domingo, 24 de junio de 2018

Texto Diario domingo, 24 de junio de 2018 Jehová te ha escogido para que llegues a ser su pueblo, una propiedad especial (Deut. 7:6).

Texto Diario domingo, 24 de junio de 2018

Jehová te ha escogido para que llegues a ser su pueblo, una propiedad especial (Deut. 7:6).
Jehová no escogió a la nación de Israel por puro capricho, sino que cumplió la promesa que le había hecho a su amigo Abrahán siglos antes (Gén. 22:15-18). Además, Jehová siempre muestra amor y actúa con justicia cuando ejerce su libertad. Esto quedó claro por cómo disciplinó a los israelitas, que vez tras vez abandonaron la adoración verdadera. Cuando se arrepentían de corazón, les mostraba amor y misericordia. Decía: “Sanaré la infidelidad de ellos. Los amaré de mi propio albedrío” (Os. 14:4). Esta es una magnífica demostración de cómo usar la libertad de elección para beneficiar a los demás. Desde el principio de la creación, Jehová decidió demostrar su amor a las criaturas inteligentes dándoles libre albedrío. El primero que recibió este regalo fue su Hijo primogénito, “la imagen del Dios invisible” (Col. 1:15). Ya antes de venir a la Tierra, Jesús decidió ser leal a su Padre y no unirse a la rebelión de Satanás. w17.01 2:3, 4

(Deuteronomio 7:6)  Porque tú eres un pueblo santo a Jehová tu Dios. Es a ti a quien Jehová tu Dios ha escogido para que llegues a ser su pueblo, una propiedad especial, de entre todos los pueblos que están sobre la superficie del suelo.
(Génesis 22:15-18)  Y el ángel de Jehová procedió a llamar a Abrahán por segunda vez desde los cielos 16 y a decir: “‘Por mí mismo de veras juro —es la expresión de Jehová— que por motivo de que has hecho esta cosa y no has retenido a tu hijo, tu único, 17 yo de seguro te bendeciré y de seguro multiplicaré tu descendencia como las estrellas de los cielos y como los granos de arena que hay en la orilla del mar; y tu descendencia tomará posesión de la puerta de sus enemigos. 18 Y mediante tu descendencia ciertamente se bendecirán todas las naciones de la tierra debido a que has escuchado mi voz’”.
(Oseas 14:4)  ”Sanaré la infidelidad de ellos. Los amaré de [mi] propio albedrío, porque mi cólera se ha vuelto de él.
(Colosenses 1:15)  Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda la creación;


3. ¿Qué ejemplo nos pone Jehová con respecto al uso de la libertad?
Solo Jehová tiene libertad absoluta, y su forma de usarla es un modelo para nosotros. Por ejemplo, escogió a la nación de Israel para que llevara su nombre, para que fuera su “propiedad especial” (Deut. 7:6-8). No lo hizo por puro capricho, sino que cumplió la promesa que le había hecho a su amigo Abrahán siglos antes (Gén. 22:15-18). Además, Jehová siempre muestra amor y actúa con justicia cuando ejerce su libertad. Esto quedó claro por cómo disciplinó a los israelitas, que vez tras vez abandonaron la adoración verdadera. Cuando se arrepentían de corazón, les mostraba amor y misericordia. Decía: “Sanaré la infidelidad de ellos. Los amaré de mi propio albedrío” (Os. 14:4). Esta es una magnífica demostración de cómo usar la libertad de elección para beneficiar a los demás.
4, 5. a) ¿Quién fue el primero en recibir libre albedrío, y cómo usó este regalo de Dios? b) ¿Qué pregunta debemos responder?
Desde el principio de la creación, Jehová decidió demostrar su amor a las criaturas inteligentes dándoles libre albedrío. El primero que recibió este regalo fue su Hijo primogénito, “la imagen del Dios invisible” (Col. 1:15). Ya antes de venir a la Tierra, Jesús decidió ser leal a su Padre y no unirse a la rebelión de Satanás. Tiempo después, cuando vino a la Tierra, usó su libertad de elección para rechazar las tentaciones de ese gran adversario (Mat. 4:10). La noche antes de morir, reafirmó que estaba decidido a hacer la voluntad de Dios. En una intensa oración, le dijo: “Padre, si deseas, remueve de mí esta copa. Sin embargo, que no se efectúe mi voluntad, sino la tuya” (Luc. 22:42). Seguramente deseamos ser como Jesús y usar nuestra libertad de elección para honrar a Jehová y hacer su voluntad. Pero ¿es esto posible?

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.