miércoles, 8 de agosto de 2018

Texto Diario miércoles, 8 de agosto de 2018 Enséñenles a observar todas las cosas que yo les he mandado. Y, ¡miren!, estoy con ustedes todos los días hasta la conclusión del sistema de cosas (Mat. 28:20).

Texto Diario miércoles, 8 de agosto de 2018

Enséñenles a observar todas las cosas que yo les he mandado. Y, ¡miren!, estoy con ustedes todos los días hasta la conclusión del sistema de cosas (Mat. 28:20).
Jesús tenía buenas razones para confiar en Jehová y en su pueblo, y nosotros también las tenemos. Desde luego, es impresionante ver las cosas que Jehová está logrando con sus siervos en los últimos días. Nadie más está predicando la verdad por todo el mundo, pues otros grupos no cuentan con la guía que Jehová está dando a la congregación cristiana, que le sirve en unidad. Isaías 65:14 describe la condición espiritual que tendría el pueblo de Dios: “¡Miren! Mis propios siervos clamarán gozosamente a causa de la buena condición de corazón”. Los siervos de Dios están felices de poder hacer cosas buenas gracias a la guía de Jehová. En cambio, el mundo de Satanás se lamenta, por decirlo así, porque las condiciones mundiales cada vez están peor. Tenemos que seguir siendo leales a Jehová y a su dirección. w16.06 4:10-12

(Mateo 28:20)  enseñándoles a observar todas las cosas que yo les he mandado. Y, ¡miren!, estoy con ustedes todos los días hasta la conclusión del sistema de cosas”.
(Isaías 65:14)  ¡Miren! Mis propios siervos clamarán gozosamente a causa de la buena condición de corazón, pero ustedes mismos darán alaridos a causa del dolor de corazón y aullarán a causa de puro quebranto de espíritu.


10. ¿Qué comprendió Jesús sobre los errores de Judas Iscariote y Pedro?
10 En la Biblia encontramos relatos de siervos de Dios que se mantuvieron leales a Jehová y a su pueblo a pesar de que hubo personas a su alrededor que cometieron errores graves. Por ejemplo, después de pasar la noche orando, Jesús eligió a los 12 apóstoles. Uno de ellos fue Judas Iscariote, quien acabó traicionándolo. Sin embargo, Jesús no permitió que eso estorbara la relación que tenía con su Padre, Jehová. Y tampoco lo permitió cuando Pedro negó conocerlo (Luc. 6:12-16; 22:2-6, 31, 32). Jesús sabía que ni Jehová ni su pueblo eran culpables de lo que habían hecho estos hombres. Él siguió realizando la obra maravillosa que Dios le había encargado, aunque algunos de sus discípulos lo decepcionaron en alguna ocasión. Jehová lo recompensó cuando lo resucitó, y así abrió el camino para que llegara a ser Rey del Reino de Dios (Mat. 28:7, 18-20).
11. ¿Qué predijo la Biblia sobre los siervos de Dios que vivieran en la actualidad?
11 Jesús tenía buenas razones para confiar en Jehová y en su pueblo, y nosotros también las tenemos. Desde luego, es impresionante ver las cosas que Jehová está logrando con sus siervos en los últimos días. Nadie más está predicando la verdad por todo el mundo, pues otros grupos no cuentan con la guía que Jehová está dando a la congregación cristiana, que le sirve en unidad. Isaías 65:14 describe la condición espiritual que tendría el pueblo de Dios: “¡Miren! Mis propios siervos clamarán gozosamente a causa de la buena condición de corazón”.
12. ¿Cómo debemos ver los errores de los demás?
12 Los siervos de Dios están felices de poder hacer cosas buenas gracias a la guía de Jehová. En cambio, el mundo de Satanás se lamenta, por decirlo así, porque las condiciones mundiales cada vez están peor. Claro, no sería razonable ni acertado culpar a Jehová o a la congregación por los errores que cometan unos pocos. Tenemos que seguir siendo leales a Jehová y a su dirección, y aprender cómo debemos ver los errores de los demás y cómo reaccionar cuando alguien se equivoca.

Macpela.

Macpela.
casa de los patriarcas.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Jehová es mi pastor y nada me faltara.