miércoles, 27 de junio de 2018

Texto Diario miércoles, 27 de junio de 2018 Va a haber resurrección así de justos como de injustos (Hech. 24:15).

Texto Diario miércoles, 27 de junio de 2018

Va a haber resurrección así de justos como de injustos (Hech. 24:15).
Jehová no quiere que las personas mueran, sino que vivan. Como es “la fuente de la vida”, se convierte en el Padre de todos los que resuciten (Sal. 36:9). Por eso, es muy apropiado que Jesús nos enseñara a decir en oración: “Padre nuestro que estás en los cielos” (Mat. 6:9). Jehová le ha dado a Jesús un importante papel en la resurrección (Juan 6:40, 44). En el Paraíso, Cristo lo cumplirá al actuar como “la resurrección y la vida” (Juan 11:25). Jehová no es generoso solo con unos pocos privilegiados. Jesús dijo: “Cualquiera que hace la voluntad de Dios, este es mi hermano y hermana y madre” (Mar. 3:35). Dios desea que una innumerable “gran muchedumbre” de todas las naciones, tribus y lenguas lleguen a ser sus siervos. Quienes ejercen fe en el rescate de Cristo y hacen la voluntad de Jehová pueden estar entre los que claman con voz fuerte: “La salvación se la debemos a nuestro Dios, que está sentado en el trono, y al Cordero” (Rev. 7:9, 10). w17.02 2:10, 11

(Hechos 24:15)  y tengo esperanza en cuanto a Dios, esperanza que estos mismos también abrigan, de que va a haber resurrección así de justos como de injustos.
(Salmo 36:9)  Porque contigo está la fuente de la vida;por luz de ti podemos ver luz.
(Mateo 6:9)  ”Ustedes, pues, tienen que orar de esta manera:”‘Padre nuestro [que estás] en los cielos, santificado sea tu nombre.
(Juan 6:40)  Porque esta es la voluntad de mi Padre: que todo el que contempla al Hijo y ejerce fe en él tenga vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día”.
(Juan 6:44)  Nadie puede venir a mí a menos que el Padre, que me envió, lo atraiga; y yo lo resucitaré en el último día.
(Juan 11:25)  Jesús le dijo: “Yo soy la resurrección y la vida. El que ejerce fe en mí, aunque muera, llegará a vivir;
(Marcos 3:35)  Cualquiera que hace la voluntad de Dios, este es mi hermano y hermana y madre”.
(Revelación 7:9, 10)  Después de estas cosas vi, y, ¡miren!, una gran muchedumbre, que ningún hombre podía contar, de todas las naciones y tribus y pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos de largas ropas blancas; y había ramas de palmera en sus manos. 10 Y siguen clamando con voz fuerte, y dicen: “La salvación [se la debemos] a nuestro Dios, que está sentado en el trono, y al Cordero”.


10. ¿Cómo beneficiará el rescate a las personas que han muerto?
10 Miles de millones han muerto sin la oportunidad de conocer y servir a Jehová. ¿Qué pasará con ellos? El rescate abre la puerta para que resuciten. Nuestro cariñoso Padre celestial les devolverá la vida y les dará la oportunidad de aprender sobre su propósito y de recibir la vida eterna (Hech. 24:15). Jehová no quiere que las personas mueran, sino que vivan. Como es “la fuente de la vida”, se convierte en el Padre de todos los que resuciten (Sal. 36:9). Por eso, es muy apropiado que Jesús nos enseñara a decir en oración: “Padre nuestro que estás en los cielos” (Mat. 6:9). Jehová le ha dado a Jesús un importante papel en la resurrección (Juan 6:40, 44). En el Paraíso, Cristo lo cumplirá al actuar como “la resurrección y la vida” (Juan 11:25).
11. ¿Cuál es la voluntad de Dios para la “gran muchedumbre”?
11 Jehová no es generoso solo con unos pocos privilegiados. Jesús dijo: “Cualquiera que hace la voluntad de Dios, este es mi hermano y hermana y madre” (Mar. 3:35). Dios desea que una innumerable “gran muchedumbre” de todas las naciones, tribus y lenguas lleguen a ser sus siervos. Quienes ejercen fe en el rescate de Cristo y hacen la voluntad de Jehová pueden estar entre los que claman con voz fuerte: “La salvación se la debemos a nuestro Dios, que está sentado en el trono, y al Cordero” (Rev. 7:9, 10).

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.