sábado, 3 de octubre de 2015

¿Quién es “el anticristo”? (it-1 págs. 143, 144)

ANTICRISTO

Significa "contra (o en lugar de) Cristo". Aparece cinco veces en las
Escrituras tanto en singular como en plural, todas ellas en dos de las
epístolas de Juan.

Este tema no era nuevo para los cristianos cuando Juan escribió sus
cartas (alrededor del año 98 E.C.). En 1 Juan 2:18 se lee: "Niñitos, es
la última hora, y, así como han oído que el anticristo (gr.
an·tí·kjri·stos) viene, aun ahora ha llegado a haber muchos
anticristos; del cual hecho adquirimos el conocimiento de que es la
última hora". La declaración de Juan muestra que hay muchos anticristos
individuales, aunque todos juntos podrían formar una persona compuesta
designada como "el anticristo". (2Jn 7.) El uso de la expresión "hora"
para referirse a un período de tiempo relativamente breve o de duración
indeterminada se encuentra en otros escritos de Juan. (Véanse Jn 2:4;
4:21-23; 5:25, 28; 7:30; 8:20; 12:23, 27.) De modo que no limita la
aparición, existencia y actividad del anticristo a algún tiempo futuro,
más bien, dice que ya está presente e indica que seguirá existiendo.
(1Jn 4:3.)

Identificación. Aunque en el pasado en repetidas 144ocasiones se ha
intentado identificar al "anticristo" con un individuo, como pudiera
ser Pompeyo, Nerón o Mahoma (este último a instancias del papa
Inocencio III en 1213 E.C.), o con una organización específica —según
la opinión de los protestantes "el anticristo" aplica al papado—, las
declaraciones inspiradas de Juan muestran que el término tiene una
aplicación amplia y abarca a todos aquellos que niegan que "Jesús es el
Cristo" y el Hijo de Dios que vino "en carne". (1Jn 2:22; 4:2, 3; 2Jn
7; compárese con Jn 8:42, 48, 49; 9:22.)

El negar a Jesús como el Cristo e Hijo de Dios incluye necesariamente
la negación de algunas o de todas las enseñanzas bíblicas sobre él: su
origen, su lugar en el propósito de Dios, su cumplimiento de las
profecías de las Escrituras Hebreas como el Mesías prometido, su
ministerio, sus enseñanzas y sus profecías, así como cualquier forma de
oposición a él o cualquier esfuerzo por reemplazarlo de su posición de
Sumo Sacerdote y Rey asignado por Dios. Esto se ve en otros textos,
que, si bien no usan el término "anticristo", expresan en esencia la
misma idea. Así, Jesús declaró: "El que no está de mi parte, contra mí
está, y el que no recoge conmigo, desparrama". (Lu 11:23.) En 2 Juan 7
se muestra que estos podrían actuar como engañadores, así que el
"anticristo" incluiría a los que son "falsos Cristos" y "falsos
profetas", así como a aquellos que realizan obras poderosas en el
nombre de Jesús pero que él clasifica como "obradores del desafuero".
(Mt 24:24; 7:15, 22, 23.)

Además, en vista de la regla dada por Jesús en el sentido de que
cualquier cosa que se hiciese contra sus verdaderos seguidores sería
como hacérsela a él (Mt 25:40, 45; Hch 9:5), el término también debe
incluir a quienes los persiguen, lo que significa que deberían quedar
comprendidos en él tanto "Babilonia la Grande" como el "esclavo malo"
mencionado en la parábola de Jesús. (Lu 21:12; Rev 17:5, 6; Mt
24:48-51.)

Juan menciona específicamente a los apóstatas como parte del anticristo
cuando hace referencia a aquellos que "salieron de entre nosotros", al
abandonar la congregación cristiana. (1Jn 2:18, 19.) Por lo tanto,
incluye al "hombre del desafuero" o "hijo de la destrucción" del que
habla Pablo, así como a los "falsos maestros" que Pedro denuncia por
formar sectas destructivas y que 'repudian hasta al dueño que los
compró'. (2Te 2:3-5; 2Pe 2:1; véase HOMBRE DEL DESAFUERO.)

En la descripción simbólica de Revelación 17:8-15 y Rev 19:19-21 se
muestra que también son parte del anticristo tanto reinos como naciones
y organizaciones. (Compárese con Sl 2:1, 2.)

Las Escrituras muestran que todas las partes integrantes del anticristo
antes mencionadas se encaminan hacia su venidera destrucción a causa de
su derrotero de oposición.

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.