martes, 17 de julio de 2018

Texto Diario martes, 17 de julio de 2018 Día y noche lee en su ley en voz baja (Sal. 1:2).

Texto Diario martes, 17 de julio de 2018

Día y noche lee en su ley en voz baja (Sal. 1:2).
Jehová nos ha suministrado toda su Palabra, la Biblia, para que nuestra fe sea fuerte. Debemos tener la costumbre de leerla, si es posible todos los días, para ser felices y tener éxito (Sal. 1:1-3; Hech. 17:11). Además, es necesario que meditemos constantemente en las promesas de Dios y seamos obedientes a sus normas, igual que hicieron sus siervos precristianos. Otra bendición de Jehová es el suministro abundante de alimento espiritual mediante “el esclavo fiel y discreto” (Mat. 24:45). Por tanto, si atesoramos lo que él nos enseña mediante este alimento, seremos como los ejemplos de fe de tiempos antiguos, que tenían una “expectativa segura”: la esperanza del Reino (Heb. 11:1). La oración también fue esencial para que los testigos de Jehová de tiempos precristianos tuvieran una fe fuerte. Y su fe se fortalecía más al ver la respuesta de Dios a sus oraciones (Neh. 1:4, 11; Sal. 34:4, 15, 17; Dan. 9:19-21). w16.10 3:7, 8

(Salmo 1:2)  Antes bien, su deleite está en la ley de Jehová,y día y noche lee en su ley en voz baja.
(Salmo 1:1-3) Feliz es el hombre que no ha andado en el consejo de los inicuos,y en el camino de los pecadores no se ha parado,y en el asiento de los burladores no se ha sentado.  2 Antes bien, su deleite está en la ley de Jehová,y día y noche lee en su ley en voz baja.  3 Y ciertamente llegará a ser como un árbol plantado al lado de corrientes de agua,que da su propio fruto en su estacióny cuyo follaje no se marchita,y todo lo que haga tendrá éxito.
(Hechos 17:11)  Ahora bien, estos eran de disposición más noble que los de Tesalónica, porque recibieron la palabra con suma prontitud de ánimo, y examinaban con cuidado las Escrituras diariamente en cuanto a si estas cosas eran así.
(Mateo 24:45)  ”¿Quién es, verdaderamente, el esclavo fiel y discreto a quien su amo nombró sobre sus domésticos, para darles su alimento al tiempo apropiado?
(Hebreos 11:1) Fe es la expectativa segura de las cosas que se esperan, la demostración evidente de realidades aunque no se contemplen.
(Nehemías 1:4)  Y aconteció que, tan pronto como oí estas palabras, me senté y me puse a llorar y me di al duelo por días, y de continuo estuve ayunando y orando ante el Dios de los cielos.
(Nehemías 1:11)  ¡Ah!, Jehová, por favor, deja que tu oído se ponga atento a la oración de tu siervo y a la oración de tus siervos que se deleitan en temer tu nombre; y, por favor, otorga éxito a tu siervo hoy, sí, y hazlo objeto de piedad ante este hombre”. Ahora bien, yo mismo estaba de copero del rey.
(Salmo 34:4)  Inquirí de Jehová, y él me contestó,y de todos mis sustos él me libró.
(Salmo 34:15)  Los ojos de Jehová están hacia los justos,y sus oídos están hacia su clamor por ayuda.
(Salmo 34:17)  Clamaron, y Jehová mismo oyó,y de todas sus angustias los libró.
(Daniel 9:19-21)  Oh Jehová, sí oye. Oh Jehová, sí perdona. Oh Jehová, sí presta atención y actúa. No tardes, por causa de ti mismo, oh Dios mío, porque tu propio nombre ha sido llamado sobre tu ciudad y sobre tu pueblo”. 20 Mientras yo todavía estaba hablando y orando y confesando mi pecado y el pecado de mi pueblo Israel y dejando que mi petición de favor cayera delante de Jehová mi Dios en cuanto a la santa montaña de mi Dios, 21 y [mientras] todavía estaba hablando en la oración, pues, el hombre Gabriel, a quien había visto en la visión al comienzo, habiendo quedado rendido de cansancio, estaba llegando junto a mí al tiempo de la ofrenda de la dádiva de la tarde.


7. ¿Qué nos ha suministrado Jehová para que lleguemos a tener una fe fuerte, y qué debemos hacer nosotros?
Jehová nos ha suministrado toda su Palabra, la Biblia, para que nuestra fe sea fuerte. Debemos tener la costumbre de leerla, si es posible todos los días, para ser felices y tener éxito (Sal. 1:1-3; lea Hechos 17:11). Además, es necesario que meditemos constantemente en las promesas de Dios y seamos obedientes a sus normas, igual que hicieron sus siervos precristianos. Otra bendición de Jehová es el suministro abundante de alimento espiritual mediante “el esclavo fiel y discreto” (Mat. 24:45). Por tanto, si atesoramos lo que él nos enseña mediante este alimento, seremos como los ejemplos de fe de tiempos antiguos, que tenían una “expectativa segura”: la esperanza del Reino.
8. ¿Cómo nos fortalece la fe orar?
La oración también fue esencial para que los testigos de Jehová de tiempos precristianos tuvieran una fe fuerte. Y su fe se fortalecía más al ver la respuesta de Dios a sus oraciones (Neh. 1:4, 11; Sal. 34:4, 15, 17; Dan. 9:19-21). Nosotros también podemos desahogarnos con Jehová contándole todo lo que nos preocupa, seguros de que nos escuchará y nos dará fuerzas para aguantar con gozo. Y nuestra fe se fortalecerá al ver cómo nos responde (lea 1 Juan 5:14, 15). Puesto que la fe es un aspecto del fruto del espíritu, tenemos que hacer tal como nos exhortó Jesús y seguir pidiendo el espíritu de Dios (Luc. 11:9, 13).

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.