domingo, 10 de junio de 2018

NUESTRA VIDA CRISTIANA.-11-17 de junio LUCAS 1

11-17 de junio

LUCAS 1

I. INFANCIA DE JUAN EL BAUTISTA Y DE JESÚS (1.5–2.52)
1. LOS ANUNCIOS (1.5-56)
Un ángel anuncia el nacimiento de Juan el Bautista
En el tiempo en que Herodesd era rey de Judea, vivía un sacerdote llamado Zacarías, perteneciente al grupo de Abías.e Su esposa, llamada Isabel, descendía de Aarón.f Ambos eran justos delante de Dios y cumplían los mandatos y leyes del Señor, de tal manera que nadie los podía tachar de nada. Pero no tenían hijos, porque Isabel no había podido tenerlos. Ahora eran ya los dos muy ancianos.g
Un día en que al grupo sacerdotal de Zacarías le correspondía el turno de oficiar delante de Dios, según era costumbre entre los sacerdotes, le tocó en suerte a Zacarías entrar en el santuario del templo del Señor para quemar incienso.h 10 Y mientras se quemaba el incienso, todo el pueblo estaba orando fuera. 11 En esto se le apareció un ángel del Señor, de pie al lado derecho del altar del incienso. 12 Al ver al ángel, Zacarías se echó a temblar lleno de miedo. 13 Pero el ángel le dijo:
–Zacarías, no tengas miedo, porque Dios ha oído tu oración, y tu esposa Isabel te va a dar un hijo, al que pondrás por nombre Juan. 14 Tú te llenarás de gozo y muchos se alegrarán de su nacimiento, 15 porque tu hijo va a ser grande delante del Señor. No beberá vino ni licor,i y estará lleno del Espíritu Santoj desde antes de nacer. 16 Hará que muchos de la nación de Israel se vuelvan al Señor su Dios. 17 Irá Juan delante del Señor con el espíritu y el poder del profeta Elías, para reconciliar a los padres con los hijosk y para que los rebeldes aprendan a obedecer. De este modo preparará al pueblo para recibir al Señor.
18 Zacarías preguntó al ángel:
–¿Cómo puedo estar seguro de esto? Porque yo soy muy anciano, y mi esposa también.
19 El ángel le contestó:
–Yo soy Gabriel,l y estoy al servicio de Dios. Él me ha enviado a hablar contigo y a darte estas buenas noticias. 20 Pero ahora, como no has creído lo que te he dicho, vas a quedarte mudo; y no volverás a hablar hasta que, a su debido tiempo, suceda todo esto.
21 Mientras tanto, la gente estaba fuera esperando a Zacarías y preguntándose por qué tardaba tanto en salir del santuario.22 Cuando por fin salió, no les podía hablar. Entonces se dieron cuenta de que había tenido una visión en el santuario, pues les hablaba por señas. Y así siguió, sin poder hablar.
23 Cumplido el tiempo de su servicio en el templo, Zacarías se fue a su casa.m 24 Después de esto, su esposa Isabel quedó encinta, y durante cinco meses no salió de casa, pensando: 25 “Esto me ha hecho ahora el Señor para librarme de mi vergüenza ante la gente.”n
Un ángel anuncia el nacimiento de Jesús
26 A los seis mesesñ envió Dios al ángel Gabriel a un pueblo de Galilea llamado Nazaret,o 27 a visitar a una joven virgen llamada María que estaba comprometida para casarsep con un hombre llamado José, descendiente del rey David. 28 El ángel entró donde ella estaba, y le dijo:
–¡Te saludo,q favorecida de Dios! El Señor está contigo.
29 Cuando vio al ángel, se sorprendió de sus palabras, y se preguntaba qué significaría aquel saludo. 30 El ángel le dijo:
–María, no tengas miedo, pues tú gozas del favor de Dios. 31 Ahora vas a quedar encinta: tendrás un hijo y le pondrás por nombre Jesús.r 32 Será un gran hombre, al que llamarán Hijo del Dios altísimo: y Dios el Señor lo hará rey, como a su antepasado David, 33 y reinará por siempre en la nación de Israel. Su reinado no tendrá fin.s
34 María preguntó al ángel:
–¿Cómo podrá suceder esto, si no vivo con ningún hombre?t
35 El ángel le contestó:
–El Espíritu Santo se posará sobre tiu y el poder del Dios altísimo se posará sobre ti como una nube. Por eso, el niño que va a nacer será llamado Santo e Hijo de Dios.v 36 También tu parienta Isabel, a pesar de ser anciana, va a tener un hijo; la que decían que no podía tener hijos está encinta desde hace seis meses. 37 Para Dios no hay nada imposible.w
