domingo, 20 de mayo de 2018

NUESTRA VIDA CRISTIANA.-21-27 de mayo MARCOS 11, 12

21-27 de mayo

MARCOS 11, 12

  • Canción 34 y oración
  • Palabras de introducción (3 mins. o menos)

TESOROS DE LA BIBLIA

  • Dio más que nadie” (10 mins.)
    • Mr 12:41, 42. Jesús observó que una viuda pobre echó dos moneditas de muy poco valor en las arcas de la tesorería del templo (nwtsty notas de estudio para Mr 12:41, 42: “arcas de la tesorería”, “dos monedas pequeñas” y “que tienen muy poco valor”).
    • Mr 12:43. Jesús se dio cuenta del sacrificio que hizo la viuda y se lo mencionó a sus discípulos (w97 15/10 págs. 16, 17 párrs. 16, 17).
    • 16. a) ¿Cómo pudo observar Jesús la contribución de una viuda pobre? b) ¿Cuánto valían las monedas de la viuda?
      16 Un par de días después, el 11 de Nisán, Jesús pasó una larga jornada en el templo, donde se cuestionó su autoridad y tuvo que sortear preguntas problemáticas sobre los impuestos, la resurrección y otros asuntos. Denunció a los escribas y fariseos, entre otras cosas, por ‘devorar las casas de las viudas’. (Marcos 12:40.) Luego Jesús se sentó, probablemente en el atrio de las Mujeres, donde, según la tradición judía, había trece arcas de la tesorería. Se sentó un rato observando atentamente a la gente cuando echaba sus contribuciones. Acudieron muchos ricos, algunos quizá con aires de superioridad, o incluso, con ostentación. (Compárese con Mateo 6:2.) Jesús se fijó en una mujer en particular. Unos ojos comunes quizá no hubieran notado nada extraordinario en ella o en su dádiva. Pero Jesús, que conocía el corazón, sabía que era una “viuda pobre”. También conocía la cantidad exacta de su don: “Dos monedas pequeñas, que tienen muy poco valor”.* (Marcos 12:41, 42.)
      17. ¿Cuánto valoró Jesús la contribución de la viuda, y qué aprendemos de ello en cuanto a dar a Dios?
      17 Jesús llamó a sus discípulos porque quería que oyeran personalmente la lección que iba a enseñar. Ella “echó más que todos los que están echando dinero en las arcas de la tesorería”, dijo Jesús. A su juicio, había echado una cantidad mayor que todos los demás juntos. Dio “cuanto poseía”, el último dinero que le quedaba, y así se puso en las bondadosas manos de Jehová. De esta manera se singularizó como ejemplo de dar a Dios a una persona cuya dádiva carecía prácticamente de valor material. Sin embargo, a los ojos de Dios fue inestimable. (Marcos 12:43, 44;Santiago 1:27.)
    • Mr 12:44. La contribución de la viuda fue muy valiosa para Jehová (w97 15/10 pág. 17 párr. 17; w87 1/12 pág. 30 párr. 1; cl pág. 185 párr. 15).
    • 17. ¿Cuánto valoró Jesús la contribución de la viuda, y qué aprendemos de ello en cuanto a dar a Dios?
      17 Jesús llamó a sus discípulos porque quería que oyeran personalmente la lección que iba a enseñar. Ella “echó más que todos los que están echando dinero en las arcas de la tesorería”, dijo Jesús. A su juicio, había echado una cantidad mayor que todos los demás juntos. Dio “cuanto poseía”, el último dinero que le quedaba, y así se puso en las bondadosas manos de Jehová. De esta manera se singularizó como ejemplo de dar a Dios a una persona cuya dádiva carecía prácticamente de valor material. Sin embargo, a los ojos de Dios fue inestimable. (Marcos 12:43, 44;Santiago 1:27.)
  • Busquemos perlas escondidas (8 mins.)
    • Mr 11:17. ¿Por qué llamó Jesús al templo “casa de oración para todas las naciones”? (nwtsty nota de estudio para Mr 11:17: “casa de oración para todas las naciones”).
    • Mr 11:27, 28. ¿A qué “cosas” se referían los enemigos de Jesús? (jy pág. 244 párr. 7).
    • 17. ¿Cuánto valoró Jesús la contribución de la viuda, y qué aprendemos de ello en cuanto a dar a Dios?
      17 Jesús llamó a sus discípulos porque quería que oyeran personalmente la lección que iba a enseñar. Ella “echó más que todos los que están echando dinero en las arcas de la tesorería”, dijo Jesús. A su juicio, había echado una cantidad mayor que todos los demás juntos. Dio “cuanto poseía”, el último dinero que le quedaba, y así se puso en las bondadosas manos de Jehová. De esta manera se singularizó como ejemplo de dar a Dios a una persona cuya dádiva carecía prácticamente de valor material. Sin embargo, a los ojos de Dios fue inestimable. (Marcos 12:43, 44;Santiago 1:27.)
    • ¿Qué le ha enseñado sobre Jehová la lectura bíblica de esta semana?
    • ¿Qué otras perlas espirituales ha encontrado en la lectura bíblica de esta semana?
  • Lectura de la Biblia (4 mins. o menos): Mr 12:13-27.

