martes, 19 de junio de 2018

Miércoles 20 de junio ¡El que esté para el cautiverio, al cautiverio! (Jer. 15:2)

Miércoles 20 de junio

¡El que esté para el cautiverio, al cautiverio! (Jer. 15:2).
En el año 607 antes de nuestra era, el rey babilonio Nabucodonosor II invadió Jerusalén con su inmenso ejército. La Biblia describe el baño de sangre que tuvo lugar: “[Nabucodonosor] procedió a matar a espada a los jóvenes de ellos en la casa del santuario de ellos, y no sintió compasión por joven ni virgen, viejo ni decrépito. [...] Y procedió a quemar la casa del Dios verdadero y a demoler el muro de Jerusalén; y quemaron con fuego todas sus torres de habitación y también todos sus objetos deseables” (2 Crón. 36:17, 19). A los habitantes de Jerusalén no debería haberles sorprendido la destrucción de la ciudad. Los profetas llevaban años advirtiendo a los judíos que, si seguían desobedeciendo las leyes de Dios, él los entregaría a los babilonios. Muchos judíos morirían a filo de espada y los que sobrevivieran probablemente pasarían el resto de su vida en Babilonia. w16.11 4:1, 2

(Jeremías 15:2)  Y tiene que ocurrir que si te dijeran: ‘¿Adónde saldremos?’, también tienes que decirles: ‘Esto es lo que ha dicho Jehová: “¡El que esté para la plaga mortífera, a la plaga mortífera! ¡Y el que esté para la espada, a la espada! ¡Y el que esté para el hambre, al hambre! ¡Y el que esté para el cautiverio, al cautiverio!”’.
(2 Crónicas 36:17)  De modo que él hizo subir contra ellos al rey de los caldeos, que procedió a matar a espada a los jóvenes de ellos en la casa del santuario de ellos, y no sintió compasión por joven ni virgen, viejo ni decrépito. Todo lo dio Él en la mano de él.
(2 Crónicas 36:19)  Y procedió a quemar la casa del Dios [verdadero] y a demoler el muro de Jerusalén; y quemaron con fuego todas sus torres de habitación y también todos sus objetos deseables, a fin de causar ruina.


1. Cuente lo que ocurrió cuando Jerusalén fue destruida.
EN EL año 607 antes de nuestra era, el rey babilonio Nabucodonosor II invadió Jerusalén con su inmenso ejército. La Biblia describe el baño de sangre que tuvo lugar: “[Nabucodonosor] procedió a matar a espada a los jóvenes de ellos en la casa del santuario de ellos, y no sintió compasión por joven ni virgen, viejo ni decrépito. [...] Y procedió a quemar la casa del Dios verdadero y a demoler el muro de Jerusalén; y quemaron con fuego todas sus torres de habitación y también todos sus objetos deseables” (2 Crón. 36:17, 19).
2. ¿Qué advertencia dio Jehová sobre Jerusalén, y qué les pasaría a los judíos?
A los habitantes de Jerusalén no debería haberles sorprendido la destrucción de la ciudad. Los profetas llevaban años advirtiendo a los judíos que, si seguían desobedeciendo las leyes de Dios, él los entregaría a los babilonios. Muchos judíos morirían a filo de espada y los que sobrevivieran probablemente pasarían el resto de su vida en Babilonia (Jer. 15:2). ¿Cómo fue la vida en el destierro? ¿Vivieron los cristianos un período similar al cautiverio de Babilonia? Si fue así, ¿cuándo?

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.