viernes, 30 de marzo de 2018

Texto Diario viernes, 30 de marzo de 2018 Cristo obtuvo liberación eterna para nosotros (Heb. 9:12).

Texto Diario viernes, 30 de marzo de 2018

Cristo obtuvo liberación eterna para nosotros (Heb. 9:12).
Ejercer fe en el rescate abre la posibilidad de ser perdonados por completo. La Palabra de Dios nos asegura que nuestros pecados pueden ser borrados (Hech. 3:19-21). Jehová se basa en el rescate para adoptar como hijos a sus siervos ungidos por espíritu (Rom. 8:15-17). Para los que somos de las “otras ovejas”, es como si Jehová hubiera preparado un certificado de adopción con nuestro nombre escrito en él. Una vez alcancemos la perfección y pasemos la prueba final, lo firmará con gusto y nos adoptará como sus amados hijos terrestres (Rom. 8:20, 21; Rev. 20:7-9). El amor de Dios por sus queridos hijos durará para siempre, y los beneficios del rescate, también. Este regalo nunca perderá su valor. Nada ni nadie podrá quitárnoslo. w17.02 2:15, 16
Lectura bíblica para la Conmemoración: Mateo 26:1-5, 14-16; Lucas 22:1-6 (durante el día: 12 de nisán)

(Hebreos 9:12)  él entró —no, no con la sangre de machos cabríos y de torillos, sino con su propia sangre— una vez para siempre en el lugar santo, y obtuvo liberación eterna [para nosotros].
(Hechos 3:19-21)  ”Arrepiéntanse, por lo tanto, y vuélvanse para que sean borrados sus pecados, para que vengan tiempos de refrigerio de parte de la persona de Jehová 20 y para que él envíe al Cristo nombrado para ustedes, Jesús, 21 a quien el cielo, en verdad, tiene que retener dentro de sí hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas de que habló Dios por boca de sus santos profetas de tiempo antiguo.
(Romanos 8:15-17)  Porque ustedes no recibieron un espíritu de esclavitud que ocasione temor de nuevo, sino que recibieron un espíritu de adopción como hijos, espíritu por el cual clamamos: “¡Abba, Padre!”. 16 El espíritu mismo da testimonio con nuestro espíritu de que somos hijos de Dios. 17 Pues, si somos hijos, también somos herederos: herederos por cierto de Dios, pero coherederos con Cristo, con tal que suframos juntamente para que también seamos glorificados juntamente.
(Romanos 8:20, 21)  Porque la creación fue sujetada a futilidad, no de su propia voluntad, sino por aquel que la sujetó, sobre la base de la esperanza 21 de que la creación misma también será libertada de la esclavitud a la corrupción y tendrá la gloriosa libertad de los hijos de Dios.
(Revelación 20:7-9)  Ahora bien, luego que hayan terminado los mil años, Satanás será soltado de su prisión, 8 y saldrá a extraviar a aquellas naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, para reunirlos para la guerra. El número de estos es como la arena del mar. 9 Y avanzaron sobre la anchura de la tierra y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada. Pero descendió fuego del cielo, y los devoró.


15. a) ¿Cómo nos bendice Jehová ahora? b) ¿Cómo nos bendecirá en el futuro?
15 Ejercer fe en el rescate abre la posibilidad de ser perdonados por completo. La Palabra de Dios nos asegura que nuestros pecados pueden ser borrados (lea Hechos 3:19-21). Como vimos antes, Jehová se basa en el rescate para adoptar como hijos a sus siervos ungidos por espíritu (Rom. 8:15-17). Para los que somos de las “otras ovejas”, es como si Jehová hubiera preparado un certificado de adopción con nuestro nombre escrito en él. Una vez alcancemos la perfección y pasemos la prueba final, lo firmará con gusto y nos adoptará como sus amados hijos terrestres (Rom. 8:20, 21; Rev. 20:7-9). El amor de Dios por sus queridos hijos durará para siempre, y los beneficios del rescate, también (Heb. 9:12). Este regalo nunca perderá su valor. Nada ni nadie podrá quitárnoslo.
16. ¿Cómo nos da auténtica libertad el rescate?
16 No hay nada que el Diablo pueda hacer para impedir que los que se arrepienten de corazón lleguen algún día a ser parte de la familia de Jehová. Jesús vino a la Tierra y murió “una vez para siempre”, así que el rescate ha sido pagado definitivamente (Heb. 9:24-26). Este sacrificio anula totalmente la condena que heredamos de Adán: nos libera de la esclavitud a este mundo controlado por Satanás y ya no vivimos con miedo a la muerte (Heb. 2:14, 15).

(Mateo 26:1-5) Ahora bien, cuando Jesús hubo acabado todos estos dichos dijo a sus discípulos: 2 “Saben que de aquí a dos días ocurre la pascua, y el Hijo del hombre ha de ser entregado para ser fijado en un madero”. 3 Entonces los sacerdotes principales y los ancianos del pueblo se reunieron en el patio del sumo sacerdote, que se llamaba Caifás, 4 y entraron en consejo para prender a Jesús mediante un ardid astuto, y matarlo. 5 Sin embargo, decían: “No en la fiesta, para que no se levante un alboroto entre el pueblo”.
(Mateo 26:14-16)  Entonces uno de los doce, el que se llamaba Judas Iscariote, fue a los sacerdotes principales 15 y dijo: “¿Qué me darán para que lo traicione a ustedes?”. Le estipularon treinta piezas de plata. 16 De modo que desde entonces él siguió buscando una buena oportunidad para traicionarlo.
(Lucas 22:1-6) Ahora bien, se acercaba la fiesta de las tortas no fermentadas, la llamada Pascua. 2 Y los sacerdotes principales y los escribas buscaban de qué manera les sería eficaz deshacerse de él, porque temían al pueblo. 3 Pero Satanás entró en Judas, el que se llamaba Iscariote, que se contaba entre los doce; 4 y él se fue y habló con los sacerdotes principales y los capitanes [del templo] acerca de la manera eficaz de traicionarlo a ellos. 5 Pues bien, estos se regocijaron y convinieron en darle dinero en plata. 6 De modo que él consintió, y se puso a buscar una buena oportunidad para traicionarlo a ellos sin que estuviera presente una muchedumbre

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.