martes, 24 de abril de 2018

Texto Diario martes, 24 de abril de 2018 Ellos ciertamente llegarán a ser para Jehová personas que presenten una ofrenda de dádiva en justicia (Mal. 3:3).

Texto Diario martes, 24 de abril de 2018

Ellos ciertamente llegarán a ser para Jehová personas que presenten una ofrenda de dádiva en justicia (Mal. 3:3).
Malaquías 3:1-3 habla del tiempo —de 1914 a principios de 1919— en que los ungidos, “los hijos de Leví”, pasarían por un período de refinación o corrección. En esos años, Jehová, “el Señor verdadero”, vino al templo espiritual junto con Jesús, “el mensajero del pacto”, para inspeccionar a los que servían en él. Una vez que el pueblo de Dios recibió la disciplina necesaria y quedó limpio, estaba listo para cumplir con otra comisión. En 1919, fue nombrado un “esclavo fiel y discreto” para dar alimento espiritual a todos los siervos de Jehová (Mat. 24:45). El pueblo de Dios había quedado libre de la influencia de Babilonia la Grande. Desde entonces, gracias a la bondad inmerecida de Jehová, este pueblo ha ido conociendo cada vez mejor la voluntad de su Padre celestial y ha llegado a amarlo cada vez más. Agradecemos mucho tener la bendición de Jehová. w16.11 5:14

(Malaquías 3:3)  Y tendrá que sentarse como refinador y limpiador de plata y tendrá que limpiar a los hijos de Leví; y tendrá que clarificarlos como oro y como plata, y ellos ciertamente llegarán a ser para Jehová personas que presenten una ofrenda de dádiva en justicia.
(Malaquías 3:1-3) “¡Miren!, envío mi mensajero, y él tiene que despejar un camino delante de mí. Y súbitamente vendrá a Su templo el Señor [verdadero], a quien ustedes buscan, y el mensajero del pacto en quien se deleitan. ¡Miren! Ciertamente vendrá”, ha dicho Jehová de los ejércitos. 2 “Pero ¿quién estará soportando el día de su venida, y quién será el que se mantendrá en pie cuando él aparezca? Porque él será como el fuego de un refinador y como la lejía de los lavanderos. 3 Y tendrá que sentarse como refinador y limpiador de plata y tendrá que limpiar a los hijos de Leví; y tendrá que clarificarlos como oro y como plata, y ellos ciertamente llegarán a ser para Jehová personas que presenten una ofrenda de dádiva en justicia.
(Mateo 24:45)  ”¿Quién es, verdaderamente, el esclavo fiel y discreto a quien su amo nombró sobre sus domésticos, para darles su alimento al tiempo apropiado?


14. ¿Qué ocurrió, según las Escrituras, de 1914 a 1919?
14 Malaquías 3:1-3 habla del tiempo —de 1914 a principios de 1919— en que los ungidos, “los hijos de Leví”, pasarían por un período de refinación o corrección (léalo). En esos años, Jehová, “el Señor verdadero”, vino al templo espiritual junto con Jesús, “el mensajero del pacto”, para inspeccionar a los que servían en él. Una vez que el pueblo de Dios recibió la disciplina necesaria y quedó limpio, estaba listo para cumplir con otra comisión. En 1919, fue nombrado un “esclavo fiel y discreto” para dar alimento espiritual a todos los siervos de Jehová (Mat. 24:45). El pueblo de Dios había quedado libre de la influencia de Babilonia la Grande. Desde entonces, gracias a la bondad inmerecida de Jehová, este pueblo ha ido conociendo cada vez mejor la voluntad de su Padre celestial y ha llegado a amarlo cada vez más. Agradecemos mucho tener la bendición de Jehová.[1]

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.