domingo, 9 de noviembre de 2014

Estudiando 3 pesukim (versículos) sobresalientes

-- Estudiando 3 pesukim (versículos) sobresalientes

12 - "Y soño: Y he aqui una escalera estaba apoyada en la tierra, y su cima llegaba al cielo: y he aqui que los ángeles de Dios subían y bajaban por ella;"

12 - Y SOÑO: son muchas las interpretaciones que se han dado de este sueño. En relación con la teoría expuesta en el comentario del anterior versículo, según la cual jacob rezó en el lugar donde un día se alzaría el santuario, donde, además, habían rezado sus padres antes de él y desde el cual "sube la oración al cielo", la escalera que vió en sueños representa la ascensión de la oración hacia las esferas celestiales. Los ángeles se elevan, desde la tierra, y llevan las súplicas de los hombres hasta el trono de Dios; luego vuelven a bajar hacia ellos, cargados de bendiciones celestiales. Maimónides cita un pasaje del midrash tanhumá que no figura en las ediciones corrientes según el cual la escalera constaba de cuatro peldaños, correspondientes a las cuatro etapas por las que debe pasar el pensamiento para llegar a Dios.

"Y HE AQUI QUE UNA ESCALERA ESTABA APOYADA EN LA TIERRA"; aquí, la escalera designa el lugar que ocupan los diferentes seres del universo y las relaciones que mantienen entre sí. El punto de apoyo de la escalera hace referencia al mundo terrenal, al mundo de las percepciones y de la experiencia, que es la fuente de todo conocimiento. "Y su cima tocaba el cielo": eso nos enseña que el conocimiento parte del mundo de las sensaciones y se eleva poco a poco hacia el mundo de los seres santos y de las esferas superiores. "He aquí que por ella subían y bajaban los ángeles del señor": esto alude al mundo suprasensible de los ángeles, que corresponde a un nivel de Conocimiento más elevado; y, por último, el cuarto y último escalón de la evolución espiritual, el qué constituye la meta final del conocimiento y, también, de la oración, es el que sugiere la frase siguiente: "Y he aquí" que el eterno estaba sobre ella" (según el comentario de Ibn Tbbon, ibid.). Rabi Isaias Haleví horwitz quien, en su obra intenta realizar una síntesis entre el método racionalista y el cabalístico, declara que los cuatro mundos de los filósofos corresponden exactamente a los cuatro mundos de los cabalistas, a saber: el mundo de los fenómenos materiales, el mundo de la creación o de las fuerzas; y el mundo de las ideas pero mientras los cuatro mundos de la cábala representan los "grados" de expansión de la emanación divina, los cuatro mundos de los filósofos designan sólo las diferentes fases por las que el conocimiento humano tiene que pasar, el camino que tiene que recorrer desde la percepción del fenómeno hasta la visión del absoluto. Los cuatro escalones sucesivos corresponden puntualmente a las etapas del proceso por el que la naturaleza nos instruye. Así pues, el espíritu especulativo debe elevarse en la escalera del conocimiento hasta acceder al creador de] universo. Y el hombre que reza debe atravesar primero estos cuatro mundos para poder encontrar, como Jacob, en lo alto de la escalera, el Dios que su inteligencia y su corazón buscan. A cada uno de estos mundos le corresponde una de las cuatro partes principales que componen nuestra oración diaria.

LOS ANGELES DE DIOS SUBIAN Y BAJABAN POR ELLA: Rabi Eliezer explica que el sueño de Jacob fué una profecía en la que Dios le reveló los cuatro reinos que habían de esclavizar a sus descendientes, anunciándole así mismo su ascensión y su caída. Los cuatro reinos eran los de babilonia, media, grecia y edom, o roma. Los ángeles representaban los "padrinos" de estos reinos en las esferas celestiales. Pero el eterno apareció en la cima de la escalera y le prometió a Yacob, encarnación de Israel, que le daría su protección: "Te guardaré doquiera que vayas y te haré volver a esta tierras".

También Abraham había tenido una visión parecida en el episodio de "la alianza de los animales partidos". También él oyó, en aquella ocasión, las palabras divinas que le prometieron la redención final del pueblo de Israel después del exilio. (Citado por Rambám a propósito de las formas que puede tomar la profecía).

20 - "Y Yacob hizo voto, diciendo: "si estuviere Dios conmigo, y me guardare en este camino en que ando, y me diere pan para comer y ropa para vestir."

20 - Y Yacob Hizo Un Voto Diciendo: la palabra ....DICIENDO, significa aquí: "para decirles a las generaciones futuras... Que hagan votos en las horas de angustia (véase al respecto la discusión talmúdica en Nedarim 9a y en yoré deá 203, 5) . De igual modo, el rey David exclama: "quiero cumplir mis votos... Los que en la angustia formuló mi boca" (Salmo LXVI, 14).

