lunes, 16 de abril de 2018

Creciendo con la Palabra de Dios en la esperanza

Creciendo con la Palabra de Dios en la esperanza

Introducción
Jude 1-25: La Carta de Judas fue escrito para advertir contra los falsos maestros que decían ser creyentes. En esta breve carta, el autor anima a los creyentes a construir sobre la base de su fe.

Escrituras de hoy: Jude 20b, 21
Reza en el poder del Espíritu Santo, y mantenerse en el amor de Dios, mientras esperan que nuestro Señor Jesucristo, en su misericordia, para darle vida eterna.

La lectura de hoy
1 A partir de Judas, siervo de Jesucristo, y hermano de James-
Para aquellos que han sido llamados por Dios, que viven en el amor de Dios Padre y la protección de Jesucristo:
2 Que la misericordia, paz y amor os sean completa.

Los falsos maestros

3 Mis queridos amigos, yo estaba haciendo mi mejor esfuerzo para escribirles acerca de la salvación que tenemos en común, cuando sentí la necesidad de escribir a la vez para animarle a luchar por la fe que de una vez por todo lo que Dios ha dado a su gente. 4 Para algunas personas ateas han deslizado en desapercibido entre nosotros, las personas que distorsionan el mensaje sobre la gracia de nuestro Dios a fin de excusar sus formas inmorales, y que rechazan a Jesucristo, nuestro único Maestro y Señor. Hace mucho tiempo que las Escrituras predijeron la condena que han recibido.
5 Para a pesar de saber todo esto, quiero recordarle cómo el Señor una vez rescató al pueblo de Israel de Egipto, pero después destruyó a los que no creyeron. 6 Recuerde que los ángeles que no se mantienen dentro de los límites de su autoridad propia, sino que abandonaron su propia morada: están atados con cadenas eternas en la oscuridad de abajo, donde Dios los está manteniendo para ese gran día en el que serán condenados. 7 Recuerde Sodoma y Gomorra, y las ciudades cercanas, cuyas personas actuaron como aquellos ángeles hicieron y se entregaron a la inmoralidad sexual y la perversión: sufren el castigo del fuego eterno como una advertencia clara para todos.
8 De la misma manera también, estas personas tienen visiones que los hacen peca contra su propio cuerpo; desprecian la autoridad de Dios e insultan a los seres gloriosos anteriormente. 9 Ni siquiera el arcángel Michael hizo esto. En su pelea con el diablo, cuando discutían acerca de quién tendría el cuerpo de Moisés, Michael no se atrevió a condenar al Diablo con insultos, sino que dijo: “El Señor te reprenda” 10 Pero esta gente atacar con insultos todo lo que hacen no entiendo; y esas cosas que saben por instinto, como animales salvajes, son las mismas cosas que los destruyen. 11 ¡Ay de ellos! Ellos han seguido el camino que Caín tomó. Por el bien de dinero que se han entregado al error que cometió Balaam. Porque se rebelaron como se rebeló Coré, y como él que están destruidos. 12 Con su glotonería descarada Son como manchas sucias en sus comidas de becas. Ellos se encargan sólo en sí mismos. Son como nubes arrastradas por el viento, pero con lo que no hay lluvia. Son como árboles que no dan fruto, incluso en otoño, los árboles que han sido arrancados de raíz y están completamente muertas. 13 Son como violentas olas del mar, con sus actos vergonzosos aparecer como la espuma. Son como estrellas errantes para quienes Dios ha reservado un lugar para siempre en la más profunda oscuridad.
14 Fue Enoc, el séptimo descendiente directo de Adán, que hace tiempo profetizó esto acerca de ellos: “El Señor vendrá con muchos miles de sus santos ángeles 15 para traer juicio sobre todo, para condenar a todos ellos por los crímenes de aquellos hombres que han realizado y por todas las terribles palabras que los pecadores impíos han hablado contra él!”
16 Estas personas siempre se quejan y culpar a los demás; siguen sus propios malos deseos; se jactan de sí mismos y otros más planas con el fin de obtener su propio camino.

Advertencias e instrucciones

17 Pero recuerde, mis amigos, lo que le dijeron en el pasado por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo. 18 los que os decían: “Cuando llegan los últimos días, las personas van a aparecer que se burlan de ti, las personas que siguen sus propios deseos sin Dios.” 19 Estas son las personas que causan divisiones, que son controlados por sus deseos naturales, que no tienen el Espíritu. 20 Pero ustedes, mis amigos, seguir construyendo sobre vuestra fe más sagrado. Reza en el poder del Espíritu Santo, 21 y mantener en el amor de Dios, mientras esperan que nuestro Señor Jesucristo, en su misericordia, para darle vida eterna.
22 Mostrar misericordia hacia aquellos que tienen dudas; 23 salvar a otros arrebatándolos del fuego; y otros tened misericordia mezclada con el miedo, el odio, pero sus mismas ropas, manchados por sus deseos pecaminosos.

Oración de Alabanza

24 Al que es capaz de evitar que se caiga y para lograr que impecable y alegre ante su gloriosa presencia-25 al único Dios, nuestro Salvador, por medio de Jesucristo nuestro Señor, sea gloria y majestad, poder y autoridad, de todas las edades pasado, y ahora, y siempre y para siempre! Amén.

Reflejar
Quiénes son los “gente atea” que se mencionan en la lectura de hoy? ¿Cómo se describe? A los que se compararon? ¿Qué palabras de aliento da el escritor? ¿Hay alguien que necesita el estímulo de hoy?

Orar
Dios misericordioso y amoroso, te pido que me no caer y traer conmigo impecable y alegre en su gloriosa presencia. Para ti, el único Dios de mi salvación a través de Jesucristo mi Señor, sea gloria, majestad, poder y autoridad, de todas las edades pasado, y ahora, y siempre y para siempre! Amén.

La preocupación oración
Aquellas personas que necesitan ser alentados en su camino de fe

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.