lunes, 18 de junio de 2018

Texto Diario lunes, 18 de junio de 2018

Texto Diario lunes, 18 de junio de 2018


El 1 de enero nos pusimos la meta de leer la biblia en un año siguiendo el programa publicado en La Atalaya de 1 de agosto de 2009, en el articulo ¿Escuchamos a Dios todos los días?
¿Sigues la lectura diariamente? Excelente! Es una de las mejores metas que nos podemos poner tanto individualmente como en familia.
Si no la sigues ¿Porque no te animas y nos acompañas? Mañana día 19 de junio es un buen momento para empezar porque se inicia la lectura de los Salmos,  tan beneficiosos y animadores para todos nosotros.
Para facilitar la lectura desde cualquier dispositivo conectado a Internet tienes en tjutil.com la opción de lectura bíblica anual disponible en distintos idiomas.
Comparte esta meta con otros hermanos de la congregación y disfrutar de la lectura de la biblia todos los días.

Ocúpense en orar en toda ocasión (Efes. 6:18).
Debemos sentirnos agradecidos a Jehová por usar su espíritu santo para revelarnos la verdad y para permitir que ejerzamos fe en las buenas nuevas, ¿no es cierto? (Luc. 10:21). Nunca deberíamos dejar de darle las gracias por atraernos a sí mismo mediante su Hijo, el “Agente Principal y Perfeccionador de nuestra fe” (Heb. 12:2). Para demostrar que valoramos esa bondad inmerecida, tenemos que seguir fortaleciendo la fe mediante la oración y el estudio de su Palabra (1 Ped. 2:2). Debemos seguir ejerciendo fe en las promesas de Jehová y hacerlo de formas que los demás puedan ver claramente. Por ejemplo, predicamos el Reino de Dios y hacemos discípulos. También hacemos “lo que es bueno para con todos, pero especialmente para con los que están relacionados con nosotros en la fe” (Gál. 6:10). Y nos esforzamos por quitarnos “la vieja personalidad con sus prácticas” (Col. 3:5, 8-10). w16.10 4:11, 12

(Efesios 6:18)  mientras que, con toda forma de oración y ruego, se ocupan en orar en toda ocasión en espíritu. Y, con ese fin, manténganse despiertos con toda constancia y con ruego a favor de todos los santos,
(Lucas 10:21)  En aquella misma hora se llenó de gran gozo en el espíritu santo, y dijo: “Te alabo públicamente, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido cuidadosamente estas cosas de los sabios e intelectuales y las has revelado a los pequeñuelos. Sí, oh Padre, porque el hacerlo así vino a ser la manera aprobada por ti.
(Hebreos 12:2)  mirando atentamente al Agente Principal y Perfeccionador de nuestra fe, Jesús. Por el gozo que fue puesto delante de él aguantó un madero de tormento, despreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios.
(1 Pedro 2:2)  [y,] como criaturas recién nacidas, desarrollen el anhelo por la leche no adulterada que pertenece a la palabra, para que mediante ella crezcan a la salvación,
(Gálatas 6:10)  Realmente, pues, mientras tengamos tiempo favorable para ello, obremos lo que es bueno para con todos, pero especialmente para con los que están relacionados con [nosotros] en la fe.
(Colosenses 3:5)  Amortigüen, por lo tanto, los miembros de su cuerpo que están sobre la tierra en cuanto a fornicación, inmundicia, apetito sexual, deseo perjudicial y codicia, que es idolatría.
(Colosenses 3:8-10)  Pero ahora realmente deséchenlas todas de ustedes: ira, cólera, maldad, habla injuriosa y habla obscena de su boca. 9 No estén mintiéndose unos a otros. Desnúdense de la vieja personalidad con sus prácticas, 10 y vístanse de la nueva [personalidad], que mediante conocimiento exacto va haciéndose nueva según la imagen de Aquel que la ha creado,


11. ¿Cómo demostramos que estamos agradecidos por conocer la verdad?
11 Debemos sentirnos agradecidos a Jehová por usar su espíritu santo para revelarnos la verdad y para permitir que ejerzamos fe en las buenas nuevas, ¿no es cierto? (Lea Lucas 10:21). Nunca deberíamos dejar de darle las gracias por atraernos a sí mismo mediante su Hijo, el “Agente Principal y Perfeccionador de nuestra fe” (Heb. 12:2). Para demostrar que valoramos esa bondad inmerecida, tenemos que seguir fortaleciendo la fe mediante la oración y el estudio de su Palabra (Efes. 6:18; 1 Ped. 2:2).
Demuestre su fe predicando las buenas nuevas en toda oportunidad. (Vea el párrafo 12).
12. ¿De qué maneras tenemos que ejercer fe?
12 Debemos seguir ejerciendo fe en las promesas de Jehová y hacerlo de formas que los demás puedan ver claramente. Por ejemplo, predicamos el Reino de Dios y hacemos discípulos. También hacemos “lo que es bueno para con todos, pero especialmente para con los que están relacionados con nosotros en la fe” (Gál. 6:10). Y nos esforzamos por quitarnos “la vieja personalidad con sus prácticas” para así evitar todo lo que puede debilitarnos espiritualmente (Col. 3:5, 8-10).

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.