jueves, 3 de mayo de 2018

Texto Diario miércoles, 2 de mayo de 2018 Continuaron dando entendimiento en la lectura (Neh. 8:8).

Texto Diario miércoles, 2 de mayo de 2018

Continuaron dando entendimiento en la lectura (Neh. 8:8).
Hace unos años, casi todas las congregaciones analizaron el libro Acerquémonos a Jehová en el Estudio Bíblico de la Congregación. Estudiar las cualidades de Dios y escuchar los comentarios que los hermanos dieron desde el corazón fortaleció el amor que sentimos por nuestro Padre celestial, ¿no es cierto? Así mismo, aprendemos mucho sobre la Palabra de Dios cuando escuchamos con atención los discursos, las demostraciones y la lectura de la Biblia. Las reuniones también nos enseñan a poner en práctica los consejos de la Biblia en todo aspecto de la vida (1 Tes. 4:9, 10). Por ejemplo, el Estudio de La Atalaya se adapta a las necesidades del pueblo de Dios. ¿Recuerda alguna ocasión en la que esa reunión lo haya motivado a revisar sus objetivos en la vida, a perdonar a un hermano o a mejorar sus oraciones? Por otra parte, la reunión de entre semana nos enseña a predicar las buenas nuevas y a ser buenos maestros de las Escrituras (Mat. 28:19, 20). w16.04 3:4, 5

(Nehemías 8:8)  Y continuaron leyendo en voz alta del libro, de la ley del Dios [verdadero], la cual se exponía, y había el poner[le] significado; y continuaron dando entendimiento en la lectura.
(1 Tesalonicenses 4:9, 10)  Sin embargo, respecto al amor fraternal, ustedes no tienen necesidad de que les escribamos, porque ustedes mismos son enseñados por Dios a amarse unos a otros; 10 y, de hecho, lo están haciendo para con todos los hermanos en toda Macedonia. Pero los exhortamos, hermanos, a que sigan haciéndolo en medida más plena,
(Mateo 28:19, 20)  Vayan, por lo tanto, y hagan discípulos de gente de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del espíritu santo, 20 enseñándoles a observar todas las cosas que yo les he mandado. Y, ¡miren!, estoy con ustedes todos los días hasta la conclusión del sistema de cosas”.


4. ¿Cómo nos ayudan las reuniones a conocer mejor a Jehová?
Las reuniones nos educan. Cada reunión nos enseña cosas sobre Jehová. Por ejemplo, durante unos dos años, casi todas las congregaciones analizaron el libro Acerquémonos a Jehová en el Estudio Bíblico de la Congregación. Estudiar las cualidades de Dios y escuchar los comentarios que los hermanos dieron desde el corazón fortaleció el amor que sentimos por nuestro Padre celestial, ¿no es cierto? Así mismo, aprendemos mucho sobre la Palabra de Dios cuando escuchamos con atención los discursos, las demostraciones y la lectura de la Biblia (Neh. 8:8). Pensemos, por ejemplo, en los tesoros que descubrimos cada semana cuando estudiamos los capítulos asignados de la Biblia y escuchamos los detalles interesantes que otros han encontrado.
5. ¿Cómo lo han ayudado las reuniones en la predicación y a poner en práctica lo que ha aprendido en la Biblia?
Las reuniones también nos enseñan a poner en práctica los consejos de la Biblia en todo aspecto de la vida (1 Tes. 4:9, 10). Por ejemplo, el Estudio de La Atalaya se adapta a las necesidades del pueblo de Dios. ¿Recuerda alguna ocasión en la que esa reunión lo haya motivado a revisar sus objetivos en la vida, a perdonar a un hermano o a mejorar sus oraciones? Por otra parte, la reunión de entre semana nos enseña a predicar las buenas nuevas y a ser buenos maestros de las Escrituras (Mat. 28:19, 20).

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.