jueves, 7 de junio de 2018

Viernes 8 de junio He hallado a David hijo de Jesé, varón agradable a mi corazón (Hech. 13:22).

Viernes 8 de junio

He hallado a David hijo de Jesé, varón agradable a mi corazón (Hech. 13:22).
Jehová amaba a David y lo consideraba un hombre “agradable a su corazón” (1 Sam. 13:13, 14). Pero después David cometió adulterio con Bat-seba, que quedó embarazada. Eso ocurrió mientras su esposo, Urías, estaba fuera sirviendo en el ejército. Cuando Urías regresó unos días a su casa, David intentó que tuviera relaciones sexuales con Bat-seba. Así parecería que Urías era el padre del niño. Pero como Urías no le hizo caso, David mandó que se le diera muerte en la batalla. David pagó muy caro el crimen que cometió: él y su familia sufrieron muchas desgracias (2 Sam. 12:9-12). Aun así, Jehová mostró misericordia a este hombre que le sirvió “con integridad de corazón” prácticamente durante toda su vida (1 Rey. 9:4). Si hubiéramos vivido en ese tiempo, ¿cómo habríamos reaccionado? ¿Nos habría hecho tropezar su mala conducta? w16.06 4:7

(Hechos 13:22)  Y después de removerlo, les levantó a David como rey, acerca de quien dio testimonio y dijo: ‘He hallado a David hijo de Jesé, varón agradable a mi corazón, que hará todas las cosas que yo deseo’.
(1 Samuel 13:13, 14)  En esto Samuel dijo a Saúl: “Has obrado tontamente. No has guardado el mandamiento de Jehová tu Dios que él te mandó, porque, si lo hubieras guardado, Jehová hubiera hecho firme tu reino sobre Israel hasta tiempo indefinido. 14 Y ahora tu reino no durará. Jehová ciertamente se hallará un hombre agradable a su corazón; y Jehová lo comisionará como caudillo sobre su pueblo, porque tú no guardaste lo que Jehová te mandó”.
(2 Samuel 12:9-12)  ¿Por qué despreciaste la palabra de Jehová, haciendo lo que es malo a sus ojos? A Urías el hitita lo derribaste a espada, y a su esposa la tomaste por esposa tuya, y a él lo mataste por la espada de los hijos de Ammón. 10 Y ahora una espada no se apartará de tu propia casa hasta tiempo indefinido, como consecuencia del hecho de que me despreciaste de modo que tomaste a la esposa de Urías el hitita para que llegara a ser tu esposa’. 11 Esto es lo que ha dicho Jehová: ‘Aquí estoy levantando contra ti calamidad procedente de tu propia casa; y ciertamente tomaré a tus esposas ante tus mismos ojos y las daré a tu semejante, y él ciertamente se acostará con tus esposas ante los ojos de este sol. 12 Mientras que tú mismo obraste en secreto, yo, por mi parte, haré esta cosa enfrente de todo Israel y enfrente del sol’”.
(1 Reyes 9:4)  Y tú, si andas delante de mí, tal como anduvo David tu padre, con integridad de corazón y con rectitud, haciendo conforme a todo lo que te he mandado, y guardas mis disposiciones reglamentarias y mis decisiones judiciales,


7. a) ¿Qué pecado grave cometió David? b) ¿Qué hizo Dios al respecto?
Jehová amaba a David y lo consideraba un hombre “agradable a su corazón” (1 Sam. 13:13, 14; Hech. 13:22). Pero después David cometió adulterio con Bat-seba, que quedó embarazada. Eso ocurrió mientras su esposo, Urías, estaba fuera sirviendo en el ejército. Cuando Urías regresó unos días a su casa, David intentó que tuviera relaciones sexuales con Bat-seba. Así parecería que Urías era el padre del niño. Pero como Urías no le hizo caso, David mandó que se le diera muerte en la batalla. David pagó muy caro el crimen que cometió: él y su familia sufrieron muchas desgracias (2 Sam. 12:9-12). Aun así, Jehová mostró misericordia a este hombre que le sirvió “con integridad de corazón” prácticamente durante toda su vida (1 Rey. 9:4). Si hubiéramos vivido en ese tiempo, ¿cómo habríamos reaccionado? ¿Nos habría hecho tropezar su mala conducta?

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.