jueves, 7 de junio de 2018

Texto Diario jueves, 7 de junio de 2018 Cualquiera que se humille como este niñito, es el mayor en el reino de los cielos (Mat. 18:4).

Texto Diario jueves, 7 de junio de 2018

Cualquiera que se humille como este niñito, es el mayor en el reino de los cielos (Mat. 18:4).
A la mayoría de los niños les gusta aprender, y suelen ser humildes (Mat. 18:1-3). Por eso, los padres que actúan con sabiduría se esfuerzan para que sus hijos pequeños aprendan la verdad y la amen de corazón (2 Tim. 3:14, 15). Claro, para conseguirlo, los padres tienen que demostrar primero que ellos mismos tienen la verdaden su corazón, que es su forma de vida. Si hacen eso, sus hijos no solo oyen la verdad, sino que la viven. Además, aprenden a ver la disciplina de sus padres como una muestra de cariño que revela el amor de Jehová. Si nos sometemos humildemente todos los días a la voluntad de Jehová, seremos muy deseables a sus ojos, tal como lo fue el profeta Daniel (Dan. 10:11, 19). Es más, Jehová continuará moldeándonos con la ayuda de su Palabra, su espíritu y su organización. w16.06 2:14, 17

(Mateo 18:4)  Por eso, cualquiera que se humille como este niñito, es el mayor en el reino de los cielos;
(Mateo 18:1-3) En aquella hora se acercaron los discípulos a Jesús y dijeron: “¿Quién, realmente, es mayor en el reino de los cielos?”. 2 De modo que, llamando a sí a un niñito, lo puso en medio de ellos 3 y dijo: “Verdaderamente les digo: A menos que ustedes se vuelvan y lleguen a ser como niñitos, de ninguna manera entrarán en el reino de los cielos.
(2 Timoteo 3:14, 15)  Tú, sin embargo, continúa en las cosas que aprendiste y fuiste persuadido a creer, sabiendo de qué personas las aprendiste, 15 y que desde la infancia has conocido los santos escritos, que pueden hacerte sabio para la salvación mediante la fe relacionada con Cristo Jesús.
(Daniel 10:11)  Y procedió a decirme:“Oh Daniel, hombre muy deseable, ten entendimiento en las palabras que te hablo, y ponte de pie donde estabas parado, porque ahora he sido enviado a ti”. Y cuando él habló conmigo esta palabra, sí me puse de pie, retemblando.
(Daniel 10:19)  Entonces dijo: “No tengas miedo, oh hombre muy deseable. Ten paz. Sé fuerte, sí, sé fuerte”. Y tan pronto como habló conmigo ejercí mi fuerza y finalmente dije: “Hable mi señor, porque me has fortalecido”.


14. ¿Qué deben hacer los padres si quieren tener buenos resultados al moldear a sus hijos?
14 A la mayoría de los niños les gusta aprender, y suelen ser humildes (Mat. 18:1-4). Por eso, los padres que actúan con sabiduría se esfuerzan para que sus hijos pequeños aprendan la verdad y la amen de corazón (2 Tim. 3:14, 15). Claro, para conseguirlo, los padres tienen que demostrar primero que ellos mismos tienen la verdaden su corazón, que es su forma de vida. Si hacen eso, sus hijos no solo oyen la verdad, sino que la viven. Además, aprenden a ver la disciplina de sus padres como una muestra de cariño que revela el amor de Jehová.


17. a) ¿Por qué debemos someternos siempre a la voluntad de Jehová? b) ¿Cómo nos beneficiará hacerlo?
17 Isaías profetizó que, al final del exilio, los judíos arrepentidos reconocerían lo siguiente: “Oh Jehová, tú eres nuestro Padre. Nosotros somos el barro, y tú eres nuestro Alfarero; y todos somos la obra de tu mano”. En aquel tiempo le rogarían a Dios: “No te acuerdes para siempre de nuestro error. Mira, ahora, por favor: todos somos pueblo tuyo” (Is. 64:8, 9). Si nosotros también nos sometemos humildemente todos los días a la voluntad de Jehová, seremos muy deseables a sus ojos, tal como lo fue el profeta Daniel. Es más, Jehová continuará moldeándonos con la ayuda de su Palabra, su espíritu y su organización para que un día podamos estar en pie delante de él como sus hijos perfectos (Rom. 8:21).

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.