SI ESTUVIERE DIOS CONMIGO: Rashí explica: "Si Dios guarda las promesas que me hizo de estar conmigo, pues me dijo: estaré contigo... ". Pero el zohar pregunta: ¿acaso Yacob tenía dudas en cuanto al cumplimiento de las promesas divinas? Desde luego que no, pero pensó que era un sueño lo que había tenido, y que algunos sueños revelan verdades mientras que otros son engañosos. Y se dijo: si las promesas que he oído en mi sueño se realizan, sabré que era una revelación." Por otra parte, los maestros del Midrash subrayan aquí el hecho de que, para un justo, no hay ninguna promesa relacionada con este mundo que sea irrevocable. Pues el justo vive con el temor de que un pecado cometido por él pueda acarrear la anulación de la promesa divina. Esta es la razón por la que el lenguaje empleado por Yacob reviste aquí un matiz dubitativo.

... Y ME PROTEGE EN ESTE CAMINO QUE VOY SIGUIENDO: Yacob es el primer judío que emigra de su tierra y emprende el camino del galut (exilio). Por lo tanto, el deseo que expresa al principio de su peregrinación hacia un porvenir incierto y cargado de amenazas corresponde a los deseos y esperanzas que cada judío alberga en su corazón cuando abandona su hogar en dirección al exilio. Y lo primero que hace Yacob no es pedirle a Dios que le asegure su subsistencia, sino implorarle que esté con él y le conceda Su protección. Pues no quiere sucumbir moralmente, como tantos, en la lucha que le espera "para el pan diario". En el curso de esta lucha, son muchos los seres humanos que pierden su fé y su moralidad, conviertiéndose en infieles o en delincuentes. Por esta razón, Yacob ruega a Dios que
"le preserve", es decir, segun los sabios del midrash, que le permita evitar errores graves de conducta, cometer injusticias, atentar a los derechos de] prójimo, abandonar la fé, entregarse al libertinaje o calumniar a sus semejantes. Así pues, lo que más le preocupa a Yacob es la salvaguardia de su personalidad moral. Luego reza para que Dios le conceda una situación material modesta "pan para comer y vestidos para cubrirse" y, por último, le pide que le permita regresar "en paz" al hogar paterno. La "paz" a la que se refiere Yacob es, en primer lugar, la paz exterior que el judío errante necesita más que cualquier otra persona, pero también implica, como lo observa Rashí, una idea de "integridad", es decir un estado de preservación de todo pecado. Pues, en tercer lugar, lo que le importa a Yacob es poder permanecer fiel a sí mismo, íntegro e intacto, inmune a la influencia de un Labán; lo que le importa es, en definitiva regresar del extranjero a la casa de sus padres con la satisfacción de haber triunfado totalmente de los peligros de la asimilación.

25 - Y aconteció que por la mañana, y he aquí que era Lea. Y el le dijo a Laban: "¿que es esto que me has hecho? ¿no te serví por Raquel? ¿y por que me has engañado?"

25 - MAS POR LA MAÑANA, SE DIO CUENTA YACOB QUE ERA LEA: "por la mañana"; lo que significa que durante la noche, no supo que no era Lea. En efecto, Yacob se había puesto de acuerdo con raquel para utilizar determinados signos de reconocimiento. Pero cuando vió que era a lea a quien iban a casar con Yacob, se dijo: "mi hermana va a sentirse humillada". Entonces, le reveló los signos que había convenido con él. (rashí). Según nuestros sabios, este acto de suprema abnegación efectuado por Raquel en beneficio de su hermana fué lo bastante revelante para asegurarle un mérito eterno a los ojos de Dios. Cuando el primer templo cayó en poder de nuestros enemigos y los judíos fueron llevados como cautivos a babilonia, los patriarcas y moisés, desde más allá de la tumba, imploraron la gracia del señor y le pidieron que pusiese un término a los sufrimientos de su pueblo. El midrash expone alégoricamente los diversos argumentos y me Dios de persuasión a los que recurrieron para conseguir la clemencia divina, alegando cada uno de ellos sus méritos personales con palabras conmovedoras. Pero el eterno permaneció insensible a todas estas súplicas. Y fué entonces cuando se oyó la voz de Raquel: ¡amo del universo! Dijo; tu sabes que Yacob me amó infinitamente y que sirvió a mi padre durante siete años para poder casarse conmigo. También sabes que el día de la boda, mi padre decidió sustituirme por mi hermana. Sin embargo, no tuve celos de ella. Entonces, si yo, que sólo soy polvo y ceniza no tuve celos de mi rival, ¿cómo es posible que tú, el amo del universo, puedas sentirte celoso de unos ídolos a los que los judíos adoran y que no son nada?" Las palabras de Raquel despertaron en el acto la compasión del Eterno quien proclamó entonces: "accederé a tu ruego, Raquel; y haré que Israel regrese a su patria." Esta promesa del Señor, el profeta Jeremias la exalta con los siguientes términos: "un grito se ha oído en rama, un lamento, un llanto amargo. Es raquel que llora a sus hijos y no quiere consolarse de haberlos perdido. Pero el señor le dice: deja de lamentarte, seca el llanto de tus ojos, porque tu acción será recompensada, volverán del país enemigo. Sí, Hay esperanza para tu porvenir, dice el eterno; tu hijos regresarán a su tierra" (XXXI, 14-17) (Lam. Raba, l).

Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidando de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moisés te mandó:-.Josue 1:7

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.