38 Entonces María dijo:
–Soy la esclava del Señor. ¡Que Dios haga conmigo como me has dicho!
Con esto, el ángel se fue.
María visita a Isabel
39 Por aquellos días, María se dirigió de prisa a un pueblo de la región montañosa de Judea, 40 y entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. 41 Cuando Isabel oyó el saludo de María, la criatura se movió en su vientre, y ella quedó llena del Espíritu Santo. 42 Entonces, con voz muy fuerte, dijo Isabel:
–¡Dios te ha bendecido más que a todas las mujeres, y ha bendecido a tu hijo!x 43 ¿Quién soy yo para que venga a visitarme la madre de mi Señor? 44 Tan pronto como he oído tu saludo, mi hijo se ha movido de alegría en mi vientre. 45 ¡Dichosa tú por haber creído que han de cumplirsey las cosas que el Señor te ha dicho!
El cántico de María
46 María dijo:
“Mi alma alaba la grandeza del Señor.z
47 Mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador,a
48 porque Dios ha puesto sus ojos en mí, su humilde esclava,b
y desde ahora me llamarán dichosa;
49 porque el Todopoderoso ha hecho en mí grandes cosas.c
¡Santo es su nombre!
50 Dios tiene siempre misericordia
de quienes le honran.d
51 Actuó con todo su poder:e
deshizo los planes de los orgullosos,
52 derribó a los reyes de sus tronosf
y puso en alto a los humildes.
53 Llenó de bienes a los hambrientos
y despidió a los ricos con las manos vacías.g
54 Ayudó al pueblo de Israel, su siervo,
y no se olvidó de tratarlo con misericordia.h
55 Así lo había prometido a nuestros antepasados,
a Abrahami y a sus futuros descendientes.”j
56 María se quedó con Isabel unos tres meses, y después regresó a su casa.
2. LOS NACIMIENTOS (1.57–2.52)
Nacimiento de Juan el Bautista
57 Al cumplirse el tiempo en que Isabel había de dar a luz, tuvo un hijo. 58 Sus vecinos y parientes fueron a felicitarla cuando supieron que el Señor había sido tan bueno con ella. 59 A los ocho días llevaron a circuncidar al niño,k y querían ponerle el nombre de su padre, Zacarías. 60 Pero la madre dijo:
–No. Tiene que llamarse Juan.
61 Le contestaron:
–No hay nadie en tu familia con ese nombre.
62 Entonces preguntaron por señas al padre del niño, para saber qué nombre quería ponerle. 63 El padre pidió una tabla para escribir, y escribió: “Su nombre es Juan.” Y todos se quedaron admirados. 64 En aquel mismo momento, Zacarías recobró el habla y comenzó a alabar a Dios. 65 Todos los vecinos estaban asombrados, y en toda la región montañosa de Judea se contaba lo sucedido. 66 Cuantos lo oían se preguntaban a sí mismos: “¿Qué llegará a ser este niño?” Porque ciertamente el Señor mostraba su poder en favor de él.
El cántico de Zacarías
67 Zacarías, el padre del niño, lleno del Espíritu Santo y hablando en profecía, dijo:
68 “¡Bendito sea el Señor, Dios de Israel,l
porque ha venido a rescatar a su pueblo!m
69 Nos ha enviado un poderoso salvador,n
un descendiente de David, su siervo.ñ
70 Esto es lo que había prometido en el pasado
por medio de sus santos profetas:
71 que nos salvaría de nuestros enemigos
y de todos los que nos odian,
72 que tendría compasión de nuestros antepasados
y que no se olvidaría de su santo pacto.o
73 Y este es el juramento que había hecho
a nuestro padre Abraham:p
74 que nos libraría de nuestros enemigos,
para servirle sin temorq
75 con santidad y justicia,
y estar en su presencia
todos los días de nuestra vida.
76 En cuanto a ti, hijito mío,
serás llamado profeta del Dios altísimo,
porque irás delante del Señor
preparando sus caminos,r
77 para hacer saber a su pueblo
que Dios les perdona sus pecados
y les da la salvación.s
78 Porque nuestro Dios, en su gran misericordia,
nos trae de lo alto el sol de un nuevo día,t
79 para iluminar a los que viven
en la más profunda oscuridad,u
para dirigir nuestros pasos
por un camino de paz.”v
80 El niño crecía y se hacía fuerte espiritualmente, y vivió en lugares desiertos hasta el día en que se dio a conocer a los israelitas.w
  • Canción 137 y oración
  • Palabras de introducción (3 mins. o menos)

