domingo, 3 de junio de 2018

Texto Diario sábado, 2 de junio de 2018 El que tenga oído, oiga lo que el espíritu dice a las congregaciones (Rev. 2:7).

Texto Diario sábado, 2 de junio de 2018

El que tenga oído, oiga lo que el espíritu dice a las congregaciones (Rev. 2:7).
Jesús usa el espíritu santo para dirigir a la congregación cristiana. Y nosotros necesitamos ese espíritu, pues nos ayuda a resistir las tentaciones, a tomar buenas decisiones y a ser valientes y estar preparados para predicar. Por eso, aprovechemos todas las oportunidades que tengamos —entre ellas, las reuniones— para recibir ese espíritu. En muchas de nuestras reuniones se repasa el cumplimiento de las profecías de la Biblia. Eso nos convence aún más de que se cumplirán las promesas de Jehová para el futuro. Por supuesto, no solo nos animan los hermanos que hablan desde la plataforma. Los que ofrecen comentarios y cantan con entusiasmo también lo hacen (1 Cor. 14:26). Además, cuando hablamos con los hermanos antes y después de las reuniones, nos sentimos renovados y parte de una familia (1 Cor. 16:17, 18). w16.04 3:6, 7

(Revelación 2:7)  El que tenga oído, oiga lo que el espíritu dice a las congregaciones: Al que venza, le concederé comer del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios’.
(1 Corintios 14:26)  ¿Qué ha de hacerse, pues, hermanos? Cuando ustedes se juntan, uno tiene un salmo, otro tiene una enseñanza, otro tiene una revelación, otro tiene una lengua, otro tiene una interpretación. Efectúense todas las cosas para edificación.
(1 Corintios 16:17, 18)  Pero me regocijo por la presencia de Estéfanas y de Fortunato y de Acaico, porque ellos han compensado por la ausencia de ustedes. 18 Porque han refrescado mi espíritu y el de ustedes. Por lo tanto, reconozcan a hombres de esa clase.


6. ¿Cómo nos animan y fortalecen las reuniones?
Las reuniones nos animan. El mundo en que vivimos puede desgastarnos mental, emocional y espiritualmente. En cambio, las reuniones nos animan y fortalecen (lea Hechos 15:30-32). En muchas de ellas se repasa el cumplimiento de las profecías de la Biblia. Eso nos convence aún más de que se cumplirán las promesas de Jehová para el futuro. Por supuesto, no solo nos animan los hermanos que hablan desde la plataforma. Los que ofrecen comentarios y cantan con entusiasmo también lo hacen (1 Cor. 14:26). Además, cuando hablamos con los hermanos antes y después de las reuniones, nos sentimos renovados y parte de una familia (1 Cor. 16:17, 18).
7. ¿Por qué es tan importante estar en las reuniones?
En las reuniones, el espíritu santo influye en nosotros. Cuando Jesucristo ya había regresado al cielo, dijo: “El que tenga oído, oiga lo que el espíritu dice a las congregaciones” (Rev. 2:7). En efecto, Jesús usa el espíritu santo para dirigir a la congregación cristiana. Y nosotros necesitamos ese espíritu, pues nos ayuda a resistir las tentaciones, a tomar buenas decisiones y a ser valientes y estar preparados para predicar. Por eso, aprovechemos todas las oportunidades que tengamos —entre ellas, las reuniones— para recibir ese espíritu

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.