domingo, 13 de mayo de 2018

Lunes 14 de mayo No se dejen caer tus manos (Sof. 3:16).

Lunes 14 de mayo

No se dejen caer tus manos (Sof. 3:16).
A veces la expresión dejar caer las manos se ha usado para indicar que alguien está desanimado, decepcionado o sin esperanza (2 Crón. 15:7; Heb. 12:12). Lo normal es que la persona que se siente así se dé por vencida. Lamentablemente, vivir en el mundo malvado de Satanás nos causa mucha presión, y por ello podríamos tener ansiedad y sentirnos agobiados. El efecto en nosotros puede ser como el del ancla en un barco, que no le permite avanzar (Prov. 12:25). ¿Qué cosas concretas hacen que nos sintamos así? Puede ser que estemos tratando de superar la muerte de un ser querido o una grave enfermedad, que luchemos por sacar adelante a la familia en estos tiempos de crisis o que nos enfrentemos a oposición. Como consecuencia, sufrimos angustia emocional, que con el tiempo puede agotarnos e incluso robarnos la alegría. Pero podemos tener la seguridad de que Dios está dispuesto a echarnos una mano (Is. 41:10, 13). w16.09 1:2, 4

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.