TESOROS DE LA BIBLIA

  • Seamos humildes como María” (10 mins.)
    • [Ponga el video Información sobre Lucas].
    • Lu 1:38. María aceptó humildemente la tarea que Jehová le encargó (ia pág. 149 párr. 12).
    • 12 Hasta el día de hoy, sus palabras emocionan a los siervos de Dios por la sencillez, humildad y obediencia que reflejan. Ella le dijo a Gabriel: “¡Mira! ¡La esclava de Jehová! Efectúese conmigo según tu declaración” (Luc. 1:38). Las esclavas jóvenes eran las siervas de más baja condición; su vida estaba completamente en manos de su amo. Eso era lo que sentía María hacia su Amo, Jehová. Ella sabía que él es leal con quienes le son leales y que la bendeciría si cumplía lo mejor que pudiera con aquella difícil misión, así que se sentía a salvo en sus manos (Sal. 18:25).
      María se sentía a salvo en las manos de Jehová, el Dios leal
    • Lu 1:46-55. María alabó a Jehová citando de su Palabra (ia págs. 150, 151 párrs. 15, 16).
    • 15 La respuesta que María le da a Elisabet se ha conservado cuidadosamente en la Biblia (lea Lucas 1:46-55). Es, con diferencia, su intervención más larga registrada en las Escrituras, y nos dice mucho de ella. Por ejemplo, que era una joven agradecida, comoreflejan sus expresiones de alabanza a Jehová por concederle el privilegio de ser la madre del Mesías. Sus palabras también muestran la profundidad de su fe, pues se refirió a Jehová como aquel que humilla a los altivos y poderosos, pero ayuda a los pobres y humildes que desean servirle. Además, lo que dijo evidencia su amplio conocimiento de la Palabra de Dios, pues se calcula que hizo más de veinte referencias a las Escrituras Hebreas.*
      16, 17. a) ¿Qué actitud ejemplar demostraron tanto María como Jesús? b) ¿Qué nos enseña el caso de María y Elisabet sobre la amistad?
      16 Está claro que María acostumbraba meditar en la Palabra de Dios. Sin embargo, en vez de expresar sus propias ideas, con toda humildad prefirió que fueran las Escrituras las que hablaran por ella. El hijo que ahora crecía en su interior mostraría con el tiempo esa misma actitud, pues llegó a decir: “Lo que yo enseño no es mío, sino que pertenece al que me ha enviado” (Juan 7:16). Al enseñar a otras personas, ¿demostramos ese mismo respeto y reverencia por la Palabra de Dios? ¿O preferimos basarnos en nuestras opiniones personales? Sin duda, haremos bien en imitar el excelente ejemplo de María.
  • Busquemos perlas escondidas (8 mins.)
    • Lu 1:69. ¿Qué significa la expresión “un cuerno de salvación”? (nwtsty nota de estudio para Lu 1:69: “un cuerno de salvación”).
    • un cuerno de salvación: O “un poderoso salvador”. En la Biblia, los cuernos de los animales con frecuencia representan fuerza, conquista o victoria (1Sa 2:1; Sl 75:4, 5, 10; 148:14). Los cuernos también representan a gobernantes y dinastías —tanto buenos como malos—, y la acción de empujar con cuernos representa sus conquistas (Dt 33:17; Da 7:24; 8:2-10, 20-24). En este contexto, la expresión “un cuerno de salvación” describe al Mesías como el que tiene poder para salvar, un poderoso salvador.
    • Lu 1:76. ¿En qué sentido iría Juan el Bautista “por adelantado ante Jehová”? (nwtsty nota de estudio para Lu 1:76: “irás por adelantado ante Jehová”).
    • ¿Qué le ha enseñado sobre Jehová la lectura bíblica de esta semana?
    • ¿Qué otras perlas espirituales ha encontrado en la lectura bíblica de esta semana?
  • Lectura de la Biblia (4 mins. o menos): Lu 1:46-66.
  • El cántico de María
    46 María dijo:
    “Mi alma alaba la grandeza del Señor.z
    47 Mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador,a
    48 porque Dios ha puesto sus ojos en mí, su humilde esclava,b
    y desde ahora me llamarán dichosa;
    49 porque el Todopoderoso ha hecho en mí grandes cosas.c
    ¡Santo es su nombre!
    50 Dios tiene siempre misericordia
    de quienes le honran.d
    51 Actuó con todo su poder:e
    deshizo los planes de los orgullosos,
    52 derribó a los reyes de sus tronosf
    y puso en alto a los humildes.
    53 Llenó de bienes a los hambrientos
    y despidió a los ricos con las manos vacías.g
    54 Ayudó al pueblo de Israel, su siervo,
    y no se olvidó de tratarlo con misericordia.h
    55 Así lo había prometido a nuestros antepasados,
    a Abrahami y a sus futuros descendientes.”j
    56 María se quedó con Isabel unos tres meses, y después regresó a su casa.
    2. LOS NACIMIENTOS (1.57–2.52)
    Nacimiento de Juan el Bautista
    57 Al cumplirse el tiempo en que Isabel había de dar a luz, tuvo un hijo. 58 Sus vecinos y parientes fueron a felicitarla cuando supieron que el Señor había sido tan bueno con ella. 59 A los ocho días llevaron a circuncidar al niño,k y querían ponerle el nombre de su padre, Zacarías. 60 Pero la madre dijo:
    –No. Tiene que llamarse Juan.
    61 Le contestaron:
    –No hay nadie en tu familia con ese nombre.
    62 Entonces preguntaron por señas al padre del niño, para saber qué nombre quería ponerle. 63 El padre pidió una tabla para escribir, y escribió: “Su nombre es Juan.” Y todos se quedaron admirados. 64 En aquel mismo momento, Zacarías recobró el habla y comenzó a alabar a Dios. 65 Todos los vecinos estaban asombrados, y en toda la región montañosa de Judea se contaba lo sucedido. 66 Cuantos lo oían se preguntaban a sí mismos: “¿Qué llegará a ser este niño?” Porque ciertamente el Señor mostraba su poder en favor de él.

