sábado, 23 de diciembre de 2017

Melquisedec

Melquisedec - Reina Valera 1909
REY DE JUSTICIA, DE RECTITUD, MELQUISEDEC. (Gn 14:18). MELCHIZEDEK. Dos veces se menciona a Melquisedec en el Antiguo Testamento (Gn 14:18);(Sal 110:4). Fue un antiguo rey y sacerdote "del Altísimo" (Gn 14:18). Después de una batalla, salió al encuentro de Abraham para ofrecerle bondadosamente pan y vino. Como rey de justicia y rey de paz, Melquisedec se convirtió en eterno representante y cabeza simbólica del más excelso orden del sacerdocio levítico, y el libro de Hebreos presenta a Cristo como sumo sacerdote según el orden de Melquisedec (He 5:6).
Melquisedec - Douglas Tenney
(heb., melkitsedhek, rey de justicia). Un sacerdote y rey de Salem, identificada con Jerusalén.
Melquisedec fue a encontrarse con Abram cuando éste volvía de derrotar a Quedarlaomer y a los reyes que estaban con él. Le presentó a Abram pan y vino y lo bendijo en el nombre del Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra. Abram le dio el diezmo de todo. La palabra heb. para Dios en esta ocasión es la misma que en tales frases como Dios Todopoderoso (Gn 17:1), el Dios Eterno (Gn 21:33) y Dios de Betel (Gen 35:7) y es la designación semita más antigua para Dios.
Melquisedec era entonces un monoteísta y adoraba en esencia al mismo Dios que Abram, el cual lo reconoció como sacerdote.
La próxima vez que Melquisedec aparece es en el (Sal 110:4) : Tú eres sacerdote para siempre, según el orden de Melquisedec. Este salmo es de un interés especial porque Jesús se refiere a él (Mt 22:44),( Mr 12:35-36),( Lc 20:41-42) y se le considera unode los salmos mesiánicos. El soberano ideal de la nación hebrea sería uno que combinara en su persona el papel tanto de sacerdote como de rey. El autor de la epístola a los Hebreos utiliza a Melquisedec (He 5:7) en su gran argumento demostrando como Jesucristo es la revelación final y perfecta de Dios. El sacerdote ideal debe pertenecer al orden de Melquisedec, y Cristo fue el cumplimiento de esta profecía, ya que provino de Judá, una tribu sin vínculo con el sacerdocio levítico.
Melquisedec - Diccionario Bíblico Sencillo
tip, BIOG SACE REYE TIPO HOMB HOAT vet, = «rey de justicia». Rey de Salem (probablemente Jerusalén, cfr. (Sal 76:3) y sacerdote del Altísimo (Gn 14:18). Fue al encuentro de Abraham, victorioso de la batalla de los reyes que habían llevado preso a Lot; le ofreció pan y vino, y lo bendijo. Por su parte, el patriarca le dio el diezmo del botín. La epístola a los Hebreos hace una notable aplicación tipológica de esta misteriosa aparición. Aarón, con sus sucesores, era una figura anticipada de Cristo, nuestro Sumo Sacerdote, considerado sobre todo en su obra de expiación (Lv 16:2),( He 9:11),(He 12:24). Pero al ser Aarón pecador y mortal, su sacerdocio se tenía que transmitir con constantes interrupciones; por otra parte, era insuficiente, porque no podía ofrecer más que símbolos (los sacrificios de animales) que representaban el gran sacrificio de la cruz (He 7:23),(He 27:2),(He 10:1-4). El redentor del mundo, considerado en Su resurrección y oficio perpetuo, tenía que ejercer un sacerdocio de un orden totalmente diferente: el de Melquisedec.
