sábado, 7 de noviembre de 2015

Andaba con el Dios verdadero” NOE

Andaba con el Dios verdadero"

1, 2. ¿En qué proyecto llevaban décadas trabajando Noé y su familia, y
a qué dificultades se enfrentaban?

NOÉ se toma un respiro del trabajo. Sentado en una ancha viga de
madera, endereza la espalda y estira sus adoloridos músculos mientras
contempla la inmensa estructura de lo que será el arca. Hay un fuerte
olor a alquitrán en el aire, y el sonido de las herramientas resuena
por doquier. Desde donde está, Noé ve a su familia trabajando
arduamente en el enorme armazón de madera. Sus hijos, sus nueras y su
amada esposa llevan décadas colaborando con él en esa construcción. Ya
han avanzado bastante, pero aún les queda mucho por hacer.

2 La gente dice que están locos. Cuanto más terminada se ve el arca,
más se ríen de que vaya a venir un diluvio que inunde la Tierra entera,
como les está advirtiendo Noé. La sola idea de que pueda ocurrir una
catástrofe de tales dimensiones les parece absurda, un auténtico
disparate. No entienden cómo puede alguien desperdiciar su vida —y la
de su familia— en una tarea tan ridícula. Pero Jehová, el Dios de Noé,
ve a este siervo suyo de manera muy diferente.

3. ¿En qué sentido andaba Noé con Dios?

3 Las Escrituras nos dicen: "Noé andaba con el Dios verdadero" (lea
Génesis 6:9). ¿Qué significan esas palabras? No quieren decir que Dios
hubiera bajado a la Tierra ni tampoco que Noé hubiera ido al cielo. Más
bien, se refieren a que Noé obedecía a Dios al pie de la letra y lo
amaba profundamente; para él era un amigo muy íntimo que lo acompañaba
en cada paso que daba. Miles de años después se registraron en la
Biblia estas palabras acerca de Noé: "Por [su] fe condenó al mundo"
(Heb. 11:7). ¿En qué sentido condenó al mundo? ¿Y qué lección podemos
extraer de la fe que demostró?
Un hombre recto en un mundo torcido

4, 5. ¿Cómo había empeorado el mundo en los días de Noé?

4 Noé se crió en un mundo que iba rápidamente de mal en peor. Ya estaba
mal en la época de su bisabuelo Enoc, otro hombre justo que anduvo con
Dios y que anunció un día de juicio contra toda la gente malvada. Pero
en los tiempos de Noé, la maldad había llegado a límites impensables.
De hecho, la violencia era tanta que, a los ojos de Jehová, la Tierra
estaba arruinada (Gén. 5:22; 6:11; Jud. 14, 15). ¿Por qué habían
empeorado hasta ese grado las cosas?

5 Por algo terrible que había ocurrido entre los ángeles. Uno de ellos
se había rebelado contra Jehová, calumniándolo y llevando a Adán y Eva
al pecado, con lo que se había convertido en Satanás, el Diablo. En los
días de Noé, otros ángeles se unieron a esa rebelión contra la justa
autoridad de Jehová. Abandonaron el puesto que Dios les había dado en
el cielo, vinieron a la Tierra en forma de hombres y se casaron con
hermosas mujeres. Aquellos ángeles rebeldes, orgullosos y egoístas
ejercían una influencia sumamente dañina sobre los seres humanos (Gén.
6:1, 2; Jud. 6, 7).

6. ¿Qué influencia tuvieron los nefilim en el mundo, y qué decidió
hacer Jehová?

6 Por otra parte, de esas uniones contranaturales entre ángeles y
mujeres nacieron unos hijos híbridos de tamaño gigantesco y fuerza
descomunal. La Biblia los llama nefilim, palabra que significa
"derribadores" o "los que hacen caer a otros". Aquellos seres brutales
hicieron del mundo un lugar terriblemente perverso y cruel. No es de
extrañar que el Creador concluyera que "la maldad del hombre abundaba
en la tierra, y que toda inclinación de los pensamientos del corazón de
este era solamente mala todo el tiempo". De ahí que Jehová decidiera
eliminar esa sociedad malvada en un plazo de ciento veinte años (lea
Génesis 6:3-5).

7. ¿A qué dificultades se enfrentaron Noé y su esposa al criar a sus
hijos?