SEAMOS MEJORES MAESTROS

  • Primera conversación (2 mins. o menos): Use la sección “Ideas para conversar”. La persona plantea una objeción que es común en su territorio.
  • Primera revisita (3 mins. o menos): Use la sección “Ideas para conversar”. La persona menciona que se le ha muerto un familiar hace poco.
  • Video de la segunda revisita (5 mins.): Ponga el video y analícelo con el auditorio.

NUESTRA VIDA CRISTIANA

  • Canción 118
  • La fe puede hacer que las cosas sucedan (15 mins.): Ponga el video.
  • Estudio bíblico de la congregación (30 mins.): jy cap. 21.
  • CAPÍTULO 21

    En la sinagoga de Nazaret

    LUCAS 4:16-31
    • JESÚS LEE DEL ROLLO DE ISAÍAS
    • LA GENTE DE NAZARET INTENTA MATAR A JESÚS
    Hay un gran revuelo en Nazaret. Hace poco más de un año, Jesús era un carpintero de esta ciudad, pero se fue para que Juan lo bautizara y ahora todo el mundo habla de las obras poderosas que está haciendo. Así que los habitantes de este lugar están deseando ver algunos de sus milagros.
    La expectación aumenta cuando Jesús va a la sinagoga, según su costumbre. En estos lugares se ora y se leen en voz alta los escritos de Moisés todos los sábados (Hechos 15:21). También se leen pasajes de los libros de los profetas. Cuando Jesús se levanta para leer, seguro que reconoce a muchos de los presentes, pues asistió por años a esta misma sinagoga. A continuación, le dan el rollo del profeta Isaías, y él busca el pasaje que habla de Aquel al que Jehová ha ungido con su espíritu. Hoy este pasaje se encuentra en los versículos 1 y 2 del capítulo 61 del libro de Isaías.
    Jesús lee las palabras que indican que este ungido predicho anunciaría que los cautivos serían liberados, que los ciegos recuperarían la vista y que llegaría el año acepto de Jehová. Al concluir, Jesús le da el rollo al ayudante de la sinagoga y se sienta. Todos lo miran con atención. Entonces, después de hablar probablemente durante un rato, hace esta importante declaración: “Hoy se cumple este pasaje de las Escrituras que acaban de oír” (Lucas 4:21).
    Todos se quedan asombrados por “las palabras tan hermosas” que salen de su boca y se dicen unos a otros: “Este es hijo de José, ¿no es cierto?”. Sin embargo, Jesús se da cuenta de que quieren verlo realizar milagros como los que ha hecho en otros lugares. Por eso, añade: “Sin duda me aplicarán este dicho: ‘Médico, cúrate a ti mismo’. Y dirán: ‘Haz también en tu tierra las cosas que oímos que hiciste en Capernaúm’” (Lucas 4:22, 23). Según parece, los habitantes de Nazaret piensan que las curaciones debió realizarlas primero allí, para beneficio de su propia gente, y que, al no hacerlo, los ha tratado con desprecio.
    Sabiendo cómo piensan, Jesús menciona algunos sucesos que forman parte de la historia de Israel. Primero les dice que, aunque en Israel había muchas viudas en los días de Elías, este no fue enviado a ninguna de ellas. Más bien, fue a Sarepta, un pueblo cercano a Sidón, a la casa de una viuda que no era israelita. Allí realizó un milagro que salvó la vida de esta mujer y su hijo (1 Reyes 17:8-16). Jesús también les explica que en los tiempos de Eliseo había muchos enfermos de lepra en Israel, pero el profeta solo curó a un hombre de Siria llamado Naamán (2 Reyes 5:1, 8-14).
    ¿Cómo reaccionan los que están en la sinagoga al escuchar lo que dice Jesús? Se ponen furiosos, quizás porque sienten que Jesús les ha contado esos hechos históricos para revelar su egoísmo y su falta de fe. Así que se levantan, sacan rápido a Jesús de la ciudad y lo llevan a lo alto de la montaña sobre la que está Nazaret para lanzarlo desde allí. Sin embargo, Jesús logra escaparse y baja a Capernaúm, en la costa noroeste del mar de Galilea.
  • Repaso de la reunión y adelanto de la próxima (3 mins.)
  • Canción 98 y oración
w18 marzoLa Atalaya (estudio) (2018)

SEMANA DEL 21 AL 27 DE MAYO DE 2018

23 La disciplina es una muestra del amor de Dios

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.