En efecto, Melquisedec era: (a) Rey y sacerdote (Gn 14:18), de la misma manera que Cristo será rey y sacerdote sobre su trono (Zac 6:12-13). (b) Rey de justicia según el significado de su nombre, y Rey de Paz (He 7:2), dos términos que caracterizan igualmente al Mesías (Is 9:5),( Is 11:5),(Is 32:1),( Jer 23:5-6;),(He 72:1-3, 7). (c) Melquisedec es «sin padre, ni madre, sin genealogía; que ni tiene principio de días, ni fin de vida» (He 7:3). Se ignoran su principio y su fin; no figura en ninguna genealogía levítica, única reconocida; se ignora incluso quiénes fueron su padre y madre. En ello, Melquisedec es el tipo de Cristo eterno, que aparece súbitamente en medio de Israel sin descender de Aarón y sin pertenecer a la tribu sacerdotal, y que por el poder de su resurrección queda como nuestro sumo sacerdote para siempre (He 8:13-16),( Jn 1:1),( Jn 8:58),( Ro 6:9). (d) A diferencia de Aarón, es mediante juramento que Dios confiere directamente a su Hijo este sacerdocio, de la manera que la consagración de Melquisedec no fue hecha por el camino establecido en Israel (Sal 110:4),( He 7:2-22). (e) Melquisedec ofreció a Abraham pan y vino en comida de comunión (Gn 14:18). Esto lleva el pensamiento al pan y vino de la cena que se toma en memoria del sacrificio ya consumado en la cruz (Lc 22:15-20). (f) Melquisedec recibió de Abraham (y en consecuencia de Leví, que aún debía venir de él) el diezmo de todo. Se muestra superior al patriarca, a quien dio su bendición; por ello, su sacerdocio es de un orden más elevado que el de los sacerdotes levíticos y que el de Aarón (He 7:4-10). Así, el sacerdocio de Cristo sobrepasa en excelencia a todos los sacerdocios judaicos y humanos (He 7:26-28). Viene así a ser la base del Nuevo Pacto, anunciado por los profetas e infinitamente superior al Antiguo (He 7:11-12).
Este tipo de Melquisedec exalta así el ministerio único y totalmente eficaz e intransmisible del Hijo eterno de Dios. Por ello, constituye un grave error la práctica de la Iglesia de Roma de aplicar a cada uno de sus sacerdotes el pronunciamiento: «Tú eres sacerdote, según el orden de Melquisedec». Es evidente que esta pretensión carece de fundamento, por cuanto este sacerdocio de Cristo es intransferible (cfr. el original gr. en( He 7:24), «aparabaton», en el Nuevo Testamento interlineal griego-español [Clíe, Terrassa, 1984]). En Cristo, todos los creyentes forman parte del sacerdocio regio en el que Él ha tenido a bien asociarnos (1 P 2:5),( 1 P 9:10),( Ap 1:5-6),(Ap 5:9-10). En contraste con las claras afirmaciones de las Escrituras, se puede mencionar también la confusión en que han caído los mormones, que también pretenden perpetuar en su «Iglesia de los Santos de los Últimos Días» no sólo el sacerdocio de Melquisedec, sino junto y en paralelo con éste también el de Aarón.
Melquisedec - Diccionario Alfonso Lockward
“Rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo” (Heb 7:21-22). La figura de M. es utilizada abundantemente en literatura rabínica y extrabíblica.
Melquisedec - Diccionario de Jerusalen
(hebr. malkí-sedeq: sobre el nombre, cf. infra).
(I) EN EL AT, M. es el rey de Salem (Jerusalén) y, como rey, sacerdote de El-Elyón (del Dios altísimo). Después de la victoria de Abraham sobre los reyes coaligados (Gén 14), M. le salió al encuentro, <>) y bendijo a Abraham, invocando a su Dios.
(II) EN EL NT. Heb (5,6.10.20 7,1S) habla de M. siguiendo este oráculo, que en el primitivo cristianismo se entendía en sentido cristológico. El nombre es interpretado en Heb 7,2 como <>; en realidad significa <<[el dios de] Salem es rey>> (así la opinión general) o <<[el dios] Melek es justo>> (así Noth 1614).
Melquisedec - Diccionario Mundo Hispano
(heb., melkitsedhek, rey de justicia). Un sacerdote y rey de Salem, identificada con Jerusalén.
Melquisedec fue a encontrarse con Abram cuando éste volvía de derrotar a Quedarlaomer y a los reyes que estaban con él. Le presentó a Abram pan y vino y lo bendijo en el nombre del Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra. Abram le dio el diezmo de todo. La palabra heb. para Dios en esta ocasión es la misma que en tales frases como Dios Todopoderoso (Gen 35:7) y es la designación semita más antigua para Dios.
Melquisedec era entonces un monoteísta y adoraba en esencia al mismo Dios que Abram, el cual lo reconoció como sacerdote.
La próxima vez que Melquisedec aparece es en el Luk 20:41-42) y se le considera unode los salmos mesiánicos. El soberano ideal de la nación hebrea sería uno que combinara en su persona el papel tanto de sacerdote como de rey. El autor de la epístola a los Hebreos utiliza a Melquisedec (Hebreos 5—7) en su gran argumento demostrando como Jesucristo es la revelación final y perfecta de Dios. El sacerdote ideal debe pertenecer al orden de Melquisedec, y Cristo fue el cumplimiento de esta profecía, ya que provino de Judá, una tribu sin vínculo con el sacerdocio levítico.