SEAMOS MEJORES MAESTROS

  • Primera conversación (2 mins. o menos): Use la sección “Ideas para conversar”.
  • Video de la primera revisita (5 mins.): Ponga el video y analícelo con el auditorio.
  • Segunda revisita (3 mins. o menos): Use la sección “Ideas para conversar”.

NUESTRA VIDA CRISTIANA

  • Canción 92
  • Necesidades de la congregación (8 mins.): Como alternativa, analice la información relacionada con el texto del año para el 2018 (w18.01 págs. 8, 9 párrs. 4-7).
  • 4. ¿Qué podemos aprender de Isaías 40:26?
    (Lea Isaías 40:26). Nadie ha podido contar todas las estrellas que hay en el universo. Los científicos creen que solo en nuestra galaxia, la Vía Láctea, puede haber hasta 400 mil millones de estrellas. Y Jehová les da nombre a todas ellas. ¿Qué aprendemos de esto? Si Dios se preocupa tanto por su creación inanimada, ¿qué sentirá por usted, que le sirve por amor, no porque él lo haya programado para hacerlo? (Sal. 19:1, 3, 14). Nuestro querido Padre lo conoce a la perfección. Jesús dijo: “Los mismísimos cabellos de la cabeza de ustedes están todos contados” (Mat. 10:30). Y uno de los escritores de los salmos asegura: “Jehová está al tanto de los días de los exentos de falta” (Sal. 37:18). En otras palabras, conoce las pruebas por las que usted está pasando y puede darle las fuerzas para aguantarlas todas.
    5. ¿Por qué podemos estar seguros de que Jehová puede darnos las fuerzas que necesitamos?
    (Lea Isaías 40:28). Jehová es la fuente de la energía dinámica. Piense, por ejemplo, en la cantidad de energía que él le suministra al Sol. El escritor de temas científicos David Bodanis explicó que el Sol sufre cada segundo explosiones que equivalen a miles de millones de bombas atómicas. Otro científico calculó que el Sol produce hoy día “energía suficiente en un segundo para cubrir las necesidades de la humanidad durante doscientos mil años”. Si Jehová le da energía al Sol, ¿quién puede dudar de que también es capaz de darnos a nosotros las fuerzas que necesitamos para afrontar cualquier problema?
    6. a) ¿Por qué dijo Jesús que su yugo es suave? b) ¿Qué efecto tiene en nosotros saber eso?
    (Lea Isaías 40:29). Servir a Jehová produce mucho gozo. Jesús les dijo a sus discípulos: “Tomen sobre sí mi yugo”. Y añadió: “Hallarán refrigerio para sus almas. Porque mi yugo es suave y mi carga es ligera” (Mat. 11:28-30). ¡Qué ciertas son estas palabras! A veces, estamos agotados cuando vamos a las reuniones y a predicar. Pero ¿verdad que cuando regresamos a casa nos sentimos con más fuerzas y mejor preparados para soportar los problemas? No hay duda de que el yugo de Jesús es suave, fácil de llevar.
    7. Cuente una experiencia que demuestre lo ciertas que son las palabras de Mateo 11:28-30.
    Veamos el caso de una hermana que padece síndrome de fatiga crónica, depresión y migrañas. Es comprensible que en su situación a veces le cueste ir a las reuniones. Pero, cierto día, después de esforzarse por ir a la Reunión Pública, escribió: “El discurso hablaba del desánimo. El orador presentó la información con tanta empatía y delicadeza que se me saltaron las lágrimas. Me di cuenta de que donde debo estar es en las reuniones”. Esta hermana se alegró muchísimo de haber hecho el esfuerzo de asistir.
  • Logros de la organización (7 mins.): Ponga el video Logros de la organización para el mes de junio.
  • Estudio bíblico de la congregación (30 mins.): jy cap. 24.
  • CAPÍTULO 24