7 ¡Qué difícil debía ser sacar adelante una familia en un mundo tan
espantoso! Pero Noé lo logró. Afortunadamente, encontró una buena
esposa y, después de cumplir los 500 años, llegó a ser padre de tres
hijos: Sem, Cam y Jafet.* Como buenos padres, se esforzaron por
protegerlos de las malas influencias que los rodeaban. Los nefilim
tenían características que, por norma general, los niños admiran: eran
hombres "poderosos" y "de fama". Noé y su esposa no podían evitar que
sus hijos se enteraran de las barbaridades que cometían aquellos
gigantes, pero sí podían hablarles sobre la atrayente personalidad de
Dios, quien odia todo tipo de maldad. Tenían que ayudarles a comprender
que a Jehová le dolía ver la violencia y la rebelión que plagaban el
planeta (Gén. 6:6).

8. ¿Cómo pueden los padres de hoy imitar el ejemplo de Noé y su esposa?

8 Los padres de hoy entienden muy bien los desafíos que afrontaron Noé
y su esposa. La rebeldía y agresividad también caracterizan al mundo
actual. En muchas ciudades, abundan las pandillas de jóvenes
delincuentes. Hasta el entretenimiento dirigido a los niños está
saturado de temas violentos. Pero los padres responsables se esfuerzan
por contrarrestar esas influencias enseñándoles a sus hijos acerca del
Dios de la paz, Jehová, quien acabará con toda la violencia (Sal. 11:5;
37:10, 11). En efecto, es posible criar buenos hijos en un mundo malo.
Noé y su esposa lo lograron: sus hijos llegaron a ser personas nobles y
se casaron con mujeres que también estaban dispuestas a obedecer a Dios
por encima de todo.
"Haz para ti un arca"

9, 10. a) ¿Qué palabras de Jehová cambiaron para siempre la vida de
Noé? b) ¿Qué información le dio Jehová a Noé sobre el arca y sobre lo
que debía hacer para sobrevivir?

9 Llegó el día en que la vida de Noé cambió para siempre. Jehová habló
con su fiel siervo para decirle que había decidido poner fin al mundo
de aquel tiempo, y le dio el siguiente mandato: "Haz para ti un arca de
madera de árbol resinoso" (Gén. 6:14).

10 El arca no era un barco, como algunos se imaginan, con superficies
curvas. No poseía ni proa ni popa, ni tampoco quilla ni timón.
Básicamente tenía la forma de una enorme caja. Primero, Jehová le dio a
Noé las dimensiones exactas y algunos detalles sobre su diseño, y le
indicó que la recubriera por dentro y por fuera con alquitrán. Entonces
le dijo: "Voy a traer el diluvio de aguas sobre la tierra [...]. Todo
lo que está en la tierra expirará". Sin embargo, hizo un pacto con Noé
para que él y su familia sobrevivieran. Le ordenó: "Tienes que entrar
en el arca, tú y tus hijos y tu esposa y las esposas de tus hijos
contigo". Como parte de ese acuerdo, Noé debía introducir en el arca
ejemplares de toda clase de animales. Solo se salvarían los que
estuvieran dentro (Gén. 6:17-20).

11, 12. ¿A qué tarea colosal se enfrentaba Noé, y cómo cumplió con ella?

11 Noé se enfrentaba a una tarea colosal. El arca iba a ser enorme:
mediría unos 133 metros (437 pies) de largo, 22 metros (73 pies) de
ancho y 13 metros (44 pies) de alto. Su tamaño superaría por mucho el
de los mayores buques de madera construidos en tiempos modernos. ¡Sería
incluso más larga que un campo de fútbol! ¿Rechazó Noé esta comisión?
¿Se quejó de las dificultades que presentaba? ¿O cambió algunos
detalles para facilitar el trabajo? La Biblia responde: "Noé procedió a
hacer conforme a todo lo que le había mandado Dios. Hizo precisamente
así" (Gén. 6:22).

12 La construcción le tomó varias décadas, puede que unos cuarenta o
cincuenta años. Había que talar árboles, cargar los troncos, cortarlos,
darles forma y unir las piezas. El arca contaría con tres plantas —o
cubiertas—, diversos compartimentos y una puerta en uno de los lados.
Por lo visto, también tendría ventanas a lo largo de la parte superior
y un techo elevado por el centro con una ligera pendiente hacia los
lados para que el agua escurriera (Gén. 6:14-16).







La hierba verde se ha secado,la
flor se ha marchitado,pero en cuanto a la
palabra de nuestro Dios JEHOVÁ,Durara hasta tiempo indefinido. ISAIAS
40;8
http://burgara-despertadatalaya.blogspot.com
http://groups.yahoo.com/group/gb_mp
burgara@itelcel.com

Etiquetas

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.