Melquisedec - Dicionario Biblico Adventista
Melquisedec (heb. Malkî-tsedeq; gr. Meljisédek, "mi rey es justo", "mi rey es justicia" o "rey de justicia"). Rey de Salem y sacerdote del Dios altísimo, quien, cuando Abrahán regresó con los cautivos y el botín recuperados de los 4 reyes invasores, salió a su encuentro, le dio pan y vino, y lo bendijo. Por su parte, Abrahán le dio los diezmos de todo el despojo (, 2, 11-20). La identidad de Melquisedec ha sido muy discutida. Las Escrituras dan muy poca información con respecto a él. Salem* es muy probablemente una forma abreviada de Jerusalén, como lo indica Como fue tanto rey de Jerusalén como sacerdote del Dios altísimo, es presentado como un símbolo de Cristo, que también unió en sí mismo los 2 oficios de rey y sacerdote (-4; -7:21; véase CBA 1:321, 322; 7:454, 455). La afirmación que se hace en de que Melquisedec era "sin padre, sin madre, sin genealogía", sin duda significa sencillamente que no se conoce su genealogía o no está registrada. Esta expresión encuentra paralelos en los registros extrabíblicos: A. Urukagina, uno de los reyes tempranos de Lagash, dijo que no tenía padre ni madre, sino que el dios Ningirsu lo había nombrado como rey, afirmación por la que admitía que era un usurpador y no había heredado el reino. B. Abdu-Heba, un rey de Jerusalén en el s XIV a.C., escribe en las Cartas de Amarna* al Faraón egipcio: "He aquí esta tierra de Jerusalén: No (fue) mi padre ni mi madre me (la) dieron, (sino) el brazo del poderoso rey me (la) dio". Bib.: ANET 488.
Melquisedec - Diccionario Perspicacia
(Rey de Justicia).
Rey de la antigua Salem y “sacerdote del Dios Altísimo”, Jehová. (Gé 14:18, 22.) Es el primer sacerdote mencionado en las Escrituras; fue sacerdote con anterioridad a 1933 a. E.C. Como era rey de Salem, que significa “Paz”, el apóstol Pablo lo llama “Rey de Paz”, y de acuerdo con el significado de su nombre, “Rey de Justicia”. (Heb 7:1, 2.) Se cree que la antigua Salem fue el núcleo original de la Jerusalén posterior y que su nombre se incorporó al de esta última, a la que a veces se llama “Salem”. (Sl 76:2.)
El patriarca Abrán (Abrahán) derrotó a Kedorlaomer y sus reyes confederados, y después llegó hasta la llanura baja de Savé o “la llanura baja del rey”. Allí Melquisedec “sacó pan y vino” y bendijo a Abrahán, diciendo: “¡Bendito sea Abrán del Dios Altísimo, Productor de cielo y tierra; y bendito sea el Dios Altísimo, que ha entregado a tus opresores en tu mano!”. Ante esto Abrahán dio al rey-sacerdote “el décimo de todo”, es decir, de los “despojos principales” que había conseguido al vencer en la batalla a la coalición de reyes. (Gé 14:17-20; Heb 7:4.)
Representación típica del sacerdocio de Cristo. En una importante profecía mesiánica, el juramento de Jehová al “Señor” de David es: “¡Tú eres sacerdote hasta tiempo indefinido a la manera de Melquisedec!”. (Sl 110:1, 4.) Este salmo inspirado hizo que los hebreos consideraran que el Mesías prometido sería aquel que ocupara simultáneamente los puestos de sacerdote y rey. En la carta a los Hebreos, el apóstol Pablo despejó cualquier duda relativa a la identidad del Mesías predicho al decir que Jesús había “llegado a ser sumo sacerdote a la manera de Melquisedec para siempre”. (Heb 6:20; 5:10; véase PACTO.)
Nombramiento directo. Jehová debió nombrar sacerdote a Melquisedec. Cuando Pablo habló de la posición de Jesús como el gran Sumo Sacerdote, mostró que un hombre no consigue esta dignidad “por su propia cuenta, sino únicamente cuando es llamado por Dios, así como también lo fue Aarón”. También explicó que “el Cristo no se glorificó a sí mismo mediante llegar a ser sumo sacerdote, sino que fue glorificado por aquel que habló respecto a él: ‘Tú eres mi hijo; yo, hoy, yo he llegado a ser tu padre’”, y después aplica las palabras proféticas del Salmo 110:4 a Jesucristo. (Heb 5:1, 4-6.)