    Realiza su ministerio por toda Galilea

    MATEO 4:23-25 MARCOS 1:35-39 LUCAS 4:42, 43
    • JESÚS RECORRE GALILEA CON CUATRO DE SUS DISCÍPULOS
    • SU FAMA SE EXTIENDE POR TODAS PARTES
    Jesús ha tenido un día muy ocupado en Capernaúm con sus cuatro discípulos. Al anochecer, la gente de la ciudad le ha llevado enfermos para que los cure, así que ha tenido poco tiempo para estar solo.
    A la mañana siguiente, se levanta muy temprano, mientras todavía está oscuro. Sale y busca un lugar solitario donde orar a su Padre. Pero no consigue estar a solas mucho tiempo. Cuando Simón Pedro y los que están con él se dan cuenta de que no está, van a buscarlo. Es posible que sea Pedro quien tome la iniciativa, pues Jesús había estado en su casa (Marcos 1:36; Lucas 4:38).
    Cuando por fin lo encuentran, Pedro le dice: “Todos te están buscando” (Marcos 1:37). Los habitantes de Capernaúm están tan agradecidos por lo que ha hecho Jesús que tratan de retenerlo para que se quede con ellos (Lucas 4:42). Pero ¿vino Jesús a la Tierra solo para hacer curaciones milagrosas? Y, por otro lado, ¿debe limitarse a llevar a cabo su ministerio solo en esta ciudad? Él mismo da la respuesta:
    “Vámonos a otra parte, a los pueblos vecinos —les dice a sus discípulos—, para que también predique allí, porque para eso he venido”. Además, le dice a la gente que trata de retenerlo: “También tengo que anunciarles las buenas noticias del Reino de Dios a otras ciudades, porque para esto fui enviado” (Marcos 1:38; Lucas 4:43).
    Así es, una razón muy importante por la que Jesús ha venido a la Tierra es predicar el mensaje del Reino de Dios. Ese Reino santificará el nombre de su Padre y acabará de una vez por todas con los problemas de la humanidad. Pero, entonces, ¿por qué hace curaciones milagrosas? Para dar prueba de que es un enviado de Dios. Siglos antes, Moisés también llevó a cabo obras asombrosas para demostrar que Dios lo había enviado (Éxodo 4:1-9, 30, 31).
    Así que Jesús se va de Capernaúm para predicar en otras ciudades, y sus cuatro discípulos van con él: Pedro, su hermano Andrés, Juan y su hermano Santiago. La semana anterior, Jesús los invitó a ser sus primeros compañeros de viaje.
    La predicación de Jesús y sus cuatro discípulos por Galilea tiene mucho éxito. La fama de Jesús se extiende por todas partes: por Siria, por la región de las diez ciudades llamada la Decápolis y por los pueblos al otro lado del río Jordán (Mateo 4:24, 25). Grandes multitudes de estos lugares, así como de Judea, siguen a Jesús y a sus discípulos. Muchos le traen enfermos para que los cure, y él no los decepciona. Sana a todos y libera a las personas que están controladas por espíritus malignos.
  • Repaso de la reunión y adelanto de la próxima (3 mins.)
  • Canción 58 y oración
w18 abrilLa Atalaya (estudio) (2018)

SEMANA DEL 11 AL 17 DE JUNIO DE 2018

Sirvamos a Jehová, el Dios de la libertad

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.