viernes, 20 de abril de 2018

Sábado 21 de abril Por fe Noé, habiéndosele dado advertencia divina de cosas todavía no contempladas, mostró temor piadoso y construyó un arca para la salvación de su casa (Heb. 11:7).

Sábado 21 de abril

Por fe Noé, habiéndosele dado advertencia divina de cosas todavía no contempladas, mostró temor piadoso y construyó un arca para la salvación de su casa (Heb. 11:7).
Sin duda, los vecinos de Noé debieron preguntarle por qué hacía algo tan inmenso. ¿Se quedó callado o les dijo que se metieran en sus asuntos? No, todo lo contrario. Su fe lo impulsó a dar testimonio con valor y a avisarle a la gente que se aproximaba el castigo de Dios. Es muy probable que repitiera lo que Jehová le había dicho: “El fin de toda carne ha llegado delante de mí, porque la tierra está llena de violencia como resultado de ellos; [...] voy a traer el diluvio de aguas sobre la tierra para arruinar de debajo de los cielos a toda carne en la cual está activa la fuerza de vida. Todo lo que está en la tierra expirará”. Seguramente, Noé también repitió el mandato de Dios de entrar en el arca para explicarle a la gente cuál era la única manera de sobrevivir. Fue “predicador de justicia”, y de este modo también ejerció fe (Gén. 6:13, 17, 18; 2 Ped. 2:5). w16.10 4:7

(Hebreos 11:7)  Por fe Noé, habiéndosele dado advertencia divina de cosas todavía no contempladas, mostró temor piadoso y construyó un arca para la salvación de su casa; y por esta [fe] condenó al mundo, y llegó a ser heredero de la justicia que es según fe.
(Génesis 6:13)  Después de eso Dios dijo a Noé: “El fin de toda carne ha llegado delante de mí, porque la tierra está llena de violencia como resultado de ellos; y, ¡mira!, voy a arruinarlos junto con la tierra.
(Génesis 6:17, 18)  ”Y en cuanto a mí, aquí voy a traer el diluvio de aguas sobre la tierra para arruinar de debajo de los cielos a toda carne en la cual está activa la fuerza de vida. Todo lo que está en la tierra expirará. 18 Y de veras establezco mi pacto contigo; y tienes que entrar en el arca, tú y tus hijos y tu esposa y las esposas de tus hijos contigo.
(2 Pedro 2:5)  y no se contuvo de castigar a un mundo antiguo, sino que guardó en seguridad a Noé, predicador de justicia, con otras siete [personas] cuando trajo un diluvio sobre un mundo de gente impía;


7. ¿Cómo nos ayuda el ejemplo de Noé a comprender lo que significa tener fe? (Vea el dibujo del principio).
Hebreos 11:7 pone de relieve la fe de Noé. Dice: “Habiéndosele dado advertencia divina de cosas todavía no contempladas, mostró temor piadoso y construyó un arca para la salvación de su casa”. Noé demostró que ejercía fe al construir un arca gigantesca. Sus vecinos debieron preguntarle por qué hacía algo tan inmenso. ¿Se quedó callado o les dijo que se metieran en sus asuntos? No, todo lo contrario. Su fe lo impulsó a dar testimonio con valor y a avisarle a la gente que se aproximaba el castigo de Dios. Es muy probable que repitiera lo que Jehová le había dicho: “El fin de toda carne ha llegado delante de mí, porque la tierra está llena de violencia como resultado de ellos; [...] voy a traer el diluvio de aguas sobre la tierra para arruinar de debajo de los cielos a toda carne en la cual está activa la fuerza de vida. Todo lo que está en la tierra expirará”. Seguramente, Noé también repitió el mandato de Dios de entrar en el arca para explicarle a la gente cuál era la única manera de sobrevivir. Fue “predicador de justicia”, y de este modo también ejerció fe (Gén. 6:13, 17, 18; 2 Ped. 2:5).

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.