lunes, 5 de febrero de 2018

Martes 6 de febrero Escucha, oh Israel: Jehová nuestro Dios es un solo Jehová. Y tienes que amar a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu fuerza vital. (Deut. 6:4, 5).

Martes 6 de febrero

Escucha, oh Israel: Jehová nuestro Dios es un solo Jehová. Y tienes que amar a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu fuerza vital. (Deut. 6:4, 5).
“Jehová nuestro Dios es un solo Jehová”. Esa declaración tan llena de significado les dio a los israelitas las fuerzas necesarias para enfrentarse a los desafíos que les esperaban al entrar y conquistar la Tierra Prometida. Si hacemos nuestras esas palabras, también tendremos la fortaleza necesaria para sobrevivir a la cercana gran tribulación. Además, podremos contribuir a la paz y unidad en el Paraíso. Sigamos adorando exclusivamente a Jehová, amándolo y sirviéndole con toda el alma, esforzándonos intensamente para mantener la unidad en la congregación. Si lo hacemos, miraremos al futuro con la confianza de que se cumplirán las palabras de Jesús dirigidas a quienes juzgue como ovejas: “Vengan, ustedes que han sido bendecidos por mi Padre, hereden el reino preparado para ustedes desde la fundación del mundo” (Mat. 25:34). w16.06 3:2, 20

(Deuteronomio 6:4, 5)  ”Escucha, oh Israel: Jehová nuestro Dios es un solo Jehová. 5 Y tienes que amar a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu fuerza vital.
(Mateo 25:34)  ”Entonces dirá el rey a los de su derecha: ‘Vengan, ustedes que han sido bendecidos por mi Padre, hereden el reino preparado para ustedes desde la fundación del mundo.

“Jehová nuestro Dios es un solo Jehová” 
Aquellas palabras eran parte del discurso de despedida de Moisés a la nación de Israel. Esto sucedió en las llanuras de Moab, en el año 1473 antes de nuestra era, cuando los israelitas estaban a punto de cruzar el río Jordán y conquistar la Tierra Prometida (Deut. 6:1). Moisés, que había sido su líder por cuarenta años, quería que se enfrentaran con valor a los desafíos que les esperaban. Tenían que confiar en Jehová, su Dios, y ser leales a él. Es razonable suponer que las últimas palabras de Moisés tuvieron un profundo efecto en los israelitas. Después de mencionar los Diez Mandamientos y otras leyes que Jehová le había dado a la nación, Moisés hizo la contundente declaración que encontramos en Deuteronomio 6:4, 5 (léalo).

“Jehová nuestro Dios es un solo Jehová” 
20. ¿Cómo demostramos que comprendemos que “Jehová nuestro Dios es un solo Jehová”?
20 “Jehová nuestro Dios es un solo Jehová”. Esa declaración tan llena de significado les dio a los israelitas las fuerzas necesarias para enfrentarse a los desafíos que les esperaban al entrar y conquistar la Tierra Prometida. Si hacemos nuestras esas palabras, también tendremos la fortaleza necesaria para sobrevivir a la cercana gran tribulación. Además, podremos contribuir a la paz y unidad en el Paraíso. Sigamos adorando exclusivamente a Jehová, amándolo y sirviéndole con toda el alma, esforzándonos intensamente para mantener la unidad en la congregación. Si lo hacemos, miraremos al futuro con la confianza de que se cumplirán las palabras de Jesús dirigidas a quienes juzgue como ovejas: “Vengan, ustedes que han sido bendecidos por mi Padre, hereden el reino preparado para ustedes desde la fundación del mundo” (Mat. 25:34).

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.