lunes, 16 de abril de 2018

Texto Diario domingo, 15 de abril de 2018 Esposa, ¿cómo sabes que no salvarás a tu esposo? O, esposo, ¿cómo sabes que no salvarás a tu esposa? (1 Cor. 7:16).

Texto Diario domingo, 15 de abril de 2018

Esposa, ¿cómo sabes que no salvarás a tu esposo? O, esposo, ¿cómo sabes que no salvarás a tu esposa? (1 Cor. 7:16).
Hay cristianos que están casados con personas que aún no sirven a Jehová. La Biblia les da buenas razones para que continúen juntos (1 Cor. 7:12-14). El cónyuge no Testigo es “santificado”, se dé cuenta de ello o no, porque está casado con un siervo de Dios. Y sus hijos también son considerados “santos”, así que cuentan con la protección de Dios. En casi todas las congregaciones hay parejas en las que el Testigo ha contribuido decisivamente a “salvar” a su cónyuge. El apóstol Pedro les aconsejó a las esposas cristianas que “estén en sujeción” a sus esposos, “a fin de que, si algunos no son obedientes a la palabra, sean ganados sin una palabra por la conducta de sus esposas, por haber sido ellos testigos oculares de su conducta casta junto con profundo respeto” (1 Ped. 3:1-4). w16.08 2:14, 15

(1 Corintios 7:16)  Pues, esposa, ¿cómo sabes que no salvarás a [tu] esposo? O, esposo, ¿cómo sabes que no salvarás a [tu] esposa?
(1 Corintios 7:12-14)  Pero a los demás digo —sí, yo, no el Señor—: Si algún hermano tiene esposa incrédula, y sin embargo ella está de acuerdo en morar con él, no la deje; 13 y la mujer que tiene esposo incrédulo, y sin embargo él está de acuerdo en morar con ella, no deje a su esposo. 14 Porque el esposo incrédulo es santificado con relación a [su] esposa, y la esposa incrédula es santificada con relación al hermano; de otra manera, sus hijos verdaderamente serían inmundos, pero ahora son santos.
(1 Pedro 3:1-4) De igual manera, ustedes, esposas, estén en sujeción a sus propios esposos, a fin de que, si algunos no son obedientes a la palabra, sean ganados sin una palabra por la conducta de [sus] esposas, 2 por haber sido ellos testigos oculares de su conducta casta junto con profundo respeto. 3 Y que su adorno no sea el de trenzados externos del cabello ni el de ponerse ornamentos de oro ni el uso de prendas de vestir exteriores, 4 sino que sea la persona secreta del corazón en la [vestidura] incorruptible del espíritu quieto y apacible, que es de gran valor a los ojos de Dios.


14. ¿Qué les dice la Biblia a los hermanos que están casados con alguien no Testigo?
14 Hay cristianos que están casados con personas que aún no sirven a Jehová. La Biblia les da buenas razones para que continúen juntos (lea 1 Corintios 7:12-14). El cónyuge no Testigo es “santificado”, se dé cuenta de ello o no, porque está casado con un siervo de Dios. Y sus hijos también son considerados “santos”, así que cuentan con la protección de Dios. Pablo dice: “Esposa, ¿cómo sabes que no salvarás a tu esposo? O, esposo, ¿cómo sabes que no salvarás a tu esposa?” (1 Cor. 7:16). En casi todas las congregaciones hay parejas en las que el Testigo ha contribuido decisivamente a “salvar” a su cónyuge.
15, 16. a) ¿Qué aconseja la Biblia a la esposa de alguien que no sirve a Jehová? b) ¿En qué situación está el cristiano “si el incrédulo procede a irse”?
15 El apóstol Pedro les aconsejó a las esposas cristianas que “estén en sujeción” a sus esposos, “a fin de que, si algunos no son obedientes a la palabra, sean ganados sin una palabra por la conducta de sus esposas, por haber sido ellos testigos oculares de su conducta casta junto con profundo respeto”. La esposa que es demasiado insistente con sus creencias tiene menos probabilidades de ayudar a su esposo a aceptar la verdad que aquella cuya conducta refleja un “espíritu quieto y apacible, que es de gran valor a los ojos de Dios” (1 Ped. 3:1-4).

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.