‘Recibió diezmos de Leví.’ La posición sacerdotal de Melquisedec no estaba vinculada al sacerdocio de Israel, y, como muestran las Escrituras, fue superior al sacerdocio aarónico. Así lo indica la deferencia que Abrahán, el antepasado de toda la nación de Israel, que incluía a la tribu sacerdotal de Leví, tuvo con Melquisedec. Abrahán, el “amigo de Jehová”, que se convertiría en “el padre de todos los que tienen fe” (Snt 2:23; Ro 4:11), dio una décima parte, o un “diezmo”, a este sacerdote del Dios Altísimo. Pablo expone que los levitas tomaban diezmos de sus hermanos, quienes también procedían de “los lomos” de Abrahán. No obstante, señala que Melquisedec, “que no derivó de ellos su genealogía[,] tomó diezmos de Abrahán”, y “mediante Abrahán hasta Leví, que recibe diezmos, ha pagado diezmos, porque este todavía estaba en los lomos de su antepasado cuando Melquisedec salió a su encuentro”. Por consiguiente, aunque los sacerdotes levíticos recibieron diezmos del pueblo de Israel, mediante su antepasado Abrahán, también pagaron diezmos a Melquisedec. Además, la superioridad del sacerdocio de Melquisedec se muestra en el hecho de que bendijo a Abrahán, como dice Pablo: “Lo menor es bendecido por lo mayor”. Estos son algunos de los factores que constituyen a Melquisedec en figura típica idónea del gran Sumo Sacerdote Jesucristo. (Heb 7:4-10.)
Sin predecesores o sucesores. Pablo indica claramente que era imposible alcanzar la perfección mediante el sacerdocio levítico, por lo que era necesaria la intervención de un sacerdote “a la manera de Melquisedec”. Explica que Cristo procedía de una tribu no sacerdotal, Judá, pero, al citar la similitud entre Melquisedec y Jesús, muestra que este accedió al sacerdocio “no según la ley de un mandamiento que dependa de la carne, sino según el poder de una vida indestructible”. A diferencia del nombramiento sacerdotal de Cristo, que fue refrendado por un juramento de Jehová, el de Aarón y sus hijos se realizó sin que mediara juramento alguno. Además, a diferencia de los sacerdotes levíticos, que morían y necesitaban sucesión, el resucitado Jesucristo, “por cuanto continúa vivo para siempre, tiene su sacerdocio sin sucesores”, y por consiguiente “puede salvar completamente a los que están acercándose a Dios mediante él, porque siempre está vivo para abogar por ellos”. (Heb 7:11-25.)
¿Por qué podía decirse que Melquisedec no tuvo “principio de días ni fin de vida”?
Pablo resaltó una característica notable de Melquisedec cuando dijo que ‘estaba sin padre, sin madre, sin genealogía, sin tener principio de días ni fin de vida’, pero que ‘había sido hecho semejante al Hijo de Dios y permanecía sacerdote perpetuamente’. (Heb 7:3.) Melquisedec nació y murió como todos los humanos. No obstante, no se mencionan los nombres de su padre ni de su madre, no se hace referencia a sus antepasados ni a sus descendientes y las Escrituras tampoco registran información sobre el principio o el fin de su vida. Por lo tanto, Melquisedec fue una prefiguración adecuada de Jesucristo, cuyo sacerdocio no tiene fin. Así como Melquisedec no tuvo ningún predecesor ni hay constancia de que tuviera sucesores para su sacerdocio, de forma similar Cristo tampoco tuvo ningún sumo sacerdote que lo precediera, y la Biblia muestra que nadie le sucederá jamás. Además, aunque Jesucristo nació en la tribu de Judá y en la línea real de David, su ascendencia carnal no afectó su sacerdocio, ni tampoco influyó en que concurriesen en él los puestos de sacerdote y rey. Esto llegó como resultado del juramento que Jehová hizo.
Un punto de vista que se halla en los targumes de Jerusalén y de Jonatán y que ha conseguido gran aceptación tanto entre los judíos como entre otras personas, es que Melquisedec era Sem, el hijo de Noé. Sem vivió incluso tras la muerte de Sara, la esposa de Abrahán. Además, Noé le bendijo específicamente. (Gé 9:26, 27.) No obstante, no se ha confirmado esta identificación. Hay buenas razones para que las Escrituras no revelaran la nacionalidad, genealogía ni descendencia de Melquisedec, pues así pudo tipificar a Jesucristo, quien gracias al juramento de Jehová, “ha llegado a ser sumo sacerdote a la manera de Melquisedec para siempre”. (Heb 6:20.)

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.