lunes, 4 de junio de 2018

texto diario lunes 4 junio El hombre dado a la cólera suscita contiendas, y cualquiera dispuesto a la furia tiene muchas transgresiones (Prov. 29:22).


El hombre dado a la cólera suscita contiendas, y cualquiera dispuesto a la furia tiene muchas transgresiones (Prov. 29:22).Texto Diario lunes, 4 de junio de 2018
El mundo está lleno de personas que manifiestan un espíritu de independencia. Y eso fomenta el orgullo, el egoísmo y la competitividad. Todos los que se dejan contagiar por esta actitud le están dando la razón a Satanás, quien afirma que lo más inteligente es que cada uno busque sus propios intereses sin preocuparse por los demás (Gén. 3:1-5). Esa forma de actuar es egoísta y provoca enfrentamientos. En cambio, Jesús enseñó a sus discípulos a buscar la paz aunque eso pareciera ir en contra de sus propios intereses. En el Sermón del Monte les dio muy buenos consejos para resolver desacuerdos y evitar conflictos. Por ejemplo, los instó a que fueran apacibles, buscaran la paz, se libraran de sentimientos que pueden llevar a la ira, resolvieran rápidamente las diferencias y amaran a sus enemigos (Mat. 5:5, 9, 22, 25, 44). w16.05 1:4, 5

(Proverbios 29:22)  El hombre dado a la cólera suscita contiendas, y cualquiera dispuesto a la furia tiene muchas transgresiones.
(Génesis 3:1-5) Ahora bien, la serpiente resultó ser la más cautelosa de todas las bestias salvajes del campo que Jehová Dios había hecho. De modo que empezó a decir a la mujer: “¿Es realmente el caso que Dios ha dicho que ustedes no deben comer de todo árbol del jardín?”. 2 Ante esto, la mujer dijo a la serpiente: “Del fruto de los árboles del jardín podemos comer. 3 Pero en cuanto a [comer] del fruto del árbol que está en medio del jardín, Dios ha dicho: ‘No deben comer de él, no, no deben tocarlo para que no mueran’”. 4 Ante esto, la serpiente dijo a la mujer: “Positivamente no morirán. 5 Porque Dios sabe que en el mismo día que coman de él tendrán que abrírseles los ojos y tendrán que ser como Dios, conociendo lo bueno y lo malo”.
(Mateo 5:5)  ”Felices son los de genio apacible, puesto que ellos heredarán la tierra.
(Mateo 5:9)  ”Felices son los pacíficos, puesto que a ellos se les llamará ‘hijos de Dios’.
(Mateo 5:22)  Sin embargo, yo les digo que todo el que continúe airado con su hermano será responsable al tribunal de justicia; pero quienquiera que se dirija a su hermano con una palabra execrable de desdén será responsable al Tribunal Supremo; mientras que quienquiera que diga: ‘¡Despreciable necio!’, estará expuesto al Gehena de fuego.
(Mateo 5:25)  ”Ocúpate en arreglar prestamente los asuntos con el que se queja contra ti en juicio, mientras estás con él en camino hacia allá, no sea que el querellante te entregue al juez, y el juez al servidor del tribunal, y seas echado en prisión.
(Mateo 5:44)  Sin embargo, yo les digo: Continúen amando a sus enemigos y orando por los que los persiguen;


4. a) ¿Qué forma de pensar se ha esparcido por el mundo? b) ¿Cuál ha sido el resultado?
Satanás es el principal responsable de que haya tantos conflictos y desacuerdos. En el jardín de Edén dio a entender que cada uno puede y debe decidir por sí mismo lo que está bien y lo que está mal, sin tener en cuenta a Dios (Gén. 3:1-5). Está claro qué resultados ha tenido esa forma de pensar. El mundo está lleno de personas que manifiestan un espíritu de independencia. Y eso fomenta el orgullo, el egoísmo y la competitividad. Todos los que se dejan contagiar por esta actitud le están dando la razón a Satanás, quien afirma que lo más inteligente es que cada uno busque sus propios intereses sin preocuparse por los demás. Esa forma de actuar es egoísta y provoca enfrentamientos. La Biblia nos recuerda que el hombre que se enoja fácilmente hace que surjan peleas y comete muchos pecados (Prov. 29:22).
5. ¿Qué consejos dio Jesús para resolver los desacuerdos?
En cambio, Jesús enseñó a sus discípulos a buscar la paz aunque eso pareciera ir en contra de sus propios intereses. En el Sermón del Monte les dio muy buenos consejos para resolver desacuerdos y evitar conflictos. Por ejemplo, los instó a que fueran apacibles, buscaran la paz, se libraran de sentimientos que pueden llevar a la ira, resolvieran rápidamente las diferencias y amaran a sus enemigos (Mat. 5:5, 9, 22, 25, 44).

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.