sábado, 19 de mayo de 2018

Texto Diario sábado, 19 de mayo de 2018 El tiempo indefinido ha puesto en el corazón de ellos (Ecl. 3:11).

Texto Diario sábado, 19 de mayo de 2018

El tiempo indefinido ha puesto en el corazón de ellos (Ecl. 3:11).
La ciencia nos ha enseñado muchas cosas sobre el universo y nuestro planeta, y ha mejorado nuestra vida en varios sentidos. Pero hay muchas preguntas que no ha podido responder. Por ejemplo, los astrónomos no pueden explicar exactamente cómo llegó a existir el universo ni por qué estamos en el planeta Tierra, tan lleno de vida. Y la gente en general es incapaz de decir por qué el hombre desea tanto vivir para siempre. ¿Por qué desconocen la respuesta a tantas preguntas importantes? En parte, porque hay personas, entre ellas numerosos científicos, que dicen que Dios no existe y apoyan la teoría de la evolución. Pero Jehová responde las preguntas que inquietan a la gente de todo el mundo en su libro, la Biblia. Dependemos de las leyes de Jehová que gobiernan la naturaleza, leyes confiables e invariables. El trabajo de electricistas, plomeros (fontaneros), ingenieros, pilotos y cirujanos depende de esas leyes. w16.11 2:4, 5

(Eclesiastés 3:11)  Todo lo ha hecho bello a su tiempo. Aun el tiempo indefinido ha puesto en el corazón de ellos, para que la humanidad nunca descubra la obra que el Dios [verdadero] ha hecho desde el comienzo hasta el fin.


4. ¿Por qué no puede responder la ciencia muchas preguntas?
La ciencia nos ha enseñado muchas cosas sobre el universo y nuestro planeta, y ha mejorado nuestra vida en varios sentidos. Pero hay muchas preguntas que no ha podido responder. Por ejemplo, los astrónomos no pueden explicar exactamente cómo llegó a existir el universo ni por qué estamos en el planeta Tierra, tan lleno de vida. Y la gente en general es incapaz de decir por qué el hombre desea tanto vivir para siempre (Ecl. 3:11). ¿Por qué desconocen la respuesta a tantas preguntas importantes? En parte, porque hay personas, entre ellas numerosos científicos, que dicen que Dios no existe y apoyan la teoría de la evolución. Pero Jehová responde las preguntas que inquietan a la gente de todo el mundo en su libro, la Biblia.
5. Dé ejemplos de cómo dependemos de las leyes de la naturaleza.
Dependemos de las leyes de Jehová que gobiernan la naturaleza, leyes confiables e invariables. El trabajo de electricistas, plomeros (fontaneros), ingenieros, pilotos y cirujanos depende de esas leyes. Pongamos por caso a un cirujano. No tiene que buscar dónde está el corazón del paciente, pues sabe que, por regla general, la anatomía humana no cambia. Y todos respetamos las leyes de la naturaleza. Por ejemplo, desafiar la ley de la gravedad podría costarnos la vida.

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.