿en verdad siento lo que digo? Y cuando le muestro cariño, ¿es de corazón? (Sal. 12:2, 3; 1 Ped. 1:22.)
• Cuando invito a alguien o le hago un regalo, ¿espero obtener algo a cambio? (Mat. 6:2-4.)
• ¿Trato a mi familia con amor y respeto no solo en público, sino también en casa? (Col. 3:18-21.)
• Los principios bíblicos que enseño a otros, ¿los pongo en práctica yo también? (Rom. 2:21-23.)

Si descubrimos alguna mala tendencia, arranquémosla antes de que se convierta en un aspecto dominante de nuestra personalidad. Así podremos tener la aprobación de Dios. Como el apóstol Pablo, podremos decir que nunca hemos usado palabras melosas o presentado "una apariencia fingida" por motivos egoístas (1 Tes. 2:5).

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó:-.Josue 1:7

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.