domingo, 18 de octubre de 2015

Elija bien a sus amigos en estos últimos días . “Las malas amistades echan a perder las buenas costumbres.” (1 COR. 15:33, Biblia en Lenguaje Sencillo [BLS])

"Las malas amistades echan a perder las buenas costumbres." (1 COR.
15:33, Biblia en Lenguaje Sencillo [BLS])

CANCIONES 73 Y 119
¿SE ACUERDA?

*

¿Qué les pasó a los israelitas por juntarse con las personas
equivocadas?
*

¿Por qué deben los cristianos casarse "solo en el Señor"?
*

¿Quiénes deberían ser nuestros amigos?

1. ¿En qué época estamos viviendo?

VIVIMOS tiempos críticos, muy difíciles. Según la Biblia, desde 1914
estamos viviendo en "los últimos días", la peor época de la historia.
Además, la Palabra de Dios predijo que la situación mundial se
complicaría cada vez más, pues la gente iría "de mal en peor" (2 Tim.
3:1-5, 13).

2. ¿Cómo se entretiene mucha gente? (Vea la ilustración del principio.)

2 Mucha gente se entretiene con cosas violentas, inmorales o
espiritistas. En la televisión, el cine, los libros, las revistas e
Internet se presenta la violencia y la inmoralidad como si no tuvieran
nada de malo. Algunas conductas que antes se consideraban inaceptables
o ilegales ahora son completamente normales y hasta se han legalizado
en algunos países. Pero eso no significa que Dios las acepte (lea
Romanos 1:28-32).

3. ¿Qué piensa la gente de nosotros?

3 Los cristianos del siglo primero evitaban divertirse con cosas malas.
Debido a ello, mucha gente los criticaba y hasta los perseguía. El
apóstol Pedro escribió: "Por eso, a los que no creen, ahora les parece
extraño que ustedes ya no se unan a ellos en su vida loca y
desenfrenada, y por eso hablan mal de ustedes" (1 Ped. 4:4, La Palabra
de Dios para Todos). Hoy pasa igual: la gente en general nos ve como
personas raras. Pero no nos extraña, pues la Biblia explica que todos
los que desean obedecer a Jesucristo "serán perseguidos" (2 Tim. 3:12).
"LAS MALAS AMISTADES ECHAN A PERDER LAS BUENAS COSTUMBRES"

4. Según la Biblia, ¿por qué no debemos amar al mundo?

4 La Biblia dice que los siervos de Dios no debemos amar al mundo ni
imitar su conducta (lea 1 Juan 2:15, 16). Todo lo que hay en el mundo
está controlado por Satanás, "el dios de este sistema de cosas". Eso
incluye las religiones, la política, las organizaciones comerciales y
los medios de comunicación (2 Cor. 4:4; 1 Juan 5:19). Como no queremos
que el mundo nos contamine, debemos evitar las malas amistades, pues la
Biblia advierte que "echan a perder las buenas costumbres" (1 Cor.
15:33, BLS).

5, 6. a) ¿Qué tipo de compañías debemos evitar? b) ¿Por qué debemos
evitar ese tipo de compañías?

5 Para no perder nuestras buenas costumbres, debemos evitar las malas
compañías, fuera y también dentro de la congregación. No debemos
juntarnos con los miembros de la congregación que deciden desobedecer a
Jehová. De hecho, si un cristiano comete un pecado grave y no se
arrepiente, cortamos toda relación con él (Rom. 16:17, 18).

6 Si tenemos amistad estrecha con gente que no sirve a Jehová, es
posible que terminemos haciendo lo mismo que ellos a fin de que nos
acepten. Por ejemplo, si nos juntamos con personas que pasan por alto
las normas de Dios sobre la sexualidad, nosotros también podríamos
terminar cometiendo inmoralidad. A algunos les ha ocurrido eso y han
tenido que ser expulsados de la congregación (1 Cor. 5:11-13). Y si no
regresan a Jehová, puede pasarles lo que dijo el apóstol Pedro en 2
Pedro 2:20-22 (léalo).

7. ¿Quiénes deben ser nuestros amigos íntimos?

7 Aunque tratamos de ser amables con todo el mundo, no debemos ser
amigos íntimos de las personas que no obedecen las leyes de Dios. Por
eso, estaría mal que un cristiano soltero saliera con una persona que
no estuviera sirviendo fielmente a Jehová. Ser fieles a Jehová es
muchísimo más importante que ser aceptados por el mundo. Nuestros
amigos íntimos deben hacer la voluntad de Dios. Jesús dijo: "Cualquiera
que hace la voluntad de Dios, este es mi hermano y hermana y madre"
(Mar. 3:35).

8. ¿Qué les pasó a los israelitas por juntarse con las personas
equivocadas?

8 Juntarse con las personas equivocadas trae muy malas consecuencias,
como lo demuestra el caso de los israelitas. Después de sacarlos de
Egipto, Jehová los dirigió a la Tierra Prometida y les dijo lo
siguiente sobre la gente que vivía allí: "No debes inclinarte ante sus
dioses ni ser inducido a servirles, y no debes hacer nada parecido a
las obras de ellos, sino que sin falta los echarás abajo y sin falta
derribarás sus columnas sagradas. Y ustedes tienen que servir a Jehová
su Dios" (Éx. 23:24, 25). Sin embargo, la mayoría de los israelitas no
hicieron caso (Sal. 106:35-39). Por esa razón, siglos después, Jesús
dijo: "¡Miren! Su casa se les deja abandonada a ustedes" (Mat. 23:38).
Así es, Jehová abandonó o rechazó a la nación de Israel y formó una
nación nueva: la congregación cristiana (Hech. 2:1-4).
TENGA CUIDADO CON LO QUE LEE Y CON LO QUE VE

9. ¿Por qué debemos tener cuidado con lo que vemos y leemos?

9 Si no tenemos cuidado con lo que vemos y leemos, podríamos dañar
nuestra relación con Jehová. Gran parte del entretenimiento actual
promueve los intereses de Satanás y, desde luego, no fortalece nuestra
fe en Dios y sus promesas. Debemos escoger con cuidado lo que hacemos
en nuestro tiempo libre y no entretenernos con cosas que nos alejen de
Jehová (Tito 2:12).

10. ¿Qué va a pasar con el mundo del entretenimiento?

10 Se acerca el día en que ya no necesitaremos tener cuidado con el
mundo del entretenimiento, pues el sistema de Satanás ya no existirá.
Así lo confirma la Biblia: "El mundo va pasando, y también su deseo,
pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre" (1 Juan
2:17). El salmista escribió algo parecido: "[Los hombres malos] serán
cortados, pero los que esperan en Jehová son los que poseerán la
tierra". Y añadió: "Los mansos mismos poseerán la tierra, y
verdaderamente hallarán su deleite exquisito en la abundancia de paz".
¿Durante cuánto tiempo? El mismo salmo dice: "Los justos mismos
poseerán la tierra, y residirán para siempre sobre ella" (Sal. 37:9,
11, 29).

11. ¿Cómo nos ayuda Jehová a alcanzar la vida eterna?

11 A diferencia del mundo, la organización de Jehová nos enseña todo lo
que necesitamos saber para alcanzar la vida eterna. Jesús dijo en una
de sus oraciones: "Esto significa vida eterna, el que estén adquiriendo
conocimiento de ti, el único Dios verdadero, y de aquel a quien tú
enviaste, Jesucristo" (Juan 17:3). A través de su organización, nuestro
Padre celestial nos da alimento espiritual en abundancia. Tenemos
revistas, folletos, libros, videos y sitios de Internet que nos ayudan
a servir a Jehová. Además, la organización prepara todas las semanas
reuniones para las más de 110.000 congregaciones que hay en el mundo.
En esas reuniones, así como en las asambleas, usamos publicaciones que
nos ayudan a comprender mejor la Biblia y aumentan nuestra fe en Jehová
y en todo lo que ha prometido (Heb. 10:24, 25).
"SOLO EN EL SEÑOR"

12. ¿Qué significa casarse "solo en el Señor"?

12 El cristiano debe elegir bien a sus amigos, pero es aún más
importante que elija bien a la persona con la que va a casarse. La
Palabra de Dios aconseja: "No lleguen a estar unidos bajo yugo desigual
con los incrédulos. Porque, ¿qué consorcio tienen la justicia y el
desafuero? ¿O qué participación tiene la luz con la oscuridad?" (2 Cor.
6:14). La Biblia dice claramente que el testigo de Jehová debe casarse
"solo en el Señor", es decir, solo con otro Testigo bautizado que se
comporte como un verdadero cristiano (1 Cor. 7:39). Quien sigue este
consejo obtiene algo muy valioso: un amigo que lo ayudará a ser fiel a
Dios.

13. ¿Qué mandó Jehová a la nación de Israel?

13 Jehová sabe lo que es mejor para sus siervos y siempre ha dejado
claro lo que piensa sobre el matrimonio, como lo demuestra este mandato
que dio a la nación de Israel: "No debes formar ninguna alianza
matrimonial con ellas [las naciones vecinas, que no adoraban a Jehová].
No debes dar tu hija al hijo de él, ni debes tomar su hija para tu
hijo. Porque él apartará a tu hijo de seguirme, y ellos ciertamente
servirán a otros dioses; y la cólera de Jehová realmente se encenderá
contra ustedes, y él ciertamente te aniquilará de prisa" (Deut. 7:3, 4).

14, 15. ¿Qué le ocurrió a Salomón por desobedecer el mandato de Jehová?

14 Salomón, el hijo de David, es un claro ejemplo de lo que puede
ocurrirle a quien se casa con una persona que no sirve a Jehová (Ecl.
4:13). Cuando se convirtió en rey, Salomón le pidió sabiduría a Dios, y
este se la concedió. Llegó a ser tan sabio que su fama se extendió por
todas partes. La reina de Seba decidió visitarlo para ver con sus
propios ojos si era cierto lo que decía la gente. ¿A qué conclusión
llegó? Sorprendida, dijo: "Has superado en sabiduría y prosperidad las
cosas [...] que escuché" (1 Rey. 10:7).

15 No obstante, a pesar de todo lo que Jehová había hecho por él,
Salomón desobedeció su mandato. La Biblia dice que "amó a muchas
esposas extranjeras". De hecho llegó a tener 700 esposas, además de 300
concubinas. ¿Cuál fue el resultado? Cuando envejeció, sus esposas
paganas hicieron que terminara sirviendo a otros dioses "y Salomón
empezó a hacer lo que era malo a los ojos de Jehová" (1 Rey. 11:1-6).
Así es, aquellas mujeres fueron una mala compañía para él y lo alejaron
de Dios. ¡Qué advertencia tan directa para todo el que está pensando en
casarse con alguien que no ama a Jehová!

16. ¿Qué aconseja la Biblia a quienes ya estaban casados cuando
conocieron a Jehová?

16 ¿Y si usted ya estaba casado cuando conoció a Jehová? La Biblia
dice: "Ustedes, esposas, estén en sujeción a sus propios esposos, a fin
de que, si algunos no son obedientes a la palabra, sean ganados sin una
palabra por la conducta de sus esposas (1 Ped. 3:1). Por supuesto,
aunque estas palabras iban dirigidas a las esposas, también son
aplicables a los esposos. El consejo es claro: sea un buen esposo (o
una buena esposa) y esfuércese por poner en práctica en su matrimonio
todo lo que Dios manda. Es posible que su buena conducta haga que su
cónyuge acepte la verdad, como tantas veces ha pasado.
HÁGASE AMIGO DE LOS AMIGOS DE JEHOVÁ

17, 18. a) ¿Qué ayudó a Noé a sobrevivir al Diluvio? b) ¿Qué ayudó a
los cristianos del siglo primero a sobrevivir a la destrucción de
Jerusalén?

17 Como hemos visto hasta ahora, las malas compañías nos alejan de
Jehová. En cambio, las buenas amistades nos acercan a él. Piense en el
caso de Noé, un siervo de Dios que vivió rodeado de gente mala. La
Biblia dice que en su tiempo "la maldad del hombre abundaba en la
tierra" y que la conducta de la gente era "mala todo el tiempo" (Gén.
6:5). Debido a ello, Jehová decidió acabar con aquella sociedad por
medio del Diluvio. Pero Noé "fue hombre justo. Resultó exento de falta
entre sus contemporáneos. Noé andaba con el Dios verdadero" (Gén.
6:7-9).

18 Él evitó juntarse con la gente que no servía a Dios. Al lado de su
esposa, sus hijos y sus nueras, se mantuvo ocupado haciendo todo lo que
Jehová le había mandado: construyó el arca y fue "predicador de
justicia". Como resultado, sobrevivió al Diluvio junto con su familia
(2 Ped. 2:5). Tenemos mucho que agradecerles a todos ellos, pues fueron
fieles y escogieron bien sus compañías, y esa es la razón por la que
hoy estamos vivos. Los cristianos del siglo primero también son un
ejemplo para nosotros. Ellos sobrevivieron a la destrucción de
Jerusalén en el año 70 gracias a que se mantuvieron separados de las
personas que no amaban a Jehová (Luc. 21:20-22).
Un grupo de hermanos pasando un buen rato

Pasar tiempo con nuestros hermanos nos da una idea de cómo será la vida
en el nuevo mundo (vea el párrafo 19)

19. ¿Qué debemos hacer para tener una fe fuerte?

19 Sigamos el ejemplo de Noé y su familia, y el de los cristianos del
siglo primero. Mantengámonos separados de este mundo sucio. Busquemos
la compañía de los muchos hermanos fieles que nos rodean, todos los
cuales se esfuerzan por seguir la guía de Dios; solo así lograremos
tener una fe fuerte en estos tiempos tan difíciles en los que vivimos
(1 Cor. 16:13; Prov. 13:20). Piense en el maravilloso futuro que le
espera: usted puede sobrevivir al fin de este sistema y vivir para
siempre en el nuevo mundo... pero solo si elige bien a sus amigos.

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.