viernes, 7 de noviembre de 2014

Estudiando 3 pesukim (versículos) sobresalientes

-- Estudiando 3 pesukim (versículos) sobresalientes

23 - Y el Señor dijo: "dos pueblos hay en tu vientre, y dos naciones serán separadas desde tus entrañas; y una nación prevalecerá sobre la otra, y la mayor servirá a la menor."

23 - DOS PUEBLOS HAY EN TU VIENTRE: "Sem, el hijo de Noé, le contestó: Voy a confiarte un secreto que no has de revelarle a nadie. Dos pueblos se están formando en tu seno. ¿Cómo podrían caber en él?; El mundo entero no será lo bastante grande para que puedan vivir juntos en paz! Estos dos pueblos están destinados a formar dos naciones independientes y con caracteres, ideales y objetivos muy distintos, por no decir opuestos. Los dos hijos que llevas simbolizan el eterno conflicto que opone la Ley Divina a la fuerza bruta. Está lucha vuelve a plantearse en cada generación, y determina el curso de la historia. El resultado final permanecerá dudoso durante largos siglos, pero un día el más fuerte rendirá homenaje al más débil. Nunca serán iguales en grandeza. Cuando el uno se eleve, el otro caerá. El uno engendrará Salomón, el constructor del Templo, el otro a Vespasiano, su destructor. Jacob formará Profetas, Esaú, Señores." (&. Midrash Salmo IX, 5).

SERAN SEPARADAS DESDE TUS ENTRAÑAS, "El uno irá hacia su impiedad, el otro hacia su integridad" (Rashí). Sin embargo, pregunta Maharal, ¿no nos han enseñado nuestros Sabios que la tendencia al mal sólo empieza a manifestarse a partir del nacimiento? (San. 91 a) ¿Cómo pueden decir entonces que Esaú intentaba "correr hacia las puertas de la idolatría" cuando no era más que un embrión en el seno materno? En realidad lo que impulsaba a Esaú no era la tendencia al mal sino la atracción casi magnética que suele existir entre elementos afines: la idolatría ejercía una atracción sobre el alma de Esaú con la que se sentía hermanada.

Del todas formas, la Escritura quiere darnos a entender que la irreductible hostilidad que enfrenta entre sí a los dos mellizos durante toda su vida no procede de sentimientos de envidia o de eventuales rivalidades económicas o políticas... sino de divergencias psicológicas congénitas que empezaron a manifestarse ya antes de su nacimiento, en el seno materno. Así pues, el odio encarnizado que opone a los hermanos enemigos viene a ser un dato básico, un hecho a priori, un factor providencial de la historia que se sustrae al control de la voluntad y de la reflexión. Esto nos permite comprender la sentencia que Rabi Simón Ben Yojay enuncia categóricamente: el odio de Esab por Jacob constituye un axioma incuestionable (&. Rashí Gen. XXXIII, 4). En las fuentes talmudicas y en el midrash los nombres Esaú y Edom suelen estar identificados con Roma. Rashí se adhiere a, esta tradición cuando le aplica a Italia la bendición de "las tierras fértiles" concedida por Isaac a Esaú (XXVII, 39). En lo sucesivo, cuando Roma adoptó el cristianismo, Edom pasó a ser la denominación del mundo cristiano en general. Flavio Josefo cuenta que Tsefo nieto de Esaú, citado en Génesis XXXVI, 11, fue el fundador de Roma, ciudad que más, adelante se convirtió en la sede de la cristiandad (Véase Nahmánides XLIX, 31). Desde entonces, la tradición considera a los cristianos como descendientes de Esaú y a los judíos como descendientes de Jacob. El antagonismo entre Jacob y Esaú simboliza pues la lucha entre Roma y Jerusalem; y los motivos del aquel antagonismo, pueden explicar también el conflicto que opone el mundo cristiano al mundo judío. La conclusión que podemos sacar de ello es que la hostilidad de los antisemitas cristianos no estriba en motivos de orden religioso, político o económico; ni en cualquier otro motivo especifico. Dicha hostilidad es de índole irracional ya que se remonta a la fase prenatal. Se manifestaba ya en el seno materno donde una lucha implacable enfrentaba a los dos hermanos, a los representantes de dos mundos separados por distancias abismales. Esta es la razón por la que no ha sido posible encontrar un método científico capaz de descubrir y de identificar las verdaderas causas del antisemitismo, a pesar de las muchas investigaciones llevadas a cabo en este terreno.

31 - Y dijo Yaacov: "véndeme antes tu primogenitura."

31 - VENDEME ANTES TU PRIMOGENITURA: Rashí explica: Hazme una venta efectiva y clara, tan clara como el día de hoy. Pero según Nahmánides y Rashbam, la palabra kaiom significa "inmediatamente".

... TU PRIMOGENITURA: "Las obligaciones del culto incumben a los primogénitos. Y Jacob se dijo: no es conveniente que este impío sea el encargado de presentarle las ofrendas al Santo Bensito sea" (Rashí) .

"Mucho se ha discurrido sobre este pacto establecido por los dos muchachos. Unos lo interpretan como un juego de niños, interesante sólo desde el punto de vista psicológico. Otros creen ver en él la primera manifestación del espíritu "mercantil" del judío, de su tendencia a aprovechar todas las ocasiones que se le presentan - sobre todo la ignorancia de los demás - para ganar dinero. En realidad no se trata aquí ni de lo uno ni de lo otro, sino del enfrentamiento entre dos concepciones de la vida, dos ideales. El propósito de este pacto entre los dos hermanos es la perpetuación de la herencia espiritual de Abraham y su difusión a gran escala. Para Jacob, el primogénito es aquel que debe ante todo asegurar la conservación de las tradiciones familiares y asumir, por lo tanto, la sucesión espiritual del fundador de la familia. Para Esaú, esta tarea es una carga insoportable, pues implica una dedicación tal que el individuo se ve obligado constantemente a frenar sus inclinaciones naturales e incluso a sacrificarlas. Y, lo que cuenta, para él, no es el trabajo perseverante que sólo da resultados a largo plazo, después de la muerte, sino el placer inmediato, el bienestar físico del momento. ¿De qué podría servirle entonces una primogenitura que, más que un derecho, es un deber? Un simple bocado de pan, un sabroso plato de lentejas le resultan infinitamente más valiosos que todas aquellas lucubraciones incomprensibles para él. En cuanto a Jacob, el hecho de que Esab acepte vender su primogenitura no hace más que confirmarle lo que sospechaba desde hacía ya mucho tiempo: Que Esaú sentía un desprecio total por este privilegio. Por otra parte, no se trata aquí en absoluto de la renuncia a una herencia material. Como veremos a continuación, Esaú va a adquirir una fortuna considerable, convirtiéndose así en un hombre rico y poderoso. En cambio, los bienes que Jacob consiga no le vendrán por herencia sino que serán el producto de su trabajo intenso y tenaz en casa de Labán." (S. R. Hirsch).

5 - Porque escucho Abraham Mi voz, atendió a Mi servicio, y guardó Mis preceptos, Mis estatutos y Mis leyes.

5 - PORQUE ESCUCHO ABRAHAM MI VOZ... Las bendiciones con las que Dios colma a, Isaac se deben a los méritos de su padre Abraham (ej. Com. V, 24).

Y GUARDO MIS PRECEPTOS... Rashí ve en las palabras de éste versículo la confirmación de la Tradición Rabinica (Raba C. 95) según la cual Abraham observó todas las prescripciones de la Torá, incluidas las prohibiciones rabínicas y las enseñanzas de la Ley oral, mucho antes de que fuesen promulgadas en el Sinaí. El Patriarca tuvo conocimiento de todos estos mandamientos gracias a su don profético (Ruaj Hadodesh) y se lo transmitió a sus descendientes. Nahmánides objeta, sin embargo, que estos últimos no respetaron algunas de las leyes dictadas por Moisés; en particular la que prohibia contraer matrimonio con dos hermanas. Deduce de ello que, para los Patriarcas, la observación de la Torá se limitaba al territorio de la Tierra Prometida y que no era necesaria en los paises extranjeros.
Pero Ch. Benattar impugna esta opinión (Gen. XLIX, 3). Según él, Abraham respetó ante todo las leyes morales y las de los Noájidas, descendientes de Noe; mientras que Maharal considera que los Patriarcas observaron sólo los mandamientos "positivos, no las prohibiciones. Estas últimas conciernen solo y exclusivamente aquellos a quienes el Eterno ha dado conocer puntualmente su voluntad, mientras que los mandamientos "positivos" pueden ser aplicados por todos aquellos que aman a Dios y sienten por, tanto deseos de manifestar su devoción a través de su comportamiento. Abraham fué el único de los Patriarcas que observó todos los preceptos Divinos, tanto los positivos como los negativos...... (Gur Aryeh) (Véase el com. de XXIX, 28).

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó:-.Josue 